Aguaturbia y su viaje en el tiempo en el Festival Legalize

Por lo mismo, era obligatorio tener a Aguaturbia, banda chilena que nos trajo a Jefferson Airplane hasta nuestras salas locales, y responsable de momentos épicos de la historia incipiente del rock nacional. Su show fue una muestra de eso: una descarga potente en formato power cuarteto, con el gran Carlos Corales demostrando su maestría en las seis cuerdas.

Varios asistentes con túnicas multicolores se mostraron a gusto. Es como vivir ese festival grande y libre a-la-woodstock que nunca se vivió en forma (no contemos a Piedra Roja), con los detalles positivos de los nuevos tiempos: hay patio de comidas, con gran variedad en platos vegetarianos y sándwiches y chorpianes, baños y con una buena amplificación de sonido.

Un grato ambiente, como un picnic dominical se vive en estas horas en el Espacio Broadway, donde aún quedan residuos del Primavera Fauna del día anterior.

Artículo anterior

Un caluroso inicio tiene el Festival Legalize 2014

Siguiente artículo

Con atrasos y manos en alto continúa el Festival Legalize

Artículos relacionados