C Tangana y su cierre de tour en Chile: ¿Cuándo sale el DVD?

Siento que le quedé debiendo plata, pienso mientras veo el escenario del Movistar Arena por una veintena de personas que brindan, cantan y disfrutan al ritmo de las guitarras flamencas, en una fiesta eterna que se extendió por 40 fechas en Latinoamérica y España.

Es el cierre de una de las giras mas ambiciosas y atractivas que se han visto en la música pop del último tiempo. El maestro de ceremonias es C Tangana, quien se resta protagonismo a ratos en pos de un show que no para de sorprender.

Parte de la espectacularidad está en las cámaras que captan con ojo clínico los detalles de lo que ocurre en el escenario, apuntando el lente hacia los riffs, los tambores, los movimientos del cantinero borracho y a “Pucho” en primer plano cuando la canción lo pide. Y claro, ayudan a que la experiencia sea más increíble, pero si esta obra musical no fuera tan genial, no servirían de nada.

Algo así como un “Stop Making Sense” (la película de los Talking Heads) en clave latina, con un repertorio que le rinde pleitesía a todos esos sonidos que son parte de la lengua popular de los latinoamericanos desde la primera mitad del siglo XX, con una mano moderna para darles nueva vida, logrando una fusión que ha hecho conectar generaciones, las cuales se hicieron presentes este martes en el recinto de Parque O’Higgins: el clásico “Sabor a mi” fue coreada por menores de 15 años y adultos con la misma pasión.

Aunque el setlist fue el mismo que sus últimas presentaciones, el espíritu de la despedida de un viaje extraordinario de varios meses llenó de emociones todas las interpretaciones, haciéndolas más especiales. Ademas, fue la oportunidad única de ver el show en su integridad, una deuda tras su anterior visita en marzo, en el marco del festival Fauna Otoño, en el que todo se redujo a una hora.

Con un Movistar Arena colmado a tope, gracias a que hubo cancha general (nada de VIP), los grandes momentos se las llevaron las canciones de “El Madrileño”, un álbum que será muy difícil de superar, tanto para el artista como para su público. Hits como “Demasiadas mujeres”, “Comerte entera” y “Tu me dejaste de querer” sonaron potentísimas con todo el estadio coreando, más la fiesta en el escenario que se fue llenando de integrantes del numero equipo de la gira, hasta la propia pareja del cantante.

Si hay algo que puede hacer la diferencia este show al resto de los que pueden caber en la lista de “los mejores conciertos del año”, es que es algo que difícilmente se vuelva a repetir (lamentablemente), junto con el agregado de ser el tour promocional de un disco bueno de principio a fin, que no pasará de moda y que no necesitó de pulseras multicolores para lucirse entre las masas.

Fotografías por Claudia Jaime para Fauna Producciones

Artículo anterior

Así me dicen estrena “Frecuencias (quiero saber)”, el primer adelanto de su EP

Siguiente artículo

Con todo el sabor merenguehouse: Princesa Alba regresa con la explosiva “Ya No Soy Tu Baby”

Artículos relacionados