La Bienvenida de Primavera Sound Santiago: vientos de cambio

Foto: Mila Belén

Luego de dos noches en distintos clubes y locales de Santiago, llegó la hora de la prueba de fuego para Primavera Sound. La Bienvenida marcó la primera jornada del festival español en el Parque Bicentenario de Cerrillos, anticipándose a las próximas dos jornadas que darán cierre a su primera versión.

Lo primero que llama la atención al ingresar al parque es el refuerzo en los controles de acceso, con dos sectores con detector de metales. Ya dentro, se puede observar, tal como lo anticipó el mapa publicado por el propio festival, que los escenarios principales se encuentran enfrentados, a una distancia menor en comparación a Lollapalooza. (Tip para los próximos días: el lado más cercano al palco VIP estuvo más vacío).

Cerca de las 17 horas, en un horario donde el frío ya comenzaba a luchar por el protagonismo, Christina Rosenvinge subió al escenario Santander para celebrar los 30 años de “Que me parta un rayo”, su disco insigne junto a la banda Los Subterráneos. Un público, mayoritariamente sub-35 disfrutó de los éxitos de la española, sentados sobre el pasto sintético o de pie en los primeros metros.

Foto: Mila Belén

Una masa no menor se trasladó hacia el escenario Punto Ticket donde las japonesas Chai dieron el primero de sus dos shows en el Primavera Sound. El neo kawaii se tomó Cerrillos y encantó no solo a sus fanáticos, sino a quienes transitaban cerca y se asombraron por su energía, colorido outfit y los guiños a Daft Punk y las Spice Girls.

Si había un momento para cambiar las bebidas y energéticas por té y café fue para la presentación de Kevin Kaarl. El mexicano entregó una atmósfera serena en medio de una brisa invernal, junto a canciones como “Vámonos a Marte” y “San Lucas”. Todo ese ambiente fue torcido por la energía de los nacionales Fiskales Ad-Hok.

Foto: Gary Go

En paralelo, el escenario Bits recibió a referentes nacionales con Shirel, Aura Bae y Vlntna B que hicieron bailar a quienes decidieron pasar la tarde en ese sector, o paseaban en busca de comida. Los escenarios más alejados, Primavera y Pepsi, estuvieron apagados durante la jornada, siendo activados mañana. Por otro lado, activaciones y espacios de descanso se asomaban a lo largo del parque, mientras que uno de los sectores para beber alcohol recibió al público deseoso de empinar el codo durante la tarde. Sin embargo, no podían salir del sector con trago en mano, lo que decepcionó a algunos.

Finalmente cayó la noche y era el momento de que el dream pop de Beach House. Con su nuevo disco “Once Twice Melody” bajo el brazo, el dúo liderado por Victoria Legrand transformó las sensaciones del parque simulando con luces las estrellas que las nubes y la contaminación lumínica negaron su invitación. Un trance de principio a fin donde “Myth” y la aclamada “Space Song” tomaron la atención y los suspiros de los asistentes.

Foto: Mila Belén

La noche terminaba con el DJ español Talabot, cerrando una primera jornada marcada por el ambiente relajado, acompañado por un ingreso y salida paulatinos de los asistentes. La verdadera prueba de fuego de Primavera Sound Santiago llegará hoy frente a la jornada más vendida, protagonizada por Arctic Monkeys, Lorde y una inminente lluvia que desafiará a la organización.

Artículo anterior

Polter rompe silencio discográfico de 12 años

Siguiente artículo

Primavera Sound Santiago – Sábado: Y la lluvia caerá

Artículos relacionados