Gael: “Me propuse inventar un álbum que fuera el mejor que voy a hacer en toda mi vida”

El cantautor nacional Gael continúa persistiendo en el camino de lograr la canción pop perfecta en cada uno de sus lanzamientos.

“Quitapena” es el último de una serie de singles que vienen mostrando lo que será su próximo álbum, cuyo  espíritu central es conseguir crear una buena colección de himnos en colaboración con varios artistas nacionales.

Cristóbal Briceño (Ases Falsos), Francisco Durán (Los Bunkers), Javier Barría, Angelo Pierattini (Weichafe), Sebastián Aracena (Mon Laferte) y Enzo Vásquez (Los Vásquez) son algunos de los nombres que se asomarán en este trabajo que verá la luz en el 2022.

En tanto, estas creaciones serán parte del repertorio que mostrará en una gira veraniega de cuatro fechas, que comienza esta semana en Tomé (Chame’s, 20 de enero), y seguirá en Concepción, Santiago y Chillán. Como bonus, grabó un show streaming que se puede ver a través de Guarida Sónica Lab.

Para saber más detalles sobre este trabajo, sus planes próximos y sus inquietudes que lo llevaron a crear “Quitapena”, hablamos con su autor.

– ¿En qué etapa está tu próximo disco?

Está casi terminado, estamos viendo algunas colaboraciones que puedan potenciar la narrativa del álbum e invitar más personas que se puedan sumar a participar en las canciones. Tenemos algunas sorpresitas que aún quedan por develar, así que el álbum debería estar saliendo el primer semestre del próximo año.

– ¿Cómo nace “Quitapena”, tu nuevo single?

Quitapena” nació a partir de la búsqueda de un nuevo single que fuera irónico en mi discografía. Quise componer un hit, y la verdad es que es una canción que me tiene muy contento y conforme, creo que es de las mejores canciones que he hecho. Obviamente nació buscando un elixir, un antídoto para la pena, para los estados de infelicidad, a partir de una búsqueda interna de alegría.

– ¿Cuál es tu cercanía con el sonido ‘soft pop’ que le llaman, que tanto marcó a las radios en los 80?

Mira, no me siento con alguna cercanía particular con algún estilo musical, menos con un estilo que, la verdad, desconozco, pero alguna noción estética tengo de lo que sería un “soft pop”. Cuando hablan de ese estilo me imagino algunas canciones y algunos paisajes sonoros, como por ejemplo el que se teje en “Bette Davis Eyes” de Kim Carnes, o lo que podría pasar con “Dreams” de Fleetwood Mac o “Amiga Mía” de Los Prisioneros, Virus, o el entramado del Clics Modernos de Charly García. Particularmente esa estética sonora me apasiona mucho, tuve mucho vínculo en algún punto de mi vida, sobre todo cuando era niño y creo que esa estética se me da sola, de manera fluida y por eso, quizás, vinculan mi música con Soft Pop.

– En tus recientes singles has trabajado con Javier Barría, Francis Durán y hasta el mismo Enzo Vásquez. ¿Como han sido sus papeles en estas piezas?

La verdad, es que este álbum, en este punto de mi vida, en este punto del “cómo enfrentar este oficio” que ha sido muy ingrato estos últimos dos años, oficio de compositor, arreglista y productor musical, ha sido muy difícil, por lo tanto me propuse inventar un álbum que fuera el mejor álbum que voy a hacer en toda mi vida, entonces, si quería hacer el mejor álbum de la vida, tenía que convocar el mejor equipo de la historia.

Entonces, el rol de estas personas ha sido fundamental en esa búsqueda, en encontrar un sonido lo más fidedigno posible a las influencias musicales que he tenido en mi propia historia. ¿Qué mejor que hacer una canción con una tesitura parecida a la de Los Vásquez, que con el mismo compositor de Los Vásquez?. ¿Qué mejor, que hacer algo con influencias de Javier Barría, que con el mismísimo Javier Barría tocando los arreglos?, y así. Ellos brillaron a partir del amor a la música, del respeto, de la complicidad, compañerismo y la buena onda que ha aparecido en esta época tan dura para los músicos y músicas. Se ha generado una suerte de hermandad, de compañerismo. Se cambió ese eje tóxico de la competencia por la colaboración.

– ¿Planeas llevar estas canciones en vivo o aún falta tiempo para eso?

Si claro, estamos planeando, en un inicio, una gira pequeña que contemple Región Metropolitana, Bío Bío, Valparaíso y también contempla la energía que tienen las partidas, los nuevos inicios. La industria musical se hizo pedazos y no podemos estar ajenos a eso, por lo tanto, los conciertos van a volver a ser en bares pequeños y vamos a intentar volver a hacer, poco a poco, los escenarios que ya habíamos conquistado como SCD Bellavista, Anfiteatro Gam, M100, Teatro del Lago, etc. No podemos pensar en retomar una historia que ya no se va a dar con la industria musical en el estado en que está actualmente, sino que creo que es una buena época para partir nuevamente, con energía, y realizar nuevos conciertos, entregándoles lo mejor de nuestra música a la gente.

El detalle de la gira de verano de Gael, a continuación:

Tomé:  20 de enero, 23:00 hrs.
Chame’s (Nogueira 969, Tomé).
Venta de entradas en puerta, desde $3.000.-

Concepción: 21 de enero, 20:00 hrs.
Teatro Bandera Negra (Bandera 1001, Concepción).
Venta de entradas en sistema Passline. Valor: 6.000.

Santiago:  22 de enero, 17:00 hrs.
Klama Bar Cultural (Santa Filomena 17, Barrio Bellavista).
Venta de entradas en sistema Passline. Valor: $5.000.

Chillán: 19 de febrero.
Magnolia Bar (Av. Argentina 255, Chillán)
Venta de entradas: pronto más info.

Artículo anterior

Melodías para sanar: Rosario Alfonso presenta su segundo disco: “De canciones tristes y otras sutilezas”

Siguiente artículo

“Spencer”: una poética fantasía de los días más tristes de Lady Di

Artículos relacionados