El director de La Brígida Orquesta, Gabo Paillao, ahonda detalles de “Antípoda” canción por canción

La materia prima musical nunca deja de brotar, inclusive justo después de un gran lanzamiento como un álbum debut; o por lo menos, así es para Gabo Paillao.

El director de La Brígida Orquesta se cuestionaba qué hacer luego de terminar de grabar Corte Elegante (2018), y las preguntas eran varias: hacia dónde ir, qué estética usar y cómo aplicar las ideas y cosas que ha querido probar en composiciones durante su carrera musical. Pero una de las cosas más importantes en definitiva era el qué diferencia o variación se puede hacer con un formato tan establecido como el de La Brígida, una agrupación de 11 músicos. La respuesta: un EP que empezó como prueba, pero que una vez terminado, culminó como la muestra palpable de que la orquesta está viviendo una metamorfosis.

La dinámica es la misma de antes: Gabo hace pistas y se avanza con las que elige Matiah Chinaski. Sin embargo, el contexto del registro es importante puesto que de ahí surgieron muchas emocionalidades. Paillao narra que las maquetas de Antípoda (2022) ya estaban hace más o menos 3 años y que fue grabada en una larga jornada madrugadora donde todos los instrumentistas estaban enfocados en desapegarse del sonido acústico de la primera placa. De esta manera, y ya sumergidos en el trabajo dentro del estudio, el EP comenzó a grabarse en una cinta análoga que materializaba nuevos sonidos tales como la presencia de sintetizadores, harta distorsión y por sobre todo: muchos colores y texturas.

Para sorpresa de todos, lo nuevo comienza al segundo de darle play al compilado que parte con la manifestación de la cinta. Pero hay mucho más que eso en palabras del director de la banda: “en términos más ambiguos, me parece que el EP tiene una energía diferente a la onda circense -en mi opinión- que tiene el Corte Elegante, que es como medio histriónico. Pero eso es el Corte Elegante, no La Brígida Orquesta porque La Brígida tiene una volada que le permite ir hacia otros lugares también. Creo que lo más importante es justamente eso: que en esta nueva estética aparecen nuevas emocionalidades”.

Respecto a la cantidad de tracks, el músico afirma que: “siempre pensé en 4 o 5 canciones que funcionasen en miras de un LP, Antípoda (2022) es la base y lo que se viene, para mí al menos, es un contraste al Corte Elegante (2018), como que me lo imagino para allá”. Además, en cuanto a los arreglos de vientos, en esta oportunidad participaron Alfredo Tauber en “Memorial” y “Novato” respectivamente, y Aldo Gómez en “De Dioses y otros vicios”.

“Este es un EP transición en el sentido de que la música se está moviendo: se nos presentaron posibilidades que nos gustaron y las tomamos para construir esto, pero lo que viene después no sé si va a parecerse. Al menos marca un camino que va a ser el volver a grabar en cinta y procesar los instrumentos”, cuenta Gabo, antelando que La Brígida no pretende que las musicalidades sigan siendo las mismas, y explicando que por sobre todo el factor importante es la cinta, ya que sino, el sonido en definitiva habría sido otro.

Por estos relatos y más es que Gabo Paillao conversó con LaRata.cl para ahondar en los detalles de cada canción que conforma “Antípoda”. Recomendamos leer la entrevista escuchando EP, así que ponle play y disfruta..


Desde acá

Un día estaba en la casa queriendo hacer un tema para La Brígida y pensé en “Si te busca” para agarrarme de ahí y construir algo porque me gusta lo que sucede con la energía de esa canción. Así nació y el proceso creativo es el mismo de siempre.

La base de acordes son como 4 acordes que le dan vida a todo este movimiento y universo sonoro muy claro. Mi idea siempre fue que aparecieran otros sonidos de teclado y sonidos de batería más raperos, que no fuera acústico. Y de hecho, en el bajo hay un pedal constante que genera una sensación de profundidad y tensión que no cambia; ese pedal está en toda la canción y a veces se mueve un poco pero siempre vuelve, generando -al menos a mí- una especie de transe, como algo muy a tierra.

Para el momento de hacer el arreglo de los vientos estuve todo el día escuchando un concierto de Miles Davis que se llama “Miles Davis y Quincy Jones”, es un concierto de arreglos de Quincy de la música de Miles hecho con orquesta. Es maravilloso, lo veía entero todo el rato entonces quería hacer algo que me rememorara mucho a Miles Davis con la idea de que, si pudiese haber hecho un tema con él, buscar cómo sería. Y así sería.

Para mí la original es esta, esa siempre fue la idea y me gusta mucho más. La versión en Berlín (escúchala aquí) es la versión como de urgencia porque quería grabar allá y me parecía buena idea aprovechar el tema que todavía no habíamos tocado.

Para ver el video de Miles Davis y Quincy Jones al que Gabo se refiere, hace click aquí.


Novato

Algo de novato tenemos, todo el rato. No nos creemos seres definidos de una forma, estamos cambiando constantemente y ese cambio te mantiene en un cierto grado de novatez en ciertos aspectos. Yo nunca creí que en la música ya estaba todo hecho, que es una wea que escuché mucho cuando empecé a hacer música, es un pensamiento muy general el “pa que plantearte hacer algo nuevo si estamos en 2020 y ya se hicieron todas las weas” y creer que ya está, que no hay nada más por aprender o descubrir. Nunca empaticé con ese pensamiento y para mí el crear siempre ha sido generar cosas distintas bajo nuestros propios criterios, tiene que ver del foco desde donde alumbramos.

Fue decisión general que “Novato” sea sencillo, nos parecía un tema entretenido que tiene el sonido del Corte Elegante (2018) y a la vez la grabación moderna de Antípoda (2022), un poco como una muestra amable de lo que estábamos haciendo.

El video lo hicimos con Cristóbal Cisternas de Cuadro Mágico, quien ha trabajado varios videos del Matiah; es hermano de nosotros y nos apaña. Teníamos hace rato ganas de hacer un video y quisimos que nos grabaran en el estudio porque era significativo el proceso de lo que estaba sucediendo ya que el estudio -donde se hizo el trabajo de proceso de efectos, entre otras cosas- estaba tomando un carácter más protagonista en el disco. No teníamos un video así, teníamos ganas también de que fuese en blanco y negro y después se nos ocurrió meter imágenes de la gira de Europa que para nosotros también fue significativo.


Memorial

Si mal no recuerdo cuando estaba haciendo este tema no estaba pensando en La Brígida Orquesta. Tenía la pista y la letra, que habla de mi infancia y cosas bastante personales dentro de una sensación muy emotiva, y cuando se lo mostré al Matiah le gustó caleta.

Tenía ganas de jugar con otra estética y colores, que fuese un poco más moderno desde la producción y por eso aparecen estos efectos y sonidos. En cuanto al groove, a mí me gustan caleta los grooves traperos, me gusta rescatar esas sensaciones rítmicas que no son solo del trap (porque el trap ocupa ciertos elementos, pero no son de ellos) y ocuparlas a nuestra manera para que refresque rítmicamente lo que sucede con la música. También me gusta caleta el beat, está en 6/4 que hace que tenga un movimiento distinto.


De Dioses y otros vicios

Esta es la canción más rara hasta el momento. De hecho como que jugué un poco con los acordes para que fuera muy inestable armónicamente. Por ejemplo, “Novato” está en La bemol menor, que es un tono suave que se mueve por ciertos movimientos armónicos dentro de una escala, entonces entras más fácil. En “De Dioses y otros vicios” es todo más inestable porque no están definidos los acordes de esa forma, están relacionados de otra manera que hace que se genere una sensación de no saber donde estás y eso quería lograr: un sonido medio tétrico, inestable y denso.

Cuando me pongo a hacer un tema, siempre pienso en que el tema por sí solo tenga mucha personalidad y que funcione, sea rapeado o no. Yo creo que eso le otorga -en cierta forma- un dramatismo o una forma de lenguaje que hace que la música te ponga en un estado.


Giros

Este tema lo hice para mí inicialmente (o más que eso, no lo compuse imaginando el formato orquesta), estaba tocando el piano y lo grabé junto al coro hecho por la Gabi (Gabriela Yin) y me gustó como quedó. La cosa es que después le mostré el tema al Matiah y propuso hacerlo para La Brígida diciendo que podría rapearlo y que invitáramos a la Gabi, que es el único feat del EP. Dije que bueno, que apañaba y todo bien; la Gabi feliz de participar.

“Giro sin necesitar motivos más que el vaivén”: para mí esto es que hago música porque no podría hacer otra cosa y no estoy dispuesto a hacer otra cosa. Me dejo llevar por el vaivén de todo lo que tiene que ver con la creatividad porque tengo toda mi energía vital puesta en ella, estoy entregado a ese vaivén y así me lo vivo. “Giros” me lleva todo el rato a una sensación muy flotante, siempre me imaginaba flotando en el aire pero con la sensación de estar en el mar, como que de ahí nace la letra.

Y después el Matiah también se va hacia su propio universo. Cada uno escribe desde su perspectiva, no hacemos letras proponiéndonos algo de qué hablar en particular, todo es mucho más libre y personalmente me gusta mucho que el arte sea así: siempre en la casualidad, el azar y cosas inciertas.


La portada

Este EP es la primera producción que hacemos en conjunto a un sello, entonces ellos se encargaron del arte. Nos propusieron que trabajáramos con un diseñador y nos pareció bien probar y ver qué pasa con eso. Le pasamos referencias, cosas que nos gustaban -el color verde entre esas- y hablamos de que grabamos en cinta. 

No sé si se percibe pero al menos desde nuestra sensación aspiramos a un tinte medio retro futurista: retro por la orquesta (que hace que suene antiguo, o no?) y futurista por los teclados y los sonidos de la batería. Se contrasta caleta con el Corte Elegante y eso justamente es lo que me parece que destaca más en términos estéticos generales.

Artículo anterior

Estudio BlackVitamina estrena a los artistas seleccionados de su segunda convocatoria y confirma nueva edición

Siguiente artículo

Tras éxito de ventas, Cuarteto de Nos anuncia segunda fecha

Artículos relacionados