Ocean’s 8: Cuando el #dreamcast domina la historia

Diversos estilos y mujeres en un solo elenco pueden lograr el éxito o al menos eso demuestra la cinta Ocean’s 8, spin-off de Ocean’s Eleven (La Gran Estafa en Latinoamérica) que está escrita y dirigida por Gary Ross.

El filme comienza con la introducción de Debbie Ocean (Sandra Bullock), hermana de Danny Ocean (George Clooney en la trilogía empezada en 2001), que luego de cinco años sale de la cárcel con el objetivo de hacer lo que hace mejor: Robar.

Durante el tiempo que estuvo encerrada, logró idear el plan maestro de robar un lujoso collar Cartier -cuyo valor es enorme- en plena Met Gala, pero para eso necesita un grupo excepcional de mujeres que la ayuden a infiltrarse. Es así como se forma el grupo humano de Cate Blanchett, Mindy Kaling, Sarah Paulson, Rihanna, Awkwafina, Helena Bonham Carter y Anne Hathaway. Cada una con un atributo especial para entregar a la historia.

Considerando que las tramas que implican estafas o grandes robos siguen una estructura muy predecible, esta película se aleja de aquello y no se centra ni profundiza en la psicología de sus personajes, sino en el robo mismo. Lo que vuelve a las actrices y sus personalidades, las principales defensoras de sus papeles en la cinta.

Es usual ver elencos dominados por hombres que siguen los mismos patrones que se han proyectado durante años, lo que hace que muchas veces no se logre captar la esencia de un rol masculino frente a otro, sin embargo, en este cast constituido por mujeres que se destacan individualmente hace que el argumento principal se disponga por sí solo.

Además de mostrar varios cameos de celebridades (Sí, también Di Mondo), Ocean’s 8 llega como la venganza de los blockbusters femeninos, asegurando que se puede lograr el éxito sin importar el género de los roles protagónicos.

Artículo anterior

Álvaro Díaz lanza disco debut de Benito Cereno “El delta de un rio”

Siguiente artículo

Breve historia de la música #1: Emo, la sensibilidad y la furia

Artículos relacionados