Ases Falsos en Blondie: Creyendo en la lucha contra el mundo

En un domingo extraño, con la Alameda tomada por muñecos inflables gigantes auspiciados por una de las tiendas de retail más poderosas del país y el calor que sólo el cemento del centro hace sentir, los Ases Falsos presentaron su tercer disco “El Hombre Puede“.

Con un accidentado cambio de locación desde la mítica Kmasú, afectada por un incendio sólo días antes, a Blondie, el recinto alternativo por excelencia, el grupo comandado obsesivamente por Cristóbal Briceño saltó a la pista central de la discoteque con una sola misión: Defender donde importa las 10 nuevas canciones y reforzar el camino ya asfaltado desde hace una década.

Con el baterista Daniel de la Fuente -desde ahora ‘Chimbe‘- al centro, de espaldas y con cada uno de sus movimientos siendo amplificados por la pantalla principal, las primeras canciones se sucedieron rápido. La banda se transformó en el boxeador quien sale a pegar fuerte y arriba sin importar que venga de vuelta.

Así pasaron en menos de 15 minutos las primeras cuatro canciones del disco lanzado en octubre pasado, rápidas, sin mediar palabras y enganchando con cuatro más de “Conducción” que de la mano firme y furiosa de “Chimbe” suenan a clásicos. El vivo y el directo le dio, además, la razón al disco más experimental de su trilogía a dos años del anterior lanzamiento.

Si “Conducción” fue lanzado en grande, con un Teatro La Cúpula repleto hasta las banderas de adolescentes y fanáticos que el mismo Briceño y sus declaraciones se han encargado de alejar (o limpiar, depende de la perspectiva) ahora se apostó por un subterráneo, íntimo y lejos de ese “salto alto” que esperaban los críticos.

¿Se puede interpretar como una involución? No necesariamente. Ya desde los tiempos de Fother Muckers los músicos rehuyen de la masa, la seducen y la castigan por partes iguales como si sólo le importara hacer buenas canciones.  Aquello es tan válido como el camino que tomaron otros insignes de la misma generación como Gepe o Javiera Mena, pues no se trata de autenticidad ni consecuencia: sólo “es como es, no hay nada más”, tal como versa “Antes si, ahora no”, uno de los temas del disco que sonó integro en el show.

Briceño moviéndose con actitudes circenses de un lado a otro por el recinto, la siempre bien recibida inclusión de un tema ajeno de su autoría (esta vez fue el turno de la logradísima “Vivo Para Mi/Living on my own” de Freddie Mercury) y una banda de amigos que en tono cómico-serio declara que se trata de “salvar de caer a la decadencia” formaron un show con canciones coreables y potentes.

El siempre presente – esta vez totalmente errante por su duración y contexto- discurso del frontman aludiendo al tema polémico de siempre friccionó el ambiente y puso la cuota de incomodidad que, como tantas veces, Del Real, Sánchez, Rojas, De la Fuente y el mismo Cristóbal barnizaron a punta de canciones.

El setlist fue generoso, extenso y enterrando al fin la sombra de la antigua leyenda que ellos mismos se encargaron de suicidar. No hay espacios para viudos cuando lo nuevo trata de transformarse en la evolución de lo que fueron y lo que nunca volverán a ser, porque el hombre no sólo puede: el hombre crece y aprende, tarde, pero aprende.

Ases Falsos – Blondie (11/12/2016)

01.- Chakras
02.- Gehena
03.- Subyugado
04.- Más se fortalece
05.- Mantén la conducción
06.- La gran curva
07.- Niña, por favor
08.- Simetría
09.- Salto alto
10.- Nada
11.- Fría
12.- Manantial
13.- Sal de ahí
14.- Búscate un lugar para ensayar
15.- Venir es fácil
16.- Vivo para mi (Living on my own)
17.- Pacífico
18.- Cae la cortina
19.- Fuerza especial
2o.- Antes si, ahora no
21.- Trato hecho
22.- Creo que no creo
23.- Mucho más mío
24.- Mi ejército
25.- Misterios del Perú
26.- No quiero que estés conmigo

*Fotos por: Claudia Valenzuela/Fruti

Artículo anterior

Fármacos estrena delirante videoclip para “Quiero conocer tu mundo”

Siguiente artículo

A los 69 años muere el actor Alan Thicke

Artículos relacionados