The Last Shadow Puppets – Everything you’ve Come to Expect (2016): Todo lo que no esperábamos

The Last Shadow Puppets, esa dupla de oro formada por Miles Kane y Alex Turner; los dos cracks del rock británico de la última década, ha regresado. 8 años han pasado desde ese icónico The Age of Understatement, uno de los mejores discos de los últimos años. Y es que el dúo de artistas tomaba aspectos clásicos del rock de autor y lo actualizaba al siglo XXI, una propuesta muy interesante.

Su regreso en Everything you’ve Come to Expect no es el que se preveía. Si bien el anuncio que hicieron el año pasado emocionó a muchos, la verdad las expectativas se fueron a tierra con la llegada del disco a los oídos. Si bien no es un disco para el olvido, en términos generales, es una placa bastante bajita en calidad, en comparación a su predecesora.

Cuando en el colegio trabajamos en parejas, a veces, uno de los dos terminaba haciendo toda la pega para sacarse el 7. En este disco, si bien se nota la predominancia de Turner por sobre Kane en la impronta del disco, los créditos de salvar la placa de algo aún menos memorable se los llevan los arreglos y las orquestaciones. Claro, no les da un 7, pero si sube algo la nota para no reprobar. Puesto que aportan solidez a canciones, en general, poco destacables pero que mejoran con esas suertes de ambientaciones o fondos de teatro que produce la orquestación.

Quizás los mejores temas sean Miracle Aligner, muy coreable y plácida; y The Dream Synopsis, el track final que le da un dulzor a trago tan amargo. Posiblemente toda el agua pasada bajo el puente haya influido en la calidad del producto final. A veces quiero pensar que tal vez el hecho que cada uno de los miembros se dedicara a sus otros proyectos produjo que la sinergia de este tándem musical se viera menoscabada.

En pocas palabras, para ir cerrando, no es un disco malo (así como para tirarlo por la ventana o arrepentirse de haberlo comprado); pero por supuesto que nos deja una sensación de vacío, de disgusto e insatisfacción. Quizás el mismo tiempo que hizo que The Last Shadow Puppets entregara un álbum de poca calidad, logre dar el espacio para que en su próximo trabajo nos sorprendan como en 2008.

Artículo anterior

Simón Campusano de Niños del Cerro: “Tocamos bien porque nos queremos mucho”

Siguiente artículo

Los Tres celebrarán los 20 años del Unplugged con extensa gira

Artículos relacionados