El adiós a un grande: Quino, el creador de Mafalda, murió a los 88 años

El dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido en el mundo entero como Quino, falleció este miércoles 30 de septiembre a la edad de 88 años.

El artista gráfico es reconocido por ser el creador de Mafalda, tira cómica protagonizada por una niña del mismo nombre que cautivó al mundo por su postura frente a los problemas sociopolíticos del mundo y que se transformó en un reflejo de la clase media transandina.

El fallecimiento de Quino fue confirmada esta mañana por su editor, Daniel Divinsky, según informa el diario Clarín. Según se detalla, había sufrido un ACV la semana pasada.

Este pintor y humorista gráfico ha sido reconocido en el mundo entero. En el 2014 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades por el “enorme valor educativo” y “dimensión universal” de sus creaciones.

Precisamente, esa semana se conmemoraron 56 años desde el día en que se publicó por primera vez Mafalda en el semanario Primera Plana, el 29 de septiembre de 1964. La historieta se mantuvo activa en los medios hasta junio de 1973 y hasta la fecha sigue siendo publicada en tomos de colección en diversos países, siendo traducida en más de 30 idiomas.

Total
0
Shares
2 comments
  1. Wow, wonderful blog format! How lengthy have you been running
    a blog for? you made blogging glance easy. The entire look of your site is fantastic,
    let alone the content! You can see similar here sklep internetowy

  2. Hi there! Do you know if they make any plugins to help with Search Engine Optimization? I’m trying to get my blog to rank for some targeted keywords
    but I’m not seeing very good results. If you know of any please share.
    Kudos! You can read similar article here: Backlink Building

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post

“929”: Halsey estrena uno de sus registros más personales

Next Post

Zac Efron protagonizará la nueva adaptación de “Firestarter” de Stephen King