Cristóbal Briceño y una Nueva Alianza para redescubrir su catálogo: “Es revitalizador salir al mundo real”

En cosa de semanas, el compositor de Ases Falsos armó una nueva banda para presentar con espíritu y “ejecución humana” parte de sus canciones editadas fuera de su cenit principal.

Tras el debut con una fecha doble en el Teatro San Ginés a finales de 2021, La Nueva Alianza prepara nuevas sorpresas para el próximo sábado 15 de enero.

Con solo 150 entradas disponibles vía Eventrid, Briceño junto a sus nuevos compañeros de ruta se presentarán en Espacio del Ángel (Huérfanos 786).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @crisis_brisis

El recinto, ubicado en el centro de Santiago, es una sala multiuso reacondicionada en lo que fuera el extinto Teatro San Antonio.

La Nueva Alianza está conformada por Rocío Gatica en teclados, guitarra y coros, Diego Peralta en bajo, Alfonso Arévalo en batería y Pablo Celis en guitarras, acordeón y teclados.

Este junte, además, sirve para presentar algunas canciones del extenso “Todo no es tanto”, un disco que Briceño lanzó en noviembre pasado en el que mezcla cumbias, pop con influencias flamencas, baladas y otras tantas capas sonoras. Contundentes 26 tracks que puedes escuchar de manera íntegra acá:

Para ahondar en La Nueva Alianza, conversamos con Cristóbal Briceño.

Dijiste que tu volumen de grabaciones va en retirada “hasta extinguirse”, ¿Qué tanto te gusta o desagrada aquel formato de presentar discos completos después de un tiempo, especialmente cuando se trata de álbumes que cumplen 10 o 15 años?
– Amo el formato disco y siempre lo amaré. No hay nada que me llene tanto como escuchar un buen disco de principio a fin. Ayer me mandé el “College Dropout” y hoy me lo repetí, qué obra maestra dios santo. Ahora, en lo personal estoy en un momento, después de 15 años tratando de hacer un disco digno, en que siento un cansancio melancólico. Tendrá que ver también con hacer noticia por puras weás, puros jirones de información engañosa… no digo que quiera que los medios aplaudan mi trabajo, pero no sé, quizás me gustaría que al menos lo consideraran. Lo único que importa es el conteo de clicks.

Más allá de los nervios de toda “primera vez”, ¿Cómo te sentiste con La Nueva Alianza en la doble fecha del San Ginés?, ¿Es el comienzo de una relación larga y fructífera?
– Nos sentimos increíblemente bien. A propósito de lo anterior, es revitalizador salir al mundo real y conectarse con la gente que paga su entrada y se entretiene y emociona. A veces es fácil confundir lo real con lo fantasmal, especialmente en estos dos últimos años. Pero todavía hay un mundo ahí afuera, palpable, esperando ser degustado y al cual quiero servir. Con respecto a La Nueva Alianza, seguro será fructífero, el amor siempre da frutos cuando se acompaña de potencia y fecundidad. Lo de relación larga no lo puedo asegurar, pero eso qué importa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @crisis_brisis

Por primera vez eres el más curtido en edad dentro de una banda, ¿Cómo fue el proceso de reclutar a cada elemento de esta Nueva Alianza?
– ¡Sí! Primera vez que me toca ser el más viejo. Bueno, supongo que será una condición a la que tendré que acostumbrarme, mal que mal ya son 36 inviernos. El grupo lo armé súper rápido. Simón Romero del Teatro San Ginés me contactó para tocar ahí, su idea era que yo hiciera un show con pura guitarra en la terraza, cosa que no me atraía mucho.
Así que en un par de días armé una banda. Invité a Rocío Gatica, una súper músico, a tocar los teclados. Ella no es tecladista, pero es tan buena que estaba seguro que lo lograría. Además canta increíble y toca la guitarra con seguridad y habilidad pasmosas, entonces me servía un montón. Le dije también a Diego Peralta, que había masterizado y supervisado el ensamblaje del disco nuevo, si le gustaría tocar el bajo. Me respondió como siempre, con muchas ganas y genuina alegría. Es un hombre que respira música, le mete goce y onda a todo lo que toca y nunca falla una nota. Además canta hermoso, no había dónde perderse.
Y luego, Pablo Celis, mi compañero más cercano este último tiempo, con quien produje la mayor parte del “Todo no es tanto” y quien tiene además amplio dominio sobre la guitarra, el teclado, el acordeón… un superdotado. Me sirve mucho que sean multiinstrumentistas porque así tenemos muchas herramientas para encarar los arreglos. Más libertad, al final. Y la batería fue la única plaza que me hacía dudar, no sabía si ir por algo conocido o si probar alguien nuevo.
Al final decanté por lo segundo, y siguiendo el consejo de mi animal espiritual Michel Mora invité a Alfonso Arévalo, quien trabaja con nosotros en Ases Falsos como técnico de escenario. Me encontré con un músico muy apasionado, de alta sensibilidad. Le rompo las pelotas y le digo que solo le falta gimnasia para ser un grande. Lo hueveo harto y lo seguiré haciendo porque veo su potencial. Yo no le exijo a nadie más de lo que puede dar. Él tiene una oreja tremenda y verdadero amor por la música, saldrá fortalecido de esta experiencia.

Pese a que durante años has recorrido Chile con guitarra -en un formato mucho más accesible, en varios sentidos-, esto te ha dado una renovada fuerza para pescar el cancionero y llenarla de “ejecución humana”, ¿Ha sido grato darles un “nuevo aire” a ciertas canciones que solo no te convencían del todo?, ¿Cuáles?
– Creo que las que más han ganado son las del disco “En mi rincón”. Considero modestamente que esas son canciones muy bien armadas, porque las escribí para que se sostuvieran solo en guitarra y voz. Son de base sólida, nada de arreglos efectistas y tramposos. Con una buena banda solo pueden crecer. Temas como “Siempre pasa algo”, “Un rubí azul” o “Y cuando muera” sonaron bien con La Nueva Alianza desde el día uno. Hoy en el ensayo armamos el arreglo de “Sabor a nada” y también me sorprendió lo rica que quedó. Así da gusto.

Este show irá cargado a Dúo Niágara, un disco que goza de buena salud y repercusión pese a que nunca fue promocionado, ¿Cómo ha sido ir tocándolas por primera vez en “formato grande”?
– La verdad ese es el deseo de Dánisa Maya, quien está produciendo el show, pero no es así realmente. Pasa que ella tiene tantas ganas de que así sea que incluso cuando me presentó el primer afiche decía “Briceño y su banda presentan Dúo Niágara”, jajaj… y yo les dije que na que ver, que no iba a tocar puros temas del Dúo Niágara. Pero ella tenía la idea fija de que así iba a ser. Digo, igual iremos agregando temas, ¡pero de a uno! Sacar ese disco entero es un hueveo, es más detallista que la chucha. A propósito, mando un saludo a JP Cochi Wasaff, aunque sé que jamás leerá esto.

Son solo 150 entradas por el tema del Covid, aforo y todo eso, ¿Qué tan raro ha sido pararse frente a una “muralla” de personas con mascarillas?
– Ehmm… no sé. El ser humano es una criatura curiosa, se adapta con rapidez a las situaciones más absurdas.

Vas a México en febrero, ¿Qué pasa con aquel disco en honor a la música mexicana que aún no termina de cuajar?
– Tampoco sé. En un momento pareció una gran idea. Luego no tanto, creo que para grabar un verdadero disco de música mexicana hace falta muchísimo más presupuesto del que dispongo. Pero Pablo Celis está empecinado en terminarlo, y como yo nunca aprendí a decir que no, es probable que acabe siendo publicado, de uno u otro modo.

Foto: Jacqueline Riveros
Foto: Jacqueline Riveros

La Nueva Alianza también se hace cargo de “Todo no es tanto”, disco extenso sin llegar a ser doble y que, reconocemos, hemos disfrutado egoístamente sin llegar a publicarlo ¿Qué te gustaría precisar sobre aquel trabajo?
– El disco es más largo que el “Para Hondo”, que era doble. 77 minutos dura la bestialidad. Fue un disco tremendamente difícil de hacer y creo que le tomaré el peso en años venideros, si dios me da la salud.

Otras fechas de Cristóbal Briceño – Verano 2022

  • Sábado 8 de enero – Kzi Bar, Barrio Inglés, Coquimbo (Solo)
  • Sábado 15 de enero – Espacio del Angel, Santiago Centro (La Nueva Alianza)
  • Domingo 23 de enero – Trotamundos Terraza, Quilpué (La Nueva Alianza)
  • Jueves 27 de enero – Teatro Coliseo, Santiago Centro (Ases Falsos + Niños del Cerro)
  • Jueves 3 de febrero – Puebla, México (Solo)
  • Viernes 4 de febrero – Monterrey, México (Solo)
  • Domingo 6 de febrero – CDMX, México (Solo)
  • Sábado 19 de febrero – Show sorpresa (Ases Falsos)
  • Sábado 12 de marzo – Teatro Biobío, Concepción (Ases Falsos)
  • Sábado 19 de marzo – Trotamundos Terraza, Quilpué (Ases Falsos)

Artículo anterior

Desde Ovalle a Buenos Aires: Banda D43 grabará su próximo álbum en ex-estudio de Fito Páez

Siguiente artículo

Sr. Flavio anuncia visita a Chile para presentar su último libro en dos charlas

Artículos relacionados