Valdes nos lleva a un viaje sonoro en "Postal", canción por canción

Foto por Martín Pisotti
Foto por Martín Pisotti

Argentina es probablemente el primer país al que nos referimos al hablar de música producida en esta parte del continente. Basta con mencionar a agrupaciones de consagradas internacionalmente como El mató a un policía motorizado, Las Ligas Menores y Tobogán Andaluz. El país vecino se ha caracterizado por la constante renovación y aparición de músicos dispuestos a hacerse un nombre en la industria musical. Cabe resaltar actos como Usted Señalemelo, Conociendo Rusia, Zoe Gotusso, Louta, Gativideo y el dúo cordobes Valdes. Es este último el motivo de esta nota.

La primera vez pude escuchar a Valdes en vivo fue durante la tercera edición de “Pánico en el techo“, ciclo de conciertos organizado por la banda limeña Ciudad Pánico—una banda de la que hablaremos a profundidad en una próxima nota—en 2019. La tocata fue en el patio de una casa, una elección poco ortodoxa para los estándares actuales, pero que tiene un buen motivo detrás: establecer una conexión horizontal entre los artistas y el público. Llegada la medianoche el dúo salió a escenario y dio inicio a su primera presentación en Perú, una de las mejores performances que he logrado apreciar. Complicidad con el público de inicio a fin, ejecución precisa y unos buenos pasos de bailes son lo que caracteriza las presentaciones de Valdes.

Valdes ft. Ciudad Pánico / Foto por @ysa_er

Parte del éxito de Valdes esa noche es el acompañamiento del público. En una entrevista reciente, Kamilo de Plug Plug me comentaba que “en años anteriores al público peruano le costaba entregarse y gozar de la música que escuchaba“. Esa noche y la siguiente, en la segunda presentación de Valdes en Lima en el festival “Viaje al Sur”, son una muestra de cómo ha ido evolucionando el público peruano a través de los años.

Valdes tuvo dos presentaciones memorables en tierras limeñas, cabe resaltar que se presentaron como dúo. Si en formato dúo logran encandilar al público limeño, ya se podrán dar una idea de cómo sería en formato banda. Para ese momento, Valdes ya contaba con dos producciones muy bien recibidas por la crítica musical latinoamericana (“Valdes” y “Gris“) y una cantidad de seguidores ansiosos de nueva música. Casi un año después de esa presentación en Lima, ya tenemos al alcance la tercera producción de Valdes: “Postal“.

Hace unas semanas, Valdes liberó su tercera produccion llamada “Postal”, un titulo que nos evoca la idea de viajar. Según comenta el dúo, las canciones son paisajes musicales que fueron creados en distintos lugares, países, provincias. Cada una de ellas es, efectivamente una postal de un momento creativo y emocional atravesado por Valdes durante la producción de este nuevo trabajo. En “Postal” somos testigos de la primera experimentación de Valdes con ritmos latinoamericanos, urbanos, baladas y boleros. Siempre manteniendo ese espiritu bailable que los caracteriza. Otro aspecto a resaltar de Valdes son sus presentaciones en vivo, sea en formato banda o en formato dúo—depende el lugar donde se presenten—Valdes mantiene una puesta en escena llamativa y una interacción constante con el público que muchos artistas pasan por alto. Con motivo de “Postal” hablamos con Edu y Pancho para conocer más sobre las canciones que dan vida a esta nueva producción.

Foto por Martín Pisotti

VENIR A LA CIUDAD

Edu: “Venir a la ciudad” es el primer tema de nuestro nuevo disco. Es un tema que tiene una historia bastante interesante porque no pierde el carácter bailable que tiene la música que habíamos hecho en los discos anteriores e incorpora una tímbrica de guitarra de nylon que es quizá un poco más popular dentro de lo que vendría a ser la música argentina. Como también poniendo un guiño hacia una cosa más milonguera y folklórica. Tiene también a la vez picardía en la letra porque habla un poco de aquella persona que viene quizá desde el interior a la ciudad y se ve tentado por ciertas situaciones o ciertas cosas que pasan en la ciudad.

SUEÑO DESPIERTO

Edu: “Sueño despierto” es el segundo tema y es una colaboración con un productor de acá de Argentina de música hip hop, trapera y electrónica que se llama Halpe. Fue como un amor a primera vista porque el primer beat que nos mandó él, nos gustó. Luego viajamos a Buenos Aires e hicimos dos temas y decidimos que quedaba uno de ellos y era Sueño Despierto. Después nos metimos en el estudio, grabamos las voces, escribimos las letras, le metimos un par de guitarras y listo. Nos gustó mucho. Se sale un poco de lo que veníamos haciendo anteriormente y nos encanta.

EL FRÍO

Edu: “El Frío” es como si fuese un microuniverso musical sombrío que funciona como preludio de Me Quedo Acá y es el único tema del disco en donde canto yo. Estuvo un poco inspirado en algunas pinturas, imágenes que estaba viendo del invierno alemán en la época del romanticismo.

ME QUEDO ACÁ

Edu: “Me quedo acá” es la colaboración que tenemos con Chita, una artista increíble argentina. Fue otro de los temas que trabajamos con Mauro de Tommaso, que fue productor de varios temas del disco. Queríamos en este disco incorporar presencia femenina y no solamente a nivel interpretativo sino también a nivel compositivo. Así que en la mayoría de temas que hay feats siempre había espacio disponible para que lxs artistxs escriban música y letra. Entonces El Frío funciona como un preludio a esto, como mencioné anteriormente.

Foto por Martín Pisotti

NADA

PanchoLa canción Nada es una canción muy peculiar, cuenta con el feat de Juan Mango. El concepto era llevar las relaciones a una especie de era media futurista. en la que los recuerdos y los sentimientos son almacenados en dispositivos que pueden estar o no dentro del cuerpo. Es como imaginar que todos los recuerdos que tiene con una persona los tiene almacenados en una especie de disco duro y qué pasaría con esos recuerdos si ese disco duro se pierde o se borra. Juan se copó. Le mandamos un manifesto donde explicamos más o menos todo este concepto. Lo acoplamos y quedó.

TODO LO QUE HICIMOS

PanchoTodo lo que hicimos es una canción veraniega inspirada en las vacaciones, en un momento lindo, en un lugar distante y diferente en el que uno se encuentra con esa persona en una playa al lado y disfruta cada segundo, cada minuto con esa persona. Es una canción para regalarle a alguien en modo vacaciones.

CAMINO

PanchoCamino es una de mis favoritas. Es una canción que hace alusión a hablarse a sí mismo en doble personalidad. Es una canción auto superadora o de retarse o “cagarse a pedo” decimos acá en Argentina, auto empuje. Esta canción la hicimos mi hermano y yo. Es una de las pocas canciones en las que me metí yo en la producción. Quería un tema más bailable así que quedó este tema.

ALGO MÁS

PanchoEl último tema del disco es Algo Más es un tema que tiene unos guiños como a Luis Miguel. Es una canción de aprendizaje amoroso que plasma maduración, de poder entregarse a otra persona sin importar nada, enamorarse sin ningún prejuicio. Es una canción muy bonita y muy bailable.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO