Paz Court relata las historias de "La Fuerza", su tercer disco, canción por canción

pazcourt1

Ambiciosa y oscilante. Íntima y a la vez frontal. Personal, mas siempre colectiva y resiliente. Estas son solo algunas de las características de Paz Court, quien radicada en México hace algún tiempo, está viviendo su creatividad a más flor de piel que nunca.

La compositora nacional ha estrenado La Fuerza, un tercer trabajo de estudio que viene a dejar  atrás aquel Veranito de San Juan de 2018. Para alguien que escuchó dicho disco, encontrarse con esta nueva placa será una especial sorpresa. Sin embargo, sin duda es un paso adelante en la carrera de Court, quien guarda por un momento los ritmos alegres, para sumergirse en un exploración de sonidos que ponen a prueba y dan cuenta de la gran versatilidad que ha ido desarrollando con el paso de lo años.


Sobre esta nueva producción, la cantautora relata lo siguiente:

“Este álbum marca el comienzo de una nueva etapa en mi carrera después de dos discos con un espíritu más primaveral. Busqué alejarme de territorios conocidos o familiares y tomé la decisión de volcarme a un lugar más oscuro y visceral, con mucha influencia de Violeta Parra, y especialmente en el uso de temáticas sociales a través del folklore y ese espíritu suyo que invita a desarmar las estructuras”.

“Es un disco que está muy en sintonía con los tiempos que estamos viviendo, todos sintiéndonos igual de vulnerables y con la sensación de que hay algo que no da para más y su curso natural es el cambio, una transformación que no está exenta de dolor. La Fuerza propone este viaje que es un encuentro con la oscuridad, atreverse a enfrentar los demonios y cómo ese acto se transforma en una chispa que enciende la vida”.

A partir de esto, Paz Court nos invita a experimentar el álbum a través de todas aquellas influencias que desde el principio han sido el hilo conductor de su autodescubrimiento musical; pero llevadas a un plano en el que se fusionan y complementan con el rock y la electrónica. Las que hablan por medio de letras sobre la soledad, la injusticia, el duelo y la lucha interna en la que nos involucramos cuando absorbemos una existencia que tiene al dolor de protagonista tan estelar como el amor. 


Canto de Ordeño

Es una canción del folclor venezolano, del compositor Antonio José Teves. Es un tema que conocí cuando quise aprender un poco sobre música de ese país. Yo toco el cuatro venezolano y comencé a acercarme a ese sonido para entender un poco más ese instrumento.

Siempre me ha parecido una canción muy mística y misteriosa por su armonía y melodía. Es como un canto de la tierra, ancestral. Luego supe que lo usan los arrieros para conducir el ganado, el rebaño. Pensé que era una linda manera de congregar a la gente para empezar a compartir la historia que cuenta el disco. Me gusta mucho la idea de versionar canciones de otros y lo he hecho en todos mis álbumes. Cuando tomo una canción de otro, me gusta pasarla por mi filtro y aportarle un universo diferente. En el tema participa el dúo mexicano Ampersan, quienes trabajan con el folclor mexicano y forman parte de “Núcleo Distante”, colectivo artístico del cual yo también soy parte. Es uno de mis temas favoritos de La Fuerza.


La Noche Oscura

Esta es la primera canción que surgió de mis vísceras antes que me diera cuenta que estaba comenzando una nueva etapa de mi carrera. Este tipo de temas comenzaron a salir con tanta fuerza y consistencia que entendí que les tenía que dar un espacio a pesar que trajeran un color y un mensaje tan distinto de lo que yo había hecho antes.

La compuse justo llegando de un viaje a México después de ver un documental sobre Chavela Vargas. Creo que conecté con ella en esa idea de transformar el dolor y la cercanía con la muerte en una expresión de catarsis y conexión con la vida al mismo tiempo. En el tema relato un encuentro con mi propia oscuridad, y está muy inspirada por la ranchera mexicana, pero al mismo tiempo influenciada por un poco de Bjork, de Radiohead y hasta de trap.


Pajarillo Negro

Este fue el primer adelanto que se conoció del disco. Está inspirada en el huayno y también en Violeta Parra y esa forma de denuncia a la que ella se remitía a través del folclor. Yo tomo esa forma y la uso para denunciar la violencia hacia la mujer, los femicidios y la condena histórica que hemos sufrido a través de las generaciones.

Es una canción que nace desde el dolor, pero también tiene fuerza y esperanza, ya que invita a las mujeres de hoy a alzar la voz y a cambiar nuestro destino para que las nuevas generaciones puedan vivir una vida diferente: más libre y más digna.


Ausencia

Es una versión del tema original de Violeta Parra que grabé junto a su nieto, Ángel. La idea fue rendir un homenaje a Violeta como musa inspiradora de este disco y esta nueva etapa. Se dio una sincronía especial con Ángel porque mientras trabajaba en el álbum lo conocí y le hizo mucho sentido involucrarse en esto. El hecho de que él esté presente en el tema significa mucho más que la música porque él es como un apoyo en este nuevo camino. La grabación fue un momento muy místico ya que sentí la presencia espiritual de Violeta en el estudio. Como muchos músicos chilenos, yo crecí a escuchando a Ángel y fue un honor muy grande colaborar con él.


De Qué Sirve

Es la canción “rockera” del disco. El tema habla del sinsentido y de la depresión, y creímos que era importante lograr transmitir esa sensación tanto en la letra como en la música. Por eso tiene esa energía súper densa.


Lamento

Este tema incluye a uno de mis colaboradores favoritos. Esto, porque Fernando Milagros le aportó muchísimo a la canción con su interpretación y su propuesta melódica. A cada uno de los invitados se les dio libertad para que pudieran plasmar su sello y su propia forma de cantar y aproximarse al tema, pero Fernando se lo tomó muy a pecho y eso me encantó.

Esta es una cumbia triste que está inspirada en la cumbia chicha peruana y en ella está muy presente esta dualidad latinoamericana en que se mezclan el sufrimiento y el dolor con el hecho de asumir esa oscuridad como algo cotidiano y también celebrarla como parte de nuestra existencia.


Un Día Planté una Rosa

Es la canción más íntima, más personal del disco, en la que hablo de un proceso de pérdida y busco reflejar un luto y un dolor. Está inspirada en la tonada chilena, pero tal como ocurre en el resto del álbum, la idea fue mezclar elementos folklóricos con otros más contemporáneos. La colaboración con Natisú se hizo a distancia mientras hacíamos las mezclas finales. Yo la admiro mucho y tenemos varios puntos en común, como nuestras formas de acercarnos a lo vocal o la lucha feminista.


La Fuerza

Este disco se llamó La Fuerza de manera natural y tiempo después yo quise componer una canción que estuviera dedicada al concepto del álbum. O sea, yo no le puse ese nombre al disco por la canción, sino al revés. Quería tener un tema que remitiera al espíritu de este viaje, que se trata de ser vulnerable, de aceptar los momentos de la vida como vienen con lo que tengan para enseñarnos y darse cuenta que a la vuelta de estas experiencias está la chispa, el motor de la vida que enciende el corazón y las ganas de seguir viviendo.

Una parte importante de la inspiración de este tema fue mi proceso de inmigración a México y por eso quise invitar a un artista de allá para que me acompañara, el gran David Aguilar, quien a través de esta canción me da la bienvenida a su país.


Somos

“Somos” es un tema que devela como un proceso que se siente como súper personal es algo que finalmente vivimos todos los seres humanos. La canción pretende identificarnos a todos con una misma raíz, a pesar de nuestras diferencias y mostrar la importancia de estar unidos y de saber reflejarse en el otro para seguir luchando por conservar lo que nos nutre, lo que nos hace verdaderos.

La Fuerza está producido por Esteban Sumar y la misma Paz Court. La grabación estuvo a cargo de Nicolás Ríos, mientras que la mezcla y masterización la llevaron a cabo Enrique Larreal y Chris Athens respectivamente. Por otro lado, la portada es obra de María Ramírez Echavarría.

Además de Court, quien canta y toca el cuatro venezolano, el disco contó con Andrés Landon (bajo y guitarra barítono), Andy Baeza (batería ) y Esteban Sumar (guitarra). Junto a la colaboración de los y las artistas que fueron mencionados en cada canción: Ángel Parra, El David Aguilar, Fernando Milagros, Natisú y Ampersan.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO