Oceánica nos sumerge en el ensueño de "En la Boca de Neptuno", canción por canción

Oceanica
Fotografía por Jordan Cortés

Oriundos de La Calera, Oceánica debutó con En la Boca de Neptuno, su primer trabajo. El trío formado por Natalia Flores, Jonatan Osorio y Tania Tapia ha sido una de las revelaciones de la escena independiente de la Región de Valparaíso. En su música, el grupo explora tópicos como el intimismo de la muerte, el amor y el rechazo a la normalidad hegemónica.

El disco oscila entre guitarras saturadas y samples, presentando cortes inspirados en las más variadas influencias: desde el shoegaze visceral de My Bloody Valentine y Pale Saints hasta la música de videojuegos. El trabajo, además contó con la colaboración de Jurel Sónico, líder de Adelaida, quien grabó algunas canciones en su estudio, Hiss Records, en Valparaíso.

La banda nos recibió en “Plantasia”, una casa que funciona como su sala de ensayos. Ahí, en la mesa de la cocina, junto a una venta que da a un patio que abraza desde arriba una parra; los caleranos detallaron las historias y secretos que viven en las profundidades de En la Boca de Neptuno.

Mishuba

Jonatan: Yo trabajé esos ambient en mi casa, solo. En ese tiempo estaba escuchando mucho Aphex Twin y Mouse on Mars. Hay un sintetizador arpeguiador y hartos samples de música que nos gusta a los tres. Como grupo no tenemos un relieve, un arrecife que nos detenga en cuestión de estilos.

El nombre nace porque estaba pegado con la cultura japonesa, veía Evangelion en ese momento. Y el título me pareció medio futurista, es como un anhelo, una nostalgia del futuro. Después busqué en internet y era el nombre de una empresa en Japón (risas).

Estrella/Atolón

Natalia: ·Es una de las últimas canciones que hicimos antes de ir a grabar. Nace de una sensación medio decadente mía. Sonoramente está la influencia del shoegaze súper fuerte, en especial bandas como My Bloody Valentine en su etapa ochentera y otros grupos como Chapterhouse.

Tania: Atolón, la segunda parte, nace de un momento en que todos trajimos algo y lo juntamos. Esta batería se las mandé a los chiquillos por un .wav, la grabé en mi casa. Ahí la Naty, en el bajo, se acopla bien a la batería mientras que el Jonas ahí vuela en la guitarra.

Natalia: Atolón es un shoegaze casi progresivo, porque los tres instrumentos suenan como desunidos pero de manera armónica. No sé, si tuvieras tres músicos más demás sale un tema de Genesis.

Oscureció

Jonatan: Con la Tania teníamos antes una banda de covers y siempre nos gustó el sonido andino. La escribí sobre algo bien personal y medio cliché: un quiebre amoroso. Igual suena súper pop, la canción pega igual. Hay un quiebre que me gusta mucho, justo antes de la estrofa en que la guitarra le hace un como un “caminito” a la batería.

Natalia: La canción es súper nostálgica. Me da esa sensación de paisajismo, de mirar la naturaleza. De hecho, recuerdo que el Jonatan la tocó una vez en la guitarra acústica en la plaza y yo miraba los cerros, me provocó algo casi de alucinar, de crear un micromundo. El EP en general me produce esa emoción de estar entre lo real y lo no real.

My Girl

Natalia: Me hace pensar en el verano, la tocamos harto. Es una canción de amor, bien cliché, pero tiene un giro medio a lo The Smiths; o sea, como que oscila entre lo dulce y lo agraz. Esa combinación de decir: “eres mi única amiga pero de mis ojos melancólicos”, como enamorarse en torno a la tristeza. Estamos retomando la idea de tocarla como fue pensada, con un sonido más dream pop, menos distorsionado.

Jonatan: Me gusta lo pop que suena, la labor de la Tania en los coros. Igual destacar el virtuosismo, esta bien hecha esta canción.

Natalia: Eso es. Nosotros rozamos el pop pero en ningún momento queremos hacerlo de manera convencional o mediocre. Los acordes perfectamente podrían ser de una canción de Spinetta. Igual rayaba en ese tiempo con Amor Amarillo de Cerati y la postura de entregar un pop pero de calidad.

Neverland

Jonatan: Este es otro experimento electrónico. Está súper inspirado en el trabajo de Cerati y Melero, además del hip hop, con todo eso del sample. Si bien, no tiene letra la canción gira en torno a la pedofilia, por el quejido del niño, que sampleé de Roblox, un juego online. Me gusta eso de contar historias mediante atmósferas.

Regando

Jonatan: Me gusta esa combinación de caja de ritmos, virtual; con algo tan de tierra como una guitarra acústica. Es una canción para mi tata, luego de años después que falleciera.

Natalia: Igual eso habla un poco de la conexión de los tres. O sea, conectar con la muerte de alguien ajeno a ti te une más allá de la música, más trascendental. Es como haber formado un cuarto ser formado por nosotros.

Lonely

Natalia: Es una canción muy social pero que nace de una situación personal. Pasé por una depresión bien profunda, aunque más que eso fue una desconexión de la realidad. En eso me di cuenta que lo del tratamiento y todo eso respondía a vivir una normalidad impuesta, lo que me llevó a sentir una “soledad social”. O sea, no quiero pertenecer a ese círculo en que vas al mall, te tomas un helado y eres feliz. Va por buscar algo más fundamental. Por eso la canción dice: “me elijo a mi”; prefiero el dolor del océano que vivir en un acuario.

Nube

Jonatan: Nace en mi guitarra, por medio de la contemplación de la naturaleza y eso proyectado como al cosmos. La canción tiene harto de ciencia ficción. Igual, la trabajamos los tres.

Tania: La canción tiene muchos cambios, la noto como una montaña rusa. La última parte es muy intensa, más allá de lo que me canso al tocarla (risas).

Natalia: Esa canción nunca la estructuramos mucho. Tiene como algo de orden pero por lo general la dejamos fluir. En ese caso, la improvisación es súper importante para el proceso de composición.

Love (Gato Triste)

Jonatan: Es la más “profunda” del disco. Está inspirada igual en la música de videojuegos. La primera parte (Love) habla del anhelo del amor. La segunda parte (Gato Triste) está inspirada en el sonido de The Cure en su disco Faith. Habla sobre suicidio, a partir de la experiencia de una chica que conocí. Trata la muerte como la continuidad de la vida, no como un término de todo.

En la boca de Neptuno

Jonatan: La cree en mi casa, a partir de un sueño que me contó mi polola, en el que viajaba por el espacio hacia un planeta azul. Este tema tiene samples de Marvin Gaye, Tangerine Dream y de Björk. Igual hay cosas que grabé con mi guitarra. A la Naty se le ocurrió usar el nombre de este tema para el título del EP.

Natalia: Es que siempre hemos rondado el tema del agua, alucinamos con el mar.

 

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO