Martín Berríos nos habla de la intimidad de "Cercano", canción por canción

martin berrios 03
@c.efalea

La amistad, los amores pasajeros y la introspección se unen para contarnos una historia en “Cercano” el nuevo disco de Martín Berríos (@martinberrios), producción que comenzó el 2016 como una exploración a la producción y que desde hoy se encuentra en todas las plataformas digitales.

Con reminiscencias al Blond de Frank Ocean, este disco que partió como una recopilación del trabajo que ha desarrollado Martín en su página de Soundcloud, pero terminó como un disco narrativo, que nos invita a embarcarnos en un viaje de amistad, desamor, desapego e introspección.

“Cercano” en palabras del cantante y productor nacional “es un disco para escuchar en espacios pequeños, con un amigo, es una conversación entre dos personas en la intimidad”.

“Si se pudiera dividir a “Cercano” en lados o caras, como en un vinilo, un lado estaría formado por Incendio, Año de Cristal y Prometer El Alma, canciones que simbolizan lo más oscuro, la psicodelia triste, donde se concentra la mayor explosión sentimental, sensaciones oníricas, generadas por hartos efectos, más que en otras canciones.”, comenta Martín.

Te dejamos nuestra conversación con Martín, en el que nos comenta a fondo canción por canción, el viaje que es “Cercano” su nuevo larga duración editado por Chibi records (@chibirecords).

Cercano – “Los amigos de cuidarán”

La canción se la escribí a un amigo que estaba pasando por un mal momento, él estaba saliendo de una relación amorosa y eso lo tenía achacado. Cercano habla sobre el hacer notar que no está solo, en que hay compañía y amistad.

Fuerza Mayor – “Si quieres yo te ayudo a distraerte”

La escribí para una amiga que pasaba por una relación amorosa fome, mientras ella pasaba por este proceso de decidir que acción tomar la acompañé por eso “Si quieres yo te ayudo a distraerte”, es una forma de decir si necesitas algo, mientras estai en esto, acá estoy, soy tu amigo.

En cuanto a la producción, partí inspirado por un tema de Beach House, Wild Flower, para modelar la canción.

En la canción participa Matías Acuña (@tenemosexplosivosoficial), a quien conocí buscando a un percusionista para “Cercano”, a lo que el se ofreció a grabar batería en algún tema. Llegó al día siguiente en un uber con toda la batería a mi casa y mientras seteábamos todo para grabar, notamos que no llevó el Hi Hat, así que Matías propuso que usáramos el borde del Tom como hi hat, ese pequeño error fue un acierto porque fue lo que le dio todo el carácter a la canción, grabamos dos tomas y quedaron las dos en la canción. Si se fijan, suenas dos baterías paneadas todo el tema. Esa grabación fue muy espontánea y bacán, sacamos la cama de mi pieza para que entrara la batería y pusimos dos micrófonos, uno dinámico en el bombo y un condensador de Over Head.

En los coros participa Victoria Cordero (@victoriapazcordero), que los grabó después de la sesión en estudios Lautaro de “Si Se Acaba” de Prehistóricos (@prehistxricxs)

Borra tu canción – “Si te falta tiempo, borra tu canción”

Borra tu canción fue la última que compuse para el disco, partió como una maqueta con dos guitarras y una voz, pero se la mostré al José Destro (@josedestro) y me motivó a ponerla en el disco.

La canción nace desde un sentimiento de rabia a la industria, cuando todo se sustentaba por singles, ese concepto de “lanzar por lanzar”. Borra tu canción, sonoramente, es el reflejo de una avalancha creativa e inspiración, respondiendo irónicamente a la letra que parte diciendo “Si te falta tiempo, borra tu canción. Si te sientes lejos, solo borra esa canción”.

Para la producción me inspiré en Sufjan Stevens, quien finalmente termina siendo un referente, en el uso de doble arpegios, que juntos generan una especie de avalancha y movimiento, en esa inspiración la canción esta en semicorchea todo el rato, teniendo un juego de paneos, un efecto de que todo se desmorona con las percusiones.

En colaboración, el bombo lo programó el Max Munizaga, que toca conmigo en la banda, que justo se había comprado un JoMox Mbase11 (un módulo especializado para hacer bombos electrónicos) así que le pedí que lo programara, pero me equivoqué en lo que le pedí, le dije que lo hiciera a la negra, no en corchea (que era lo que realmente tenía en mente), sin embargo, este error al final fue un aporte muy bacán, que marca la canción de otra manera.

Incendio – “Que estés bien es lo primero”

La canción la hice pensando en una persona que me gustada mucho, pero que su amor no era correspondido, la escribí a modo “Estoy mal, pero pese a todo espero que estés bien”

Incendio es una de las canciones con las que más me desahogué al escribirla, me importaba que fuera una canción libre y que este sentimiento de soledad que tenía se transmitiera, que fuera compartido, por medio de esta carta del humo al fuego.

La canción la produje tres veces, hay una versión en soundcloud, una versión en vivo que hicimos para las sesiones que organiza el Cristóbal De la Cuadra (@sesionesdelacuadra) y finalmente la del disco.

Lo que más rescato en temas sonoros es el ensamble de las guitarras acústicas, que siento que le da este elemento medio cinematográfico de llamas y chispas que suben.

En cuanto a colaboraciones, el Max Munizaga programó nuevamente el bombo a partir del que usábamos para tocar la canción en vivo, en el último coro participan el Benjamín Walker (@benjawalker) y Me Llamo Sebastian (@mellamosebi), lo grabamos a inicios del 2018 en Isla Blanca y pasó que los webié mucho para que quedara de la forma que quería, onda “yo lo canto así y quiero que quede así”, fue un poco irónico eso, porque cantaban “por eso canto libre así”, pero en verdad estaban super dirigidos.

Año del Cristal – “Vente pronto, no te alejes”

Es la canción más antigua del disco, la hice el 2014, trata sobre el fin de una relación larga. Apenas la hice la subí a Soundcloud, una versión más acústica (guitarra, voz y una guitarra con efectos), desde ese momento que tiene buena recepción y la deje en stand by, la transformé en un amuleto.

El 2017 comencé la producción en los estudios Isla Blanca y lo que hace la mayor diferencia son las percusiones, que antes no había usado porque no tenía, pero un día hice la prueba de grabar una batería, usé una caja y un tom en un ritmo constante y lento, buscando un efecto estático y ceremonial.

En el proceso, coincidió que estaba usando mucho la guitarra eléctrica y decidí usarla, fue como un experimento, buscaba generar una sensación de que se estaba llegando al límite, de romper una barrera, que hay un dolor tan fuerte que te empuja, por eso el bajo es muy profundo, una especie de ataque constante, un combo en la guata. Fue una especie de juego después procesarlo todo junto.

Año de Cristal tiene mucho efecto de reversa, para mí simboliza el rebobinar, el rewind de una cinta, es su característica cinematográfica, tiene que ver con la disociación y evadir el dolor con recuerdos borrosos y sustancias.

Algo que me sorprendió cuando volvió a salir el 2019, fue que nuevamente tuvo una buena recepción y ahí me di cuenta que la canción es buena por ser la canción que es no más, entendí que la canción tiene que ser buena pese a la versión, si no funcionan bien desnudas, no se van a arreglar.

Prometer el alma – “Es duro que te lancen una cuerda, para subir y ver la misma mierda una y otra vez”

Prometer el alma es una canción que habla sobre la confianza y que además hice con mucha rabia, trata sobre porque se toman ciertas acciones para confiar en otras personas, en lo frustrante que puede llegar a ser amarrarse con promesas.

Para la producción, pasó que la canción decía tanto que no hubo necesidad de producirla más allá de la guitarra y la voz, el día en que grabamos las guitarras acústicas de Incendio y Fuerza Mayor, le pedí al Tomás Preuss que fuese el ingeniero en sonido, así que grabamos la voz y la guitarra al mismo tiempo, fueron cuatro tomas, terminó siendo una tarde agotadora emocionalmente.

Sabía hasta que punto quería que se grabara todo junto y de ahí sale la última parte donde se separan los elementos y la voz está procesada de otra forma, además de sumarse la guitarra eléctrica, generando una canción B justo en el final, que diera una apertura para volver como al sonido global disco. Para mí esta última cola de la canción es como un epílogo, una especie de enseñanza o mensaje final que me dejó todo el resto de la letra.

Para decir – “Hasta que se rompa el nudo, hagamos esto otra vez”

“Para decir” es una canción de amor muy en el presente, de un amor que recién comienza, donde todo está como dentro de un sueño y es muy idílico, todo lo que piensas tiene que ver con esta relación que se va gestando. Tiene que ver con el primer tiempo del amor, no busco plantearlo como un amor eterno, por eso “hasta que se rompa el nudo, hagamos esto, disfrutemos este sueño”, hablo de un amor sano y que cuando se agota, se termina allí, sin extenderlo más allá.

Es la primera canción que compuse en piano en mi vida, el piano para mí es un instrumento grande, potente y envolvente, que a raíz de eso puede transmitir sentimientos muy detalladamente por intensos que sean.

Por sus características sonaras, la producción tiene varias capas de piano, guitarras y voces reverberantes, para generar esta sensación de que se está en un sueño, como en las nubes. Al final de la canción hay unas guitarras acústicas, que quedaron ahí desde la maqueta, las grabé para volver a la sonoridad del disco, fue como un pequeño apéndice y me gustó como quedó.

Distante 

Distante es una canción instrumental, es puro piano, en algún momento quise ponerle letra, pero por si sola sentí que funcionaba, así que la dejé como estaba. Es un momento distinto en el disco, es una especie de conclusión a toda esta narrativa que se acaba de escuchar, un momento para digerir lo que cada quién sienta o piense después de las canciones anteriores.

La melodía que se repite al final de la canción la hice inspirado en “Para soñar” de Luis Alberto Spinetta, estaba tratando de sacar un piano que suena al final de esa canción a pura memoria y caché que no me había salido igual, me gustó e incorporé ese motivo al tema.

La canción tiene dos partes, la primera es el motivo melódico, lo grabé en mi living y quise darle ese efecto como de cinta vieja, de un cassette, para generar una sensación de nostalgia. Mientras que la segunda parte tiene más elementos, como un interludio de efectos y samples.  Luego aparece una melodía que se repite una y otra vez, siento que simboliza esos sentimientos o recuerdos a los que nos quedamos apegados, pese a que pase el tiempo, estas sensaciones se quedan en nuestra memoria dando vuelta, quizás sin resolver.

FICHA TÉCNICA 

Producido por:  Martín Berríos.
Ingeniero en sonido guitarras eléctricas y acústicas: Tomás Preuss, estudio Isla Blanca.
Voces, percusiones, guitarras, bajos, pianos y diseño sonoro: Martín Berríos, estudio Jirafante.
Mezcla: Martín Berríos, estudio Jirafante.
Masterización: Victoria Cordero en @insaniarecs, Los Ángeles, California.

Portada del disco:
Foto: Luz Andrea Sierra (@lusandrea)
Edición y Tipografías: Felipe Moebis (@felpita__) y Diego Ahumada (@lilinfiorn)
Chibi Records, 2020.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO