"Brotes" floreció y Benjamín Walker nos cuenta cómo, canción por canción

Benja Walker XTof

Incertidumbre y la necesidad de agradecer son ideas cercanas para el nuevo disco acústico de reversiones de Benjamín Walker “Brotes (Florecen)”, producción que parte prematuramente como un EP, pero en el proceso fue mutando.

La presencia constante es una presión que acompaña a los artistas y Benjamín no está libre de ello, frente a un escenario de no haber publicado un EP o un nuevo larga duración desde 2017, el cantautor nacional comenzó a plantearse cómo ponerle final a esto. Luego de mucho pensar y descartar ideas, el pensamiento de que el disco Brotes cambió su vida estuvo presente y el querer agradecerle a este también.

La idea concreta de este nuevo formato no hubiera surgido de no ser por la amistad y camaradería entre Benjamín y Cristóbal De la Cuadra, quien lo invitó a grabar una sesión acústica de “Que me lleve el mar” con el cantautor mexicano David Aguilar, instancia que da el pie para el concepto general de “Brotes (Florecen)”.

El principal objetivo de Benjamín era que sonoramente se sintiera como el living de una casa, un espacio íntimo y cercano, un lugar de reunión en el que amigos interactúan compartiendo sentimientos y música.

“Para transmitir esta sensación usamos un cierto tipo de room – un reverb – que te da la sensación sonora del lugar donde estás. Con esto logramos transmitir que estás dentro de una pieza, pese a que no lo estés”, explica Benjamin.

“Brotes (Florecen)” no sólo se caracteriza por ser un disco de reversiones acústicas, sino que también porque cada canción va en compañía de cantautores que Benjamín ha conocido en el camino, a quienes escogió antes de las canciones, a excepción de “Brotes” y “Florecen”.

Para la producción el desafío era llegar a un punto medio entre lo orgánico de la canción – lo LoFi – y el que se pudieran reconocer los elementos . A su vez, lo que más importada para el cantautor nacional era que fuese fácil de lograr por parte de los invitados e invitadas a la distancia, quienes grabaron desde sus home-studios y dejó a libre disposición la ejecución de cada uno. Lo último que quería era que sintieran que esto fuera “una molestia para ellos”, comenta.

“Brotes (Florecen)” fue una nueva experiencia y un proceso único para Benjamin Walker, quien nos comenta lo que significó camino canción por canción.

Brotes ft. Natisú (Chile)

Para “Brotes” sabía que quería la voz de una mujer y que esta mujer fuera chilena, alguien que le hiciera bien a la canción y no al revés, pero me estaba constando mucho encontrar quién y esto se dificultó más con la cuarentena, pensaba mucho en cómo si logré grabar con tanta gente de afuera y de tan lejos, lo local me dificultaba tanto.

Esto cambió super rápido y de manera casi anecdótica: un día, aún con esta traba en la mente, pasa Nati, quién es mi roomie y amiga, ofreciéndome un café, en ese momento me iluminé y le hice la invitación; grabamos de una noche para la otra y quedó.

Lo que más me gusta de la Nati es su destreza vocal y este fue el momento de aprovecharlo, me dio la oportunidad de jugar con mi voz también.

Ficha técnica
Grabado en: Home Estudio Benjamín Walker (Chile)
Guitarra cuerdas de nylon: Benjamin Walker
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Un Beso Más ft. Loli Molina (Argentina)

La invitación que tenía más clara era esta, cuando escribí “Un Beso Más” lo hice pensando en Loli, de quien soy muy fan. Cuando grabamos el “Brotes” en el 2017 estaba la idea de invitarla, pero Javier Barría me convence de no invitarla por lo personal que era la versión original, pero igual las ganas quedaron, por eso después de grabar con el primer invitado fui directo con ella.

A Loli la admiro tanto por su música, pero también porque está a otro nivel de sensibilidad con la guitarra, por eso aparte de invitarla a cantar, le pedí que hiciera una guitarra. Loli me mandó una guitarra a pedal que suena fácil, pero no lo es, porque no sólo tenía que funcionar, sino que también debía ser un aporte estético.

Pese a lo que me envió Loli sentí que algo faltaba y en paralelo pasaba que el Nico (Nicolás Sotomayor), si bien fue el único de mi banda que no participó en la producción y grabación del “Brotes” original, hizo arreglos de “Un Beso Más” para el formato a dúo que me encanta y estoy muy acostumbrado a escucharlo en mi cabeza, así que lo llamé para pedirle que grabara los arreglos y se sumó como tercera guitarra que al hacer el ensamble con las otras dos crea algo mágico.

Me gusta mucho como quedó esta canción y esta versión me gusta mucho más que la original, es mi favorita del disco, no tengo problema con decirlo. Creo que del público también, hasta ahora es la canción de “Brotes (florecen)” en la que más me etiquetan.

Ficha técnica
Grabado en: Home Studio Loli Molina (México) y Estudios Triana (Chile)
Guitarras cuerda metal: Nicolás Sotomayor y Loli Molina.
Guitarras cuerda nylon: Benjamín Walker.
Ingeniero México: Hernan Hertz
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Que me lleve el mar ft. David Aguilar (México)

Para mí, David (Aguilar) es el mejor cantautor de nuestra generación, creo que es un alma vieja, vibra con los aspectos humanos es bohemio romántico a la antigua y a la vez no, su oficio como testimonio es algo por lo que lo admiro mucho.

Fue la razón por la que partió el disco, el chivo expiatorio y cuando lo invité todo se dio muy natural. Decidí invitarlo a esta canción porque lo escuchaba cantarla desde un principio, porque el cómo es David va mucho con el imaginario de la canción.

“Que me lleve el mar” es un estado de ánimo, una canción como de templanza, del estar sentado en la playa mirando el mar y suspirar, algo que transmite David, esa sensación de sabiduría y confianza.

Algo que le pedí específico a David fue a que silbara, porque el tiene esta característica de silbar en las canciones y el que lo hiciera en la canción fue el toque para darle el cierre a la esta repetición constante.

La producción la comenzamos en Ciudad de México en el estudio de David y Ulises Hadjis, ahí grabamos juntos, pero lo mío lo volví a grabar acá en Santiago. Las guitarras surgieron en una sesión que grabamos para Cristóbal De la Cuadra en noviembre del 2018, ahí David improvisó un contrapunteo que usamos de referencia para la versión final.

Ficha técnica
Grabado en: Home Studio David Aguilar (México) y Estudios Triana (Chile)
Guitarras cuerdas de nylon: Benjamín Walker y David Aguilar
Ingeniero México: Ulises Hadjis
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Luna del Desierto ft. Alejandro y María Laura (Perú)

A Alejandro y María Laura los conocí por “Brotes”, el año pasado me invitaron a la celebración de sus 10 años de carrera en Lima, ahí les hice la invitación.

Es una canción que musicalmente me gusta mucho, el escribirla fue un ejercicio distinto, está en inspirada en un cuadro de mi tío Juan Echeñique, me quedé pegado viendo el cuadro y no lo dejé de ver hasta que terminé la canción, personalmente me gusta la musicalidad, pero siento que no le ha sacado provecho, no la toco mucho en vivo.

Los chiquillos unos secos en armonía y el imaginario que crean es de otro mundo, lo que son y lo que transmiten va muy con “Luna del desierto”, le dieron ese algo especial.

La canción ganó harto en su nueva versión, la escucho y se me ponen los pelos de punta.

En Lima grabamos sólo voces y guitarras, esa era la idea original. Sin embargo, en ese mismo viaje para una sesión de la cuadra, grabamos “Luna del desierto” y María Laura incluyó un teclado, lo que le dio otra onda a la canción, por lo que decidimos incluirlo, lo grabamos en agosto cuando vinieron a tocar para el Nescafé de Yorka, aprovechando que Javier Barría tiene el mismo teclado -un Yamaha CP-, quien de paso le agregó un delay y una reverb que se ven en la carátula.

Ficha técnica
Grabado en: Estudio paracaídas (Lima) y Eduardo Hiatt (Chile)
Guitarras de cuerdas nylon: Benjamin Walker
Teclado Yamaha CP: María Laura Bustamante
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Dejar y Amar ft. Pedro Pastor (España)

La música de Pedro a diferencia de la mía es menos melancólica, es más “iberoamericano” en su estilo, buscaba la canción y “Dejar y amar” era la que más permitía jugar con esto.

En esta nueva versión participan Nicolás Sotomayor y Roberto Lausen, con quienes toco en formato trío, los invité y di libertad creativa, a raíz de eso esta canción a nivel de arreglos es la más potente. Si tú le pones atención a la guitarra y te olvidas del resto, es algo impresionante.

Con Pedro grabamos juntos en Santiago, teníamos las voces preparadas de antes a través de notas de voz, dejamos poco al azar. Cuando terminamos de grabar, nos dimos cuenta de que a la canción le faltaba una percusión y aprovechamos que en el estudio de al lado estaba grabando Lego Moustache, le pedí cinco minutos y le pasamos dos plumillas para que tocara sobre un cajón peruano, fue todo muy orgánico, yo tenía un vaso con agua y se lo dejé ahí para que lo usara también, ahí improvisó sobre la pista y quedó.

Ficha técnica
Grabado en: Estudios Triana (Chile)
Guitarra cuerdas de nylon: Benjamin Walker
Guitarra cuerdas de metal: Nicolás Sotomayor
Contrabajo: Roberto Lausen
Percusiones: Lego Moustache
Mezcla y masterización: Jorge Fortune



Duelo ft. Juan Pablo Vega (Colombia)

En diciembre pasado fui a Bogotá y aproveché de conocer a muchas personas con las que había interactuado virtualmente, ahí conocí a Juan Pablo.

Duelo es una canción que quería reversionar totalmente, porque es una canción que se presta para eso. La canción tiene un ukelele y le pedí a Juan Pablo que lo llevara al lenguaje del reggae por su relación con este género.

Esta versión tiene un cuatro venezolano lo agregamos de manera fortuita, porque en la casa en la que me estaba quedando había uno y para pasar el día lo tocaba. Cuando Juan Pablo me invitó a su casa para grabar, llevé el cuatro por si acaso y quedó genial.

En Colombia montamos el tema y grabamos a la distancia, cuando teníamos el tema armado y grabado, sentí que aún faltaba algo así que se lo mandé a Felipe Ovalle, bajista de Hausi Kuta, que le agregó el peso que faltaba, le apretó la tuerca y lo llevó a un reggae más intenso que buscábamos.

Ficha técnica
Grabado en: Home studio juan pablo vega y home studio Benjamin Walker
Guitarra cuerdas de metal: Juan Pablo Vega
Cuatro venezolano: Benjamin Walker
Contrabajo: Felipe Ovalle
Shacker: Benjamín Walker
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Florecen ft. Tó Brandileone (Brasil)

Cuando pensaba en los versos de “Florecen” su traducción intuitiva al portugués sonaba bien, ahí decidí que esta nueva versión sería en este idioma.

A Tó lo conocí en el Festival Serenadas de Uruguay, ahí compartimos y por la buena onda que se dio le hice la invitación. El conocer a Tó fue una cosa de suerte e invitarlo fue algo muy del destino, ya que a quién tenía previsto para la nueva versión se bajó por temas de tiempo.

La traducción la dejé en manos de Tó y grabamos mi parte varias veces por correcciones del acento, ahí me di cuenta de que hablar portugués es más difícil de lo que se piensa.

Esta nueva versión le agregamos un guitarrón argentino (se afina más grave) que me prestó Nano Stern, y le agregué un arreglo que no tenía la canción original justo al final, con la intención para darle una guitarra medio achilenada frente a esta sonoridad brasileña.

Ficha técnica
Grabado en: Home Estudio Tó Brandileone (Brasil)
Guitarrón argentino: Benjamín Walker (Estudios Triana)
Mezcla y masterización: Jorge Fortune


Y Arderán (Bonus Track)

Aproveché este disco fue una forma de darle una casa a “Y arderán”, que hasta el momento era una hija guacha. Al escribirla sentí que era parte de “Brotes”, pero fue una canción que llegó tarde solamente.

Con tal de que tuviera concordancia le cambiamos la mezcla original, para que estuviera más cercana a “Brotes (Florecen)”, así se redondea el argumento “Brotes – Florecen – Y Arderán”.

Ficha técnica
Mezcla y masterización:Jorge Fortune

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO