Gabo Paillao y Matiah Chinaski de La Brígida Orquesta repasan su live en Berlín, canción por canción

La Brigida Orquesta

Desde el lanzamiento de su primer álbum de estudio “Corte Elegante” (2018), el conjunto nacional de jazz piante La Brígida Orquesta ha podido pavimentar bajo sus propios méritos un espacio valioso en la escena musical chilena. Y no es mera casualidad, ya que cada vez que la banda de once voces y veintidós manos se presenta en vivo, las respectivas localidades se repleta por un público gustoso de música que agradece la experiencia sonora que brinda el conjunto.

“Yo creo que La Brígida Orquesta vino a ocupar un espacio que estaba un poco tirado, es la posibilidad de escuchar una orquesta que no sea tocando música docta o tocando cumbia y que se posiciona en un punto medio que no es tan común. Esa es una de las cosas que más me gusta de tocar con La Brígida, que nos va a ver gente que le gusta la música, entonces todos nos volvemos parte del mismo espacio y no se da ese fenómeno de gente idiotizada mirando a una imagen idiotizada”, explica el director de la orquesta, Gabo Paillao, cuando se le pregunta respecto a la fidelidad del público.

La premisa es simple: música para simpatizantes de la música, y como simpatizantes por este arte habemos miles, la intención funciona de manera redonda. Podríamos también atribuirles la revalorización de la palabra orquesta en ese sentido, sin embargo, Paillao es firme con sus ideales artísticos, afirmando que “el fin más absoluto es generar un espacio musical irrepetible como pa nosotros las tocatas en vivo, para mí eso tiene más corazón que todos los otros espacios”.

Y si bien llegar a las masas o tocar en festivales masivos no está ni cerca de sus propósitos, eso no quiere decir que no puedan extender sus fronteras. Así, un 24 de octubre los once integrantes embarcaron vuelo en el contexto su primera gira europea y Suecia, España, Dinamarca, Alemania y Noruega fueron los países donde propagaron su música. 

He ahí el origen de “Live en Berlín”, un compilado en vivo de seis tracks que aborda el registro de un momento importante de la banda qué, además de concretar el hito, también presenta dos nuevas canciones de La Brígida, “Desde acá” y “Souvenirs al descuido”, las cuales estarán en su próximo EP.

Mas para ahondar en la metodología de trabajo de los músicos, los cabecillas del proyecto conversaron con LaRata.cl para dar a conocer un poco mejor el trasfondo de las canciones escogidas para ser inmortalizadas en esta placa, su primera experiencia internacional.

Recomendamos leer esta entrevista escuchando “La Brigida Orquesta Live in Berlín”. Ponle play y disfruta…

El setlist

Gabo Paillao: En general me gusta ver qué tocamos dependiendo del contexto. En Berlín hicimos un concierto corto, como de media hora, con la excusa de grabar el video, esa era la idea. Y en el caso del orden de los temas pensé en un hilo conductor musical para el momento, como en algo que me hiciera sentido, cómo va a sonar uno con otro, cómo se van a juntar, etc. Entonces de ahí salió la elección de esos seis temas de como veinte.

“Nosotros trabajamos solos, así que le ponemos más énfasis a la música”, sentencia la voz del conjunto Matiah Chinaski.


No hay apuro

Matiah: Gabo me llamó un día diciéndome que tenía algo y yo fui po, escribimos el coro y después escribimos juntos la segunda parte que es ese semi coro que dice “no nos regalaron nada no nos pusimo’ a llorar”.

Gabo: Sí, siempre trabajamos así, yo hago las bases y las trabajo en el compu. Una vez que ya me gusta se la muestro al Matiah y desde ahí lo que le guste va quedando. Igual trato siempre de hacer harto y antes de que el Matiah escriba las letras para luego volver a tomar el tema y a trabajar en el arreglo de la orquesta, para que acompañe a Matiah.

Cuando compuse “No hay apuro”, era uno de los temas que más me gustaba en ese momento. De hecho, cuando llegó el Matiah y le mostré la pista por primera vez yo ya tenía la idea del coro y la instrumental definitiva con el bajo, la batería y el hammond. No tenía los vientos todavía pero solo con eso sentí que iba a ser un tema importante en el disco. Después cuando ya teníamos el disco completo había que pensar si lanzaríamos un single y estábamos entre “No hay apuro” y “Balada para un caminante”. Finalmente decidimos que fuera esta ya que es una declaración de principios y a modo de orquesta sentíamos que si íbamos a mostrar algo, el contenido debiera decir que no hay apuro, que vamos a hacerlo con lo que tengamos y con lo que no tengamos por tales razones, y para mí eso es súper importante.

El disco Corte Elegante tiene mucho que ver con la materialización de una experiencia de vida súper larga, y “No hay apuro” logra decir en el coro cuestiones que son convicciones personales con las que todos coincidimos en la banda. Siete de los once venimos de un contexto similar que es la Conchalí Big Band entonces compartimos más o menos las mismas experiencias en cuanto a lo precario artísticamente y culturalmente ya que venimos de una población. No le he preguntado personalmente a todos los integrantes pero podría afirmar que todos tenemos algún amigo, vecino o conocido atrapado en la pasta y de ahí viene la frase “venimos de la misma avenida que me inspira, la misma que atrapó a los hijos de mi vecina”; al final es una declaración personal que se vuelve colectiva. Yo creo que La Brigida Orquesta no funcionaría si no fuera así, no tendría el sonido ni la fuerza que tiene si es que el contexto de la banda no fuera similar, porque no se comprendería.

Matiah: El video lo grabamos en Angol a las tres de la mañana en un parque de diversiones, todo funcionando solo para nosotros. Y mojados con harto frío pero estábamos en un parque de diversiones a las tres de la mañana en Angol..

Gabo: Los videos los trabajamos como se pueda. Entonces arrendamos una cámara, un loco que hiciera la cámara y yo dirigí como la idea principal, un poco las ediciones que se me habían ocurrido y después lo trabajamos juntos en la edición.

Igual como que venía de lo que habíamos hecho en el videoclip de “Inconsecuencia”, que había sido nuestro primer videoclip en el que se me ocurrió esta primera personaje del mundo de La Brígida Orquesta que era Orquestina la brígida; una personaje medio esquizofrénica que tiene a toda la orquesta habitando en su cabeza. Y el videoclip de “No hay apuro” es la continuación. Tampoco buscábamos que fuera explícita la idea, no nos preocupa, para mí el arte es libertad y La Brígida Orquesta es una expresión de ello.

Balada para un caminante

“Balada para un caminante” es uno de nuestros temas favoritos. Personalmente, cuando compuse este tema, una de las finalidades era que fuera como una balada de La Brígida Orquesta y que cuando uno lo escuchara se pudiera reconocer un color particular.

Durante la construcción del álbum el Matiah iba una vez a la semana a mi casa y yo le mostraba 2 o 3 pistas y de esas él elegía la que más le gustaba, esa era la dinámica. Entonces estábamos en ese proceso, se enamoró de esa pista y escribió al toque la letra, por otro lado yo hice la melodía del coro que de hecho es la línea del bajo. Entonces el coro es un unísono con el bajo que pasa súper piola, no sé si la gente se da cuenta.

La sensación predominante es la melancolía. En general con Matiah trabajamos en conjunto pero cada uno con sus sensaciones personales, tenemos la suerte de que el individual funcione también como colectivo. Y en el caso de esta canción, la música nos pedía lo mismo y cuando eres sensible a lo que necesita la música y no lo que quieres decir tú, la música sale sola y puedes irte hacia donde ella quiere ir.

Para mí es como gangster el tema, como de los años 40. Me imaginaba todo el rato como una película de mafiosos melancólicos o un video en blanco y negro, algo bien lúgubre. De hecho, cuando hice ese tema el Matiah me había recomendado Peaky Blinders, recuerdo que la busqué en internet y empecé a tirar ideas con el piano con la imagen promocional de fondo, de ahí salió la primera tonalidad. Después cuando le puse play a la serie caché que el tema de la intro también tenía algo como de La Brígida Orquesta, como esa mística. Fue curioso porque no acostumbro a hacerlo así y fue muy casual.

Siempre me imagino las cosas como una película, entonces con las baterías del final sentí que era como un espacio del “continuará”, o esa sensación como entre de suspenso y agonizante de una película que nunca acaba.

Desde acá

Matiah: Esa todavía no está grabada, están hechas solo en el en vivo.

Gabo: Claro, quedó ese registro ahí pero todavía no sale la versión oficial que estará incluida en el próximo EP, es el adelanto del disco nuevo que tiene ese tratamiento. La versión en vivo la tocamos porque teníamos ganas de tocarla nomás. De hecho la primera vez que la tocamos fue en la despedida en La Peña del Nano Parra, cuando nos íbamos po.

A esta canción le tengo un cariño especial por lo logrado orquestalmente, a diferencia de los temas anteriores, acá la orquesta va acompañando todo el rato lo que sucede en la canción de manera continua, desde que comienza hasta que termina. Es un formato mucho más camarístico, como música de cámara o como una música que no es tan popular, en “Desde acá” son seis minutos de música que va siempre para adelante. Eso era lo que quise probar y me gustó caleta el resultado, la trompeta solista por ejemplo es un muy humilde homenaje a Miles Davis, si él hubiese tocado rap me hubiese encantado que tocara en este tema donde el arreglo de orquesta es un arreglo de trompeta solista que va acompañando a las letras, el beat.

Souvenirs al descuido

Gabo: “Souvenirs al descuido” es solo una versión en vivo, quedó ahí nomás y no la vamos a grabar en otra cosa porque es un mix de canciones del Matiah. Porque a mi me gustan los temas de este weón, por eso “Elba surita” está dentro de Corte Elegante.

Matiah: Son tres temas, uno es el Intro Pesadilla que es del disco Ácido Folclórico de Miserables con Suerte, el segundo tema es del Elba Surita y el tercer tema también es de Miserables con Suerte que se llama “La noche sin fin”. Es distinto sí, tiene el mismo fantasma pero este tema es una wea completamente distinta, son otras notas.

Gabo: Les hicimos unos arreglos, por ejemplo en “Intro pesadilla” está la misma tonalidad pero yo hice como mi reinterpretación del tema, con momentos más jazzeros que viene de nuestra influencia. Y bueno esos tres temas se convirtieron en “Souvenirs al descuido”

After the show (monoLogy)

Matiah: Esto está porque estaba chistoso. Es chistoso.

Gabo: Sí, cuando lo escuché dije “ya, esta wea tiene que quedar” y eso po. A mi me gusta, nos gusta, y weamos harto con eso entonces..

Matiah: Y lo pusiste como un tema po.

Gabo: Es que esa era la idea, como que pa que le pusieran más atención y al final no pasa na y después viene el otro tema.Y si hubiera sido algo fome no lo hubiese dejado. Quizás a la gente no le hace gracia pero nosotros igual hacemos las cosas de una forma bien personal, no esperamos que le guste a la gente.

Querida

Matiah: Puntualmente con ese tema pasó que yo llegué con una letra y a mis compañeros no les gustó. Y la cambié por la que está ahora, pero después llega y me dice “oye, parece que me gusta más la otra” pero ya estaba en otro tema entonces le dije “eras” nomás. Y bueno ahí invitamos a Adolfo, que es mi amigo de Mente Sabia Crú, y también rapea el Tomás que es el bajista del grupo. Y aunque nosotros no seamos 100% rap, los raperos buenos se hacen sus letras y aquí en Chile esa es la tónica.

Gabo: Bueno y este tema fue el último que hicimos del disco, queríamos cerrar en diez temas y nos faltaba uno. Pensé harto en qué recursos, arreglos y herramientas musicales y estilísticas no habíamos hecho, en general el álbum tiene harta orquestación, que significa que los arreglos de vientos hablan todos de manera independiente. Así que con el tema “Querida” se me ocurrió hacer un unísono, o sea que todos están haciendo lo mismo, y como el tempo del beat es más al doble, hice esa melodía y la base pensando en que me gustaría un tema con más velocidad y movimiento.

En general me cuesta hacer cosas más prendidas porque mi manera de componer por naturaleza es más melancólica, siempre me salen pistas más lentas con acordes más tristones. Para “Querida” traté de alejarme de eso, con los siete vientos tocando lo mismo que es como un combo, como una patada en la guata un charchazo.

Pero ahí no está lo entretenido del asunto, sino que cuando llegamos a montarlas porque en el ensayo descubrimos las canciones de manera colectiva, ahí las escuchamos por primera vez y vemos si funciona o no funciona. Ese es el modo operandi, yo hago las pistas, se las paso al Matiah para que haga la otra parte de la música, de ahí yo escribo el arreglo y los cabros le sacan el rollo a eso.

Matiah: Se desarrolla..

Gabo: Es importante y bacán eso, porque no sabemos cómo va a sonar hasta el último momento. En todo caso casi todas las veces ha funcionado porque cada uno de los cabros le da su onda, por ejemplo, para mí el Tomás tiene una forma de tocar las líneas de bajo que es fundamental. Y si bien yo hice la línea, él la interpreta y le da la vida. Y así con todos los integrantes, es como que todo el tiempo anterior fuera para que se gestara la canción.


La Portada

La portada es muy “en vivo”, a mí me encanta la portada que logramos tener la verdad, fue como mucho sacarle el partido al lugar nomás. La fotografía es de Cristóbal Cisternas (@c.c_octopus) que andaba con nosotros allá grabando y la edición de la foto es de Gabi Ferrer (@vruska.gabriela). Es bacán el rojo y la textura que tiene, pero más que eso, la energía que retrata dónde estamos todos participando. Es como una foto que está muy viva y muestra lo que está sucediendo, todos estamos ahí y nadie la está vendiendo. También me gusta la mística que tiene con la luz roja del suelo, me recuerda un poco como a Taxi Driver o la ciudad nocturna y se llama Live in Berlín entonces coincide con eso pese a que no estemos mostrando la ciudad de forma tan literal.

Ficha técnica

Piano, voz, dirección y arreglos: Gabo Paillao
Voz: Matiah Chinaski
Batería: Felipe Salas
Bajo: Tomás Alud
Trompeta solista: Italo Viveros
Trompeta: Fernando Carvacho
Trombón: Alfredo Tauber y Alejandro Mendoza
Saxo alto: Ed Neidhardt
Saxo tenor: Vicente Aravena
Saxo barítono: Aldo Gómez
Grabación, edición y mezcla de sonido: Juan Rodríguez
Masterización: Foex
Asistente técnico: Felipe Paz
Arte portada: Gabriela Ferrer (@vruska.gabriela)
Fotografía: Cristóbal Cisternas

Todas las fotos de esta nota por: Caterina Muñoz (@catemunoz)

 

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO