Ángelo Pierattini detalla las fases de "Soy un Aprendiz", canción por canción

angelo-pierattini-2021

Siete años, una etapa en México, una revuelta y una pandemia pasaron tras su último disco solista. Sin embargo, Ángelo Pierattini no refleja apuro, sino que satisfacción tras el estreno de su álbum “Soy un Aprendiz”.

El también vocalista de Weichafe decidió dotarle cierta independencia a sus canciones, que estas le guiaran el camino a buen puerto. En compañía de Pablo Stipicic en la producción, junto con varios amigos músicos que colaboraron de una u otra forma en la gestación de los nueve tracks del sexto trabajo del compositor, uno de ellos es Felipe Salas (Como Asesinar a Felipes). “Vale decir que él me empujó a hacer este disco, a quien le mostré estas canciones hace mucho tiempo”, comenta.

Está hecho desde la intuición, y creo que ella es un lugar importante para estar abierto al aprendizaje. Muchas de ellas están escritas desde ese espacio y desde el quiebre. Tiene que ver con entenderse y conocerse a uno mismo, que guarda relación además con la carátula del disco (un autorretrato)”, añade Pierattini.

Sobre el sonido que toma forma en esta nueva placa, el músico afirma que guarda relación con lo que venía trabajando hace un tiempo y lo que escuchaba durante su estadía en tierras aztecas. “Hay algo bohemio en algunas canciones que, desde mi lugar, venía escuchando hace mucho tiempo y cuajó muy bien mientras vivía en México, porque allá se escucha mucho a diario. Lo acústico y lo folclórico ya es parte de lo que he venido haciendo como solista. Lo bonito de la música es que va tomando la experiencia de quien la escucha. Es algo que no puedo controlar”.

Un proceso intuitivo que se tradujo además en que algunos temas no llegaran al tracklist final. “Varios temas que no quedaron en el disco (cinco). Se hizo la ruta que considero obvia para hacer un disco preciso, y que conciliara todo el contenido. Luego, se retrasó un año más por la pandemia donde se paró el financiamiento, así que había que rearmar una estrategia”.

Te invitamos a leer este nuevo XTrack sobre el disco “Soy un Aprendiz”, bajo los comentarios del propio Ángelo Pierattini.

Soy un Aprendiz

Habla de la capacidad de asombro como elemento esencial para mantenerse vivo, y también se refiere a mi partida a México. Somos seres humanos que pertenecemos a diferentes fracciones del planeta con sus historias. Trata sobre no auto plagiarse, estar despierto y conectado, que la vida supone cambios y que no exista resistencia a ello. Para que eso suceda, hay que decir “tengo mucho que aprender por delante”. Existen personas, mayores o menores, que me pueden ayudar a abrir una puerta de percepción.

Para mí el crecimiento es horizontal, colectivo. Es unir fuerzas, más que tocar techo. A través de los errores se aprende y también uno se reconoce. No creo que en que hay que ser un ejemplo de ser humano, se deben cambiar cosas de uno, pero también aceptar otras.

Musicalmente partió como vals peruano, y luego derivó en un ritmo más venezolano. Esto fue a propósito de la primera tocata que tuve con estos temas junto a Pablo Ilabaca e Ismael Oddó donde incluimos cuatro y tiple. Para mí es una maravilla de canción y denota cómo viene el resto. El ensamble no es el tradicional, sino que tiene un bombo legüero, unas cuerdas, es mucho más libre, y el disco tiene eso, se permite muchas cosas.

Carita de Gato (ft. Diego Lorenzini)

Nos conocimos con Diego Lorenzini en México, al quedarse en mi casa. Al principio no tenía mucha noción de la música que hacía. Es una persona la raja, super querible y es tremendamente talentoso en todo sentido. Lo admiro muchísimo.

Íbamos a tocar en un teatro juntos, y decidimos armar esta canción como un puente entre ambas presentaciones. La hicimos antes de ir a probar sonido. De hecho, grabamos la versión en ese mismo momento y quedó muy bonita. Con el pasar de los meses, comenzó a ganarse su lugar dentro del disco, aunque no nació con esa intención.

Jorge González es un referente para nosotros. ‘Mi Destino’ es un disco al que le saqué mucho jugo, y él representa algo muy significativo para mí que es que no se casa con la música que se hizo famoso. Es un artista súper inquieto y eso habla mucho de la capacidad de asombro y la búsqueda, de estar vivo y cruzar fronteras. No depender solamente de los primeros éxitos, sino que estar siempre haciendo cosas que remuevan el sitial que, en este caso, le colocaron a él. Es un tipo con mucho arrojo.

Su gato Ru participa en el video de la canción. (A Jorge le encantó la versión y quedamos muy contentos por eso. Con Diego esperábamos con ansias sus opiniones.

Luz de Noche (ft. Cancamusa)

Con Cancamusa nos conocimos en México y nos hicimos muy amigos. La idea de hacer una canción juntos nació ahora, durante la pandemia. La invité porque la canción le faltaba un elemento femenino en la interpretación y me gusta mucho su música. Aceptó mi invitación y quedó super bonita. Ella grabó en México, y yo hice mi parte acá en Chile.

Yo no la pensé con un single hasta que ella colaboró, y siento que representa muy bien el disco. Hoy en día el ámbito colectivo está apareciendo con harta fuerza. De hecho, este disco es muy colectivo, participan un montón de músicos amigos.

Dulce Amor

En esta canción participan varios otros amigos. Sebastián Aracena (productor y guitarrista de Mon Laferte), Gonzalo Foure (Santaferia) acompañó en las percusiones, yo toco el bajo, Pablo Stipicic los teclados e Isidora O’Ryan (Io), quien es una chelista que grabó las cuerdas.

Esta es una canción de amor muy sencilla, un bolero, que también tiene la particularidad de no estar construido desde un ensamble tradicional. El disco en general trae mucho desamor, y esta hace el contrapeso.

Amor por mi Condena

Es una canción con harto relato y emocionalidad, basada en la música mexicana. Habla sobre aceptar cosas, reconocerse y quererse cuando estas no resultan. El hacer un salud por el amor y su condena es básicamente, un brindis a este sueño no cumplido, a una relación acabada. También apela un poco a las veces consecutivas que te pasa lo mismo. Los fracasos también son abrazables.

No somos buenos para todo, hay cosas que la pasamos cagando siempre o irán cuesta arriba. Por lo menos, para mí, todo lo que tiene que ver con relaciones personales se me hacen más difíciles. Y en esta canción, en vez de pegarme la cuchillada, digo “celebremos esta condena”, aunque nos duela, porque hemos de sufrir.

El disco proviene de una época bien oscura, de una pérdida que se me fue revelando de a poco. Las canciones abarcan cosas que comencé a vivir desde el 2011. En esos años saqué otros trabajos, pero como lo tenía muy encima se me hacía complicado hablar sobre estos temas. Cuando empecé a armar “Soy un Aprendiz”, empezaron a aparecerse cosas de ese entonces, y ese dolor lo convertí en canciones, en comunicar y poner sobre la mesa estas emociones.

Subiré a lo Alto (ft. Palmenia Pizarro)

Debió tener unas siete versiones distintas, le dimos tiempo de madurez y tal como las otras canciones, fue señalando el camino. Apareció el nombre de Palmenia Pizarro, intentamos ubicarla, escuchó el tema y le encantó, dijo que sí, y grabamos en el estudio. Para mí es un honor, ella es un patrimonio de la música popular latinoamericana.

Para esta canción estaba pegada porque también tiene una gran interpretación, con emoción, sentimiento, desgarro. Ya que le haya gustado la canción, considerando que ha cantado temas de compositores muy reconocidos, me parecía un gran elogio y que participe ya es un sueño. Cuando la escucho se me paran los pelos. Es demasiado fuerte percibir esa sonoridad que se logró y su interpretación fue un broche de oro. Me siento orgulloso de haberla compuesto y muy honrado de que Palmenia haya aceptado ser parte.

Habla de un momento oscuro, el cual uno piensa lo peor para uno pero a la vez tiene una parte muy bonita que dice “dejaré que el recuerdo quede libre en mi piel”. Casi como una marca que te haces cuando niño y luego la recuerdas como la cicatriz del partido que ganaste el campeonato, o la primera vez que aprendiste a caminar y te sacas la chucha. Esas marcas que quedan y tienen una historia importante, un antes y un después. Y esa canción es eso.

Falsa Libertad

Lo que escribo aquí viene desde hace mucho tiempo. La revuelta es consecuencia de un proceso de décadas. En particular, esta canción la compuse hace cinco años, y quedaba perfecta para el disco. Si algo me preocupa de manera más consciente, es que algún elemento de mi música, contenga una opinión social.

Creo que el amor también es social. Si hago un disco como este de amor-desamor o de este lugar de dolor, lo político-social está dentro de esa desilusión, conviven muy bien, no es de otro polo o un contrapeso. Lo siento parte de esa energía como más creadora que tiene esta reflexión de “Soy un Aprendiz”, también proviene desde ese lugar.

Esta canción habla de estar atento, de que muchas veces lo que estamos viviendo social y políticamente son casi espejismos. Los políticos en general hablan de una realidad que muchas veces no existe. Y tenemos que estar alerta, y creo que estamos en esa frecuencia, vamos llegando a los dos años de la revuelta y creo que es un espacio muy bueno para hacer música.

Para mí es muy grande pensar que mis canciones sirvan como un documento, yo lo hago porque lo pienso. Estoy comprometido con lo que digo y lo que reflexiono. La música está ahí, uno no la controla, sino que recibes las señales para que puedas llegar a esa composición en la que se desarrolla el flujo creativo. Es una manera de comunicarnos, es un lenguaje que en mi caso me ha funcionado mucho mejor que la comunicación cotidiana.

Afortunadamente hago música y me permite comunicarme mejor con la gente. No busco que sea un emblema de nada ni nadie, no es mi ambición. Las canciones cobran vida con la experiencia de quien la escucha, le dota otros sentidos. Yo estoy poniendo algo que pienso. No porque la música deba ser social, lo hago por necesidad, por querer decir algo. Tiene que estar en mis discos, porque me representa.

Vida quiero tus Muertes

Es un juego de palabra vida-muerte. Es como decir “sol quiero tus sombras”. En una parte dice “la soledad me dio la fuerza”, que por lo general estar solo se asocia a una falta de energía, pero aquí es todo lo contrario. Hay muchos elementos que son polos opuestos pero aquí se terminan complementando. La vida está llena de finales y comienzos, de que vas cambiando de piel. Eso está muy pegado en mis líricas. No determina una muerte física, sino que un antes y un después, que de alguna manera podemos entender como muerte.

El disco está hecho desde un quiebre, desde una muerte en vida, y me sirvió tanto que me pasara. Estoy absolutamente convencido que lo necesito, aunque sea doloroso, porque que le da sentido al aprendizaje como ser humano. En ir simplificando la mirada, conectando con las cosas más mínimas. En este sistema, uno se vuelve consumidor de grandilocuencias, competencias, individualismo, de cosas externas y materiales. No le ando haciendo el quite a estos quiebres. No quiero ser un muerto en vida, quiero ir renaciendo, mantener la capacidad de asombro. Son tesoros intransables.

Ya la Cagué

La escena es “ya la cagué, me sirvo un vino”. Ahí está todo (risas). Dice “nunca sabré si caeré rendido porque jamás olvidaré este amor perdido”, no se sabe, pero es la raja porque cuántas veces uno dice “ya, necesito un copete, filo con el caldo de cabeza”. No sabemos si el trago nos solucionará algo, que la vida se encargue si es que nos vamos a volver a encontrar. Ahora quiero tomarme un copete para botar todo, conversar reír, llorar. Tiene que ver con eso.

La música es muy ad hoc, tiene mucho de Chavela Vargas. Es una canción que me encanta cantarla, porque es un momento que he vivido varias veces la verdad (risas). Copete y vamos pa’ adelante.

Después le pones repetir al disco y aparece “Soy un aprendiz”. Es como un uróboros (serpiente que se come su propia cola), termina ahí y vuelve a empezar. Sigue la intuición de las canciones. Me gusta sacar temas sueltos, porque mi gusto musical más antiguo es la música de los sesenta y me encanta ese formato. Pero también soy de una época de discos. Si hago un álbum, no puede ser un compilado solamente, debe tener un relato. Se entiende como un viaje.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO