Hay Rata Encerrada E06: Don Rorro (Sinergia), conversación de cuarentena

Sinergia Don Rorro

En medio de una pausa obligada con la pandemia de coronavirus, aprovechando sus horas de regalonear con su segundo hijo recién nacido, Don Rorro nos contó sobre las diversas experiencias que ha vivido en los 28 años de carrera de Sinergia en nuestra sexta conversación vía Instagram.

Además de contarnos lo grato que ha sido el proyecto Sinergia Kids, las series y documentales que ha visto en sus horas libres y cómo lo marcó el debut de Weezer en Chile, Rodrigo Osorio también profundizó en algunos de los capítulos menos conocidos del grupo, como las crisis que han pasado en estos años y lo difícil que fue llevar a las radios su segundo disco.

Te presentamos algunos extractos de esta buena conversación que tuvimos con la voz de éxitos como “Te enojay por todo” y “Amor alternativo”.

Vida familiar en días de cuarentena

Ahora tengo otro hijo amado que se llama Lucas León y que acaba de nacer el 18 de marzo, el sábado va a cumplir un mes de vida así que en realidad todo este tiempo ha sido de estar en casa junto a mi mujer cuidando al bebé, y ha sido super bonito. Alimentándolo, haciéndolo dormir, cambiándole la ropa, y nos vamos repartiendo las pegas acá mientras también hago cosas de SCD y de Sinergia entre medio. Siempre con una disposición totalmente distinta, antes me pedían hacer cuestiones y no hacía nada, siempre sacaba la vuelta (risas) pero ahora ni siquiera me llaman, o sea, le terminan de dar pecho y yo llego y le saco los flatitos al bebé, así que ha sido super bonito.

Las crisis de Sinergia

Hubo un momento en que Sinergia estuvo a punto de acabarse, que fue después que sacamos El Imperio de la Estupidez, después que fuimos a Colombia, se puso muy pesada la pista y sentíamos que ya cada vez teníamos menos pega, teníamos un equipo técnico que no éramos capaz de pagarlo. Fue un bajón super importante.Ahí tuvimos una reunión de emergencia con el maestro Andrés Godoy y nos dijo que termináramos toda nuestra relación con mánagers, técnicos que teníamos…

Yo creo que es el momento de hablar intimidades: nuestro manager era el gran Sergio Alvarado, productor y mánager del Felipe Avello, del Pedro Rumintot, de la Alison Mandel del Alex Anwandter, Movimiento Original, un monstruo. Y yo tuve la difícil misión de despedir a Sergio, que fue super duro y no fue porque lo haya hecho mal, es porque la banda estaba en una crisis interna y no era capaz de solventarse en sí misma, la banda tenía que reinventarse y partir de cero y estar tocando en lugares por muy pocas lucas para empezar de nuevo.

Ahí nos metimos en la aventura de tocar de nuevo y sacar otro disco (Aquí nadie debería ser pobre) que tenía “Toy chato”, “Día del sexo”, “Eslabón”, y ahí partió la cuestión de nuevo, como que nos reencantamos con la banda, tocamos por tercera vez en La Cumbre del Rock Chileno, nos fue super bien, y de ahí nos llamaron pa Olmué, al año siguiente en el Festival de Talca y fue todo de nuevo pa’ arriba.

Son lecciones de vida. Fue súper duro también cuando se fue el Alexis. Él es fisiólogo, se fue a hacer un doctorado afuera y es profesor de la UC de Valparaíso, y nosotros terminamos de grabar el disco El Imperio de la Estupidez, él termina de grabar el disco y dice que se va de la banda, que le salió la posibilidad de estudiar afuera y que él se veía trabajando en eso, y entraba su hermano, el Ariel, que nos parchaba en varias fechas.

Para mí, para todos fue súper difícil porque había una comunicación musical y afectiva con el Alexis super fuerte, y con el Ariel teníamos la mejor de las ondas pero esta cuestión es un pololeo, la música tiene una cosa muy afectiva (…) No sentía que éramos la aplandora musical, que la hueá enganchara. Me acuerdo haberme ido de una tocata en la SCD, una de las primeras que hicimos con él, yo super deprimido, cagó la banda. Pero después vino otra tocata más y ya estaba la magia de nuevo, y después seguimos pa’ adelante. Y con él hemos tenido hitos como tocar en Colombia, en Rock al Parque, Lollapalooza, Olmué… y desde el 2009 tomó la posta de tocar el bajo y lo ha hecho super bien.

El difícil segundo disco

Me acuerdo cuando partimos con Sinergia, después de grabar el primer disco con Andrés Godoy, subimos el disco a Rockaxis y aparecía una critica medianamente buena del disco y generalmente dejaban abierto para la gente comentara el disco, y de 100 mensajes, 90 era “cambien al vocalista”, “la banda la raja, pero ese hueón echa a perder todo”…

El disco que tenemos más exitoso, Procesalo Todo, que traía canciones como “Todos me deben plata”, “Sopaipillas con mostaza”, “Mi señora”, tres temas calados. Ese disco lo fuimos a presentar a la Rock&Pop y lo rechazaron, dijeron que no iban a tocar más a Sinergia porque estaba en una situación complicada en términos de sintonía. Nosotros propusimos “Tipiquísimo”, que no nos dimos cuenta que no era un buen single, y tuvimos montones de reuniones, y el sello que teníamos en ese momento (La Oreja) se reunió, y La Oreja tiró la esponja…

Me acuerdo que fuimos con nuestro manager de aquel momento, Andrés Guayasamín, él se instaló una tarde entera a que algún tipo de Rock&Pop escuchara el disco, yo me instalé con el Jorge Lira, le escribí, le mostraba las canciones y fue un hueveo, hueveo. Nos juntamos con Marcelo Aldunate también. Fue huevear, huevear, hasta que dijeron “¿saben qué? les vamos a dar una oportunidad y vamos a probar con “Mi Señora’“. Nosotros dijimos ‘pero es que nosotros ya tenemos una canción que se llama “Mujer robusta” y otra canción que hable de las minas, la pareja… nosotros queremos otro contexto, porque la banda también tiene una mirada social y todo”, y Aldunate dijo que la banda no pierde eso, que ‘si tu me pides un tema que vaya a sonar en la radio y que yo le vea mi señal esa es “Mi Señora”, y para el resto está el disco, la gente va a conocer el disco”.

Y me acuerdo de estar manejando pal’ trabajo y ver que el Jorge Lira en ese tiempo hacía como un llame ya, de qué temas querían escuchar y todo el mundo pedía “Mi Señora”, y la canción la habían estrenado hace dos semanas. Se transformó en un bombazo, fue éxito al tiro. Me acuerdo estar paseando dos meses después en las fondas y ahí la canción la tenían puesta en todos lados.

El concierto de Weezer

Yo lloré viendo a Weezer. La cagó. La gente que tiene mi instagram, yo tengo en estas historias destacadas tengo como 20 o 30 momentos del recital, el show de Weezer es de lo mejor que he visto en los últimos años, súper bueno. Fue emocionante, se concentraron en el disco azul, el primer disco de ellos, sonó la raja, tocaron con mucha intensidad, derribaron todos los discos porque en el día de hoy todos vienen con las medias visuales, los fuegos artificiales, con toda la parafernalia, acá el puro logo nomás y a tocar, y fue demasiado la raja.

Sinergia Kids

Fue tal el nivel de esfuerzo que hicimos (en el Kidzapalooza), trabajamos con la Romina Rodríguez (La Rominoi), con el Eto2D, y empezamos a meter en un proyecto que cada vez se empezó a transformar en una hueá más y más grande, y en la medida que más lo íbamos pensando nos íbamos a dando cuenta cada vez más que necesitábamos hacer… un tutorial de esto, una música para esto, un asistente aquí. En un momento como que nos agobiamos porque veíamos que no íbamos a lograr cada esto porque estaba demasiado ambiciosa, pero en algún momento, pasó -en términos de coronavirus- se aplanó la curva y empezamos a sacar todo.

Transformamos el show de la banda en un videojuego, eso es, cada canción es un nivel de un videojuego y cada canción tiene un desafío, de hacer pasos, de abrazarse con los papás, de hacer un ruido del malo, y hacer una competencia entre el público y la banda fue una locura, pero resultó, lo hemos hecho varias veces. La gente engancha con el concepto.

La semana pasada dimos una entrevista para un medio colombiano también impresionados por este tema de Sinergia Kids, así que yo creo que vamos a seguir trabajando en eso. Se nos vienen otros shows de streaming de Sinergia Kids.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO