La fiesta de Alex Anwandter en el Caupolicán: Tomarse las cosas en serio

alex anwandter por cate muñoz 01

De un momento a otro, nos acostumbramos a los shows “de consolidación” en el Teatro Caupolicán. De hecho, por ahí ya hicieron suyo el escenario la mayoría de la generación de recambio de la música chilena, y aunque sigue siendo meritorio, también ya vemos como normal el paso de los artistas chilenos con trayectorias valiosas por este recinto de calle San Diego.

Cada cual ha sabido saber dar un toque especial a cada show en este lugar. En el caso de Alex Anwandter, al ser un tipo que no tiene una agenda tan activa en la capital, sabe aprovechar la instancia para dejar conforme a todo el mundo.

A diferencia de su debut en este recinto, cuando lanzó Amiga (30 de julio de 2016), fue mucho más diverso en cuanto a potencia y emociones. Al tener poco más de un mes de vida en plataformas como Spotify, las canciones de Latinoamericana aún no han sido tan procesadas por sus fans, quienes gritaron mucho más cuando sonaron “Que se acabe el mundo porfavor”, “Rebeldes” o “Manifiesto”.

alex anwandter por cate muñoz 02

También fue un show con más respiros. En el segmento intermedio, en el que Alex se sentó en el piano (con ese sonido setentero del Yamaha CP-70) para interpretar la bella “Um girassol da cor de seu cabelo” (Milton Nascimento & Lô Borges) y una sentida versión de Amor de indio (Beto Guedes), aprovechó de dejar en claro sus luchas sociales y políticas, con dardos a la ola neo-fascista reflejada en la llegada al poder de Jair Bolsonaro (Brasil) y Donald Trump (Estados Unidos), con más sentido y efectividad.

El espacio también sirvió para bajar las revoluciones antes de presentar a los grandes invitados de la noche: Gepe y Javiera Mena, que se subieron para recrear un neoclásico del pop local, “Sol de invierno”, además de bailar un poco en “Tatuaje”.

La fiesta continuó con el paso sorpresivo de Juliana Gattas y Ale Sergi, el dúo argentino Miranda!, que al parecer se quedó más días paseando por la capital tras haber tocado en el mismo escenario el sábado pasado. Además de poner sus voces en “Siempre es viernes en mi corazón”, se robaron la película al cantar dos de los éxitos de su primer álbum: “Imán” y “Bailarina”. El resultado fue el momento más coreado de la noche, junto al instante en que Anwandter recordó a Teleradio Donoso con “Eramos todos felices”.

miranda alex anwandter

De Latinoamericana se pudo escuchar casi todo el disco en vivo, y sin duda, las mejores recibidas por su público fueron “Axis Mundi” (con la que inició el show), “Latinoamericana”, “Vanidad” y “Finalmente“, que promete sumarse a su lista de hits. Estamos ante un disco mucho más esquivo que su antecesor, que relega algo de su espontaneidad para definir mejor su identidad como artista, con un sonido que ya es tan característico como sus extraños pasos de baile y su histrionismo en el escenario.

30 canciones se totalizaron en esta noche de jueves. Una jornada que se sintió irrepetible y que remarcó la importancia de un tipo que se ha tomado las cosas en serio, defendiendo lo que siente propio esquivando balas desde su trinchera.

Alex Anwandter en el Teatro Caupolicán
Jueves 22 de noviembre de 2018

1. Axis Mundi
2. Bailar y llorar
3. Casa Latina
4. Amiga
5. Tormenta
6. Intentarlo todo de nuevo
7. Rebeldes
8. Que se acabe el mundo por favor
9. Manifiesto

*Set acústico

10. Nadie como tú
11. Shanana
12. Malinche
13. No te puedes escapar
14. Um girassol da cor de seu cabelo
15. Amor de indio
16. Sol de Invierno c/ Javiera Mena + Gepe

*Cierre set acústico

17. Tatuaje c/ Javiera Mena + Gepe
18. Latinoamericana
19. Canción del muro
20. Siempre es viernes en mi corazón c/ Miranda
21. Imán c/ Miranda
22. Bailarina c/ Miranda
23. Éramos todos felices
24. Cordillera
25. Vanidad
26. Finalmente
27. Odio a todo el mundo
28. Locura
29. Cómo puedes vivir contigo mismo?
30. Amar en el campo

*Fotografías por Cate Muñoz y Natalia Lafuente.
Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO