On the Beach at Night Alone: conversaciones en compañía de cigarros, alcohol y amor

En-la-playa-sola-de-noche

Últimamente el cine surcoreano ha entregado bellísimas piezas fílmicas, que han sido exhibidas y premiadas en diferentes festivales, lo que ha permitido descubrir joyitas que vale la pena rescatar.

Entre ellas, On the Beach at Night Alone (2017), escrita y dirigida por Hong Sang-soo (Ha ha ha), una película que muestra su lado más personal y melancólico.

Young-hee (Kim Min-hee), es una actriz que está enamorada de un cineasta casado, viaja a Hamburgo a esperarlo, pero éste nunca llega. Tiempo después, la protagonista vuelve a su país, específicamente a Gangneung, un pequeño pueblo costero, en el cual se reencuentra con viejas amistades. Entre conversaciones y caminatas a la playa, la actriz comienza a reflexionar acerca de su relación con el cineasta, y como éste permanece latente en su vida.

Esta es una película que, como se ha dicho, es a corazón abierto. Y es que después de leer bastante acerca del film, y verla dos veces, no puedo estar más de acuerdo. Es sincera, directa, íntima, incluso poética. Refleja claramente la vida personal del director surcoreano, y deja al descubierto toda una fragilidad y aflicción que fluye a lo largo de la cinta.

A momentos pareciese ser un documental, ya que la cámara simplemente se instala delante de los personajes, y nos muestra su vida cotidiana, sin cortes ni cambios de planos o movimientos de cámara. Lo que más se visiona son esporádicos zooms y planos-secuencia. Esto le entrega una pizca de “realidad”, lo cual nos acerca aún más a la historia.

Por otra parte, las conversaciones y reflexiones que tienen los personajes son muy humanas. Especialmente en una escena en la cual Young-hee, mientras comparte con sus amistades, entre alcohol y cigarrillos, alza la voz y expresa lo que significa para ella el amor después de haber estado con el cineasta. Esta es una de las escenas mejor logradas, y me recordó un poco al cine de Linklater, por su forma tan humana de retratar sus películas.

A pesar de mantener mínimos juegos narrativos, o de sentirse muy monótona a ratos, On the Beach at Night Alone se caracteriza por su belleza en la franqueza y sencillez con que trata la historia. No necesita más que eso, ya que precisamente ahí radica su fuerza. Y se convierte en una de esas películas que ves una y otra vez, y no sabes realmente por qué es así, pero algo tiene que te hace regresar a ella.


Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO