MFest, Noche Sideral: Latinoamérica unida por la misma luna

noche-sideral
Fotos por Ángelica Díaz

La velada del sábado 19 de enero se extendió hasta la madruga del domingo, sin perder ánimos. Exponentes de la escena independiente trasandina y nacional se tomaron la explanada del M100. Como Rata, estuvimos presentes en la sexta versión del MFest Noche Sideral, organizada por Matucana 100 en colaboración con el Festival Sideral.

En palabras de la primera invitada, el tiempo de Isla Panorama fue genial, posta (en serio). La uruguaya, Ino Guridi, calentó motores con un dj set electrónico lleno de misticismo acompañado de visuales coordinadas a la perfección con los ritmos de sus máquinas. A ratos incorporando su voz volátil, adquiriendo un sonido dream pop, similar a los inicios de Grimes.

Aunque muchos eran desentendidos, a medida que el show avanzó los espectadores se acercaron al escenario y bailaron tímidamente el bajo bien marcado de los beats. Guridi, terminó su segunda visita a nuestro país, con un cover al tesoro nacional Buddy Richards de Tu Cariño Se Me Va. Su versión synth pop fue del agrado de los asistentes que berrearon y aplaudieron.

La salida de Julen y la Gente Sola al cartel, dio la oportunidad a Yaney para desfilar por el festival. Yaney Salgado fue develando capa por capa el núcleo de su debut 1992. Ovacionada por el público entonó las baladas emo, con arreglos de guitarras estridentes. Imposibles de ignorar.

El paso de Técnicas Manuales desató una fiesta bailable. Los porteños acentuaron que la música une, no importa de dónde venga. Sus fanáticos se escuchaban al termino de cada canción, rogando por sus hits favoritos, como Se me hace, Carrito de Feria y por supuesto, Las Torpederas. Su enérgica presentación dio paso a estrenar un tema inédito, adelanto de la sucesión de Las Torpederas

Bestia Bebé, los argentinos presentaron parte de su último disco, Las pruebas destructivas (2017) y éxitos consolidados como Omar, Lo quiero mucho a ese muchacho y Tigre de Metal. La espera de los fans por dos años a su primera visita se sació con el rock guitarrero que tanto anhelaban. El cuarteto de La Plata se posicionó como la banda más coreada de la jornada. Hasta fuera de las rejas del Matucana 100 se divisaban fanáticos gritando cada letra que salía de la boca de Tom Quintans.

Dos de la mañana y el turno de Las Ligas Menores, revivió el fuego del público. Bajo una luna llena, el quinteto argentino recito los himnos para los corazones rotos.  Olas de saltos en primera fila, brazos al aire y pulmones a todo dar cantando los temas que se escuchaban a menos de un año en la sala Bunster de Matucana 100.  Un canto especial, para la bajista Luli por su cumpleaños y un track no ensayado para el retorno tras el final, entre risas y aplausos se despidieron los regalones de la escena indie trasandina en nuestro país.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO