La Llama seguirá ardiendo

FestivalLaLlama

Han transcurridos dos días desde que La Llama fue encendida en el Caupolicán, y en nosotros todavía arde ese espíritu musical latinoamericano que nos llevó a presenciar un festival de bandas chilenas, argentinas y uruguayas. Un espectáculo que relució de principio a fin con artistas de renombre a nivel sudamericano, tales como: Angelo Pierattini, Tomo como Rey, Catupecu Machu, Bersuit Vergarabat, No Te Va Gustar y La Vela Puerca.

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar que se congregó en el teatro, gente de diversas partes de nuestro continente, en su mayoría argentinos y uruguayos. Un show que prometía, se convirtió rápidamente en una realidad, con un ritmo fuerte sobre el escenario y una lista de temas que dejó conforme a los asistentes al festival.

Las puertas se abrieron a las 16 horas, permitiendo con ello el paso de los fanáticos, preferentemente de la banda uruguaya La Vela Puerca. El primero en salir al escenario, fue el nacional Angelo Pierattini quien, con sus temas solistas, entretuvo al público que se encontraba en el recinto, los cuales pasaron un grato momento escuchándolo.

Pasadas las 18 horas se presentó la banda argentina Catupecu Machu, liderada por Fernando Ruiz Díaz, exhibieron todos sus clásicos y aprovecharon de mostrar material de sus último disco “El Mezcal y La Cobra” de 2011. Entre ellos se puede mencionar: Plan B, Dale!, A veces vuelvo, Perfectos cromosomas, etc. Con una mezcla compacta y un claro sonido, la banda hizo bailar y saltar a los presentes a esa hora en el teatro. La perfecta armonía de Macabre en el teclado, Sebastián Cáceres en la guitarra y bajo, y Agustín Rocino en la batería, junto con Ruiz Díaz en la voz, demuestra que la banda en sus 20 años de trayectoria sigue vigente en los escenario.

Sin lugar a dudas, la Llama prendió con toda pasión cuando los uruguayos de La Vela Puerca salieron a escena. Con un lista de canciones que sorprendió a más de algún asistente a la jornada. Esa particular combinación de vientos con guitarras demostró que la banda es una de las mejores a nivel sudamericano en intensidad sobre las tablas. Los asistentes corearon todos sus clásicos, y gritaron su particular: “Vamos la Vela…Vamos la Vela… de mi corazón” en Vuelan Palos. El grupo que comúnmente se presenta en el país, hizo notar esa singularidad que tiene con el público nacional, y su sencillez en comunicarse con ellos, tal es el caso que Sebastián Cebreiro después de “Un frasco” preguntó: ¿Cómo estay pasándola huevón?. Desatando una que otra risa entre los presentes.

A continuación y entremedio de las bandas uruguayas, fue el turno de Tomo como Rey, banda que tuvo como invitado a Don Rorro de Sinergia en una de sus canciones. Con un breve show, provocó una pequeña fiesta en el Caupolicán. Entre sus temas, se pueden mencionar  “Borrachos al poder”, Arriba de la pelota, entre otras.

Pasada las 23 horas, No Te Va Gustar empezó su espectáculo. La banda que cumplió 20 años el 25 de junio pasado, demostró que el rock y el pop son buenos ingredientes para el amor que denotan en sus canciones. Con sus clásicos temas, y los de su último disco “El Calor del Pleno Invierno”, crearon un ambiente propicio para que la llama del festival siguiera ardiendo entre nosotros. Destacar la importancia de los vientos, y exclusivamente el trabajo de Denis Ramos en el trombón, quien motivaba al público a saltar en cada canción. Lo más asombró, fue la presencia de invitados musicales en diferentes composiciones, por ejemplo, la Bersuit Vergarabat en Verte reír, Fernando Ruiz Díaz en Poco y, de Gabi, Sebastián Teysera y Sebastián Cebreiro de La Vela Puerca en No era cierto, último tema de la lista.

Nada hubiese sido perfecto sin una fiesta al final del festival, y eso fue lo que nos dió la Bersuit Vergarabat. Repasando sus temas más conocidos y algunos nuevos, asombró el poder que tiene en el escenario incluso después de una separación y la ida de uno de sus miembro fundadores, Gustavo Cordera.

En síntesis, este festival de música latinoamericana llega a demostrar la vigencia actual de las bandas uruguayas y argentinas en el sur del continente. Con un Caupolicán repletó de fanáticos, podremos decir que lo que viene va a ser mejor de lo que hubo. Esta llama no se apaga, perdurará por un buen tiempo en nuestros corazones y cuerpos.

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO