Interpol – Marauder(2018): Intimidad en forma de canciones

interpol18

Cuatro años tuvieron que pasar para que la banda oriunda de New York lanzara un nuevo disco, intentando dejar atrás el éxito que obtuvieron antecesores como “El Pintor”(2014), “Interpol”(2010), “Our Love to Admire“(2007), “Antics“(2004) o “Turn on the Bright Lights“(2002). “Marauder” llega con bombos y platillos a renovar, bajo una extraña propuesta de recrear el efecto de sonido “en vivo” en sus pistas y prometiendo o más bien asegurando retomar la esencia y el ritmo característico de la banda indie rock que deja a su público conforme.

Marauder” se convierte en el sexto LP de la banda compuesta por Paul Banks, Sam Fogarino y Daniel Kessler, que junto al productor Dave Fridmann, conocido por trabajar con bandas como Mogwai, Spoon o MGMT, logran dar vida a estas trece canciones.

Entre ellas, dos interludios que en forma de relleno intentan potenciar las melodías intensas y letras íntimamente profundas basadas en el amor y la pasión, inspiradas en experiencias personales de sus propios integrantes.

If You Really Love Nothing” es la pieza que abre el álbum, una potente y pegajosa canción que además se convirtió en el single más reciente del disco, con un jugado video lanzado horas antes del gran estreno. Le sigue “The Rover”, el primer single del LP que evidencia que el trío al liberar ambos videoclips de esta nueva propuesta, tiraron sin miedo la carne a la parrilla.

Complications”  no innova, expone los típicos ritmos del indie rock en una canción que si bien no suena a novedad, funciona. “Flight of Fancy” es una especie de viaje al pasado, junto a la mezcla de guitarras y bajos retoma y recrea la esencia del grupo en discos anteriores, al igual que “Mountain Child” o “NYSMAW”, donde la batería se lleva gran parte de la atención.

Por otro lado, “Stay in Touch” entrega melodías intensas, riffs pegajosos que junto a la voz de Banks generan una canción exquisitamente profunda y misteriosa. Siguiendo esa misma línea, “Surveillance” y “Party’s Over” juegan entre ritmos oscuros del post punk, arriesgándose a encontrar un sonido nuevo sin mucho éxito, pero desarrollando esa oscura atmósfera que cautiva a los seguidores de la banda.

Number 10”, si bien fue lanzada antes del disco como el segundo single, calentó motores y entregó pistas del camino que seguiría Marauder en este viaje. Junto a la introducción de guitarras y explosión de melodías consiguen un trabajo exitoso, rápido y agresivo. El cierre del disco lo da “It Probably Matters”, una canción que si bien se esfuerza por mantener un ritmo pausado, no molesta, sino todo lo contrario. Cautiva entregando un final limpio y potente.

No podemos asegurar que “Marauder” es el mejor disco de Interpol, así como lo asegura completamente su líder. Pero si podemos confirmar que es un disco lleno de melodías poderosas que intentan explorar de alguna manera nuevos sectores rítmicos con el propósito de alejarse de una zona de confort, que independiente si se alcanza o no, cumple lo que promete entregando sinceramente parte de una intimidad en forma de canciones.

Comentarios

22. Me gusta la noche.