"Avengers: Infinity War" (2018) - Thanos volverá

avengers-2-900x600

“Perderemos…” decía Tony Stark en uno de los trailers de “Infinity War“. “Haremos eso juntos, también”, respondía Steve Rogers. La última apuesta de Marvel resulta un filme especial, un desafío cinematográfico llevado a cabo con excelentes actuaciones y una fotografía impresionante. Trabajo en equipo a escala universal.

“Avengers: Infinity War” muestra al núcleo original de los Vengadores está repartido por la Tierra y otras partes del Universo. Son un equipo fragmentado aún por los sucesos de “Capitán América: Civil War” (2016): Thor y Hulk en el espacio, Rogers y Romanoff como fugitivos, y Bucky en Wakanda con T’Challa. Sin embargo, deberán buscar la forma de frenar a Thanos, el “Mad Titan” que está en búsqueda de las 6 gemas del infinito para satisfacer su obsesión de entregar balance al universo.

Cuando Marvel Studios anunció la Fase 3 de su Universo Cinematográfico en 2013, los fans de estas películas no podíamos con el hype. Nos dejaron en claro que la tercera entrega de los Vengadores sería algo más grande y más impresionante que cualquier otra película de super-héroes. Y “Avengers: Infinity War”, fue todo eso y mucho, mucho más. El film – dirigido por los hermanos Russo – resulta como una montaña rusa de emociones. Acción constante, mucha nostalgia y también tristeza. Se agradece muchísimo la oportunidad de ver a ciertos personajes compartir pantalla por primera vez, como Iron Man y Dr. Strange, o Thor y Rocket Raccoon. Ciertos encuentros y pasajes son icónicos por su significado dentro del mundo de Marvel, como también para el momento del cine en general.

Hay tanto de qué hablar, pero tan poco que decir sin arruinar el film para quien lea esta reseña. Vale la pena mencionar que ninguna fan-theory sobre esta película es completamente acertada. La película está repleta de sorpresas, y aumenta la capacidad de asombro del espectador en cada escena importante. Además, Thanos resulta ser el antagonista para los Vengadores que Ultron y Loki, en su momento, no lograron ser. Da la sensación de estar viendo a Darth Vader por primera vez como un niño, por su impronta y lo que genera su presencia en pantalla. Es un personaje que motiva a escucharlo, a mirarlo con atención. La interpretación de Josh Brolin, a pesar de ser realizada a través de captura de movimiento, superó ampliamente las expectativas.

Cinematográficamente hablando, el film está delicadamente realizado desde un punto de vista técnico. Marvel suele destacar por ponerse a la vanguardia en cuanto a qué tan real se sienten los efectos especiales de sus películas, e “Infinity War” no fue la excepción. Hay tomas, y secuencias completas que se sienten extremadamente reales, y que a la vez están cargadas de emoción; al mismo tiempo consolidan a sus actores en los papeles que interpretan.

“Avengers: Infinity War” es, por lejos, la mejor producción de Marvel hasta ahora. Es un film que no satura ni aburre por la cantidad de personajes que posee, que te mantiene constantemente al borde del asiento y que en definitiva, fue más de lo que se esperaba. Antes de verla, estén preparados para el regreso de ciertos personajes, y el adiós definitivo a otros también. El final fue sublime, tan inesperado que genera un silencio sepulcral en la sala de cine. La escena post-créditos representa una luz de esperanza. A prepararse todos, que Thanos volverá.

Por Vicente Véliz.

Comentarios

Con miras a estudiar Periodismo. Basketbolista amateur. Ñoño por excelencia.