"Fetch The Bolt Cutters" de Fiona Apple: una furia guardada por 8 años

Fiona

“I’ve waited many years”, es la primera línea de “I Want You To Love Me” canción que abre “Fetch The Bolt Cutters”, el primer disco de Fiona Apple en ocho años, habrá sido intencional o no, pero qué manera de iniciar un trabajo de manera sorpresiva, sin ningún sencillo o canción liberada previa al lanzamiento de este.

Un disco que llega en medio de la cuarentena que afecta a todo el mundo, aunque quizás no tanto a Fiona, que sufre de pánico social y rara vez promociona sus trabajos, de hecho debe de ser su momento perfecto: “Fetch The Bolt Cutters” es simplemente fenomenal, lleno de texturas metálicas, pianos que coquetean y juegan con la voz de Fiona, que puede pasar de gritar a susurrar como si nada, pero siempre con un raspeo que evidencia rabia, algo ya conocido en la cantante, pero ¿ofrece algo nuevo?

¿Un disco de Fiona Apple sin baladas? Es imposible de imaginar pero lo es, puede ser algo negativo para los fanáticos de sus temas más lentos, y que probablemente deban esperar 8 años más para obtener uno, la cosa es que Apple logra sortear de manera efectiva la carencia de baladas con sonidos que van desde el folck, el jazz, algunos sintetizadores, percusión metálica y una que otra vibra punk con su contenido protesta al puro estilo de la cantante. 

Nada de baladas, solo rabia, resentimiento, episodios del pasado, pero a la vez empoderamiento, apuntando en contra de la industria, de sus ex-parejas, de gente del pasado, en contra de ella misma, el mejor ejemplo se presenta en “For Her”, un tema en el que casi en su final Fiona remata con un “well, good morning / you raped me in the same bed your daughter was born in”. 

“Rack Of His” refleja un quiebre amoroso que aún no se supera, “Newspaper” evidencia una intensa rabia producto de un triángulo amoroso, “Cosmonauts” trata de un amor complicado, pero con ganas de ser eterno, mientras que el title track habla acerca de las críticas, la competividad y toxicidad de la industria que vivió Apple en sus inicios.

Este es el manifiesto más sincero, puro, experimental e interesante de Fiona a lo largo de su carrera, y además cuenta con la gran colaboración de su perro, que se hace presente en algunas canciones con sus ladridos que evidencian que Apple desde antes de la cuarentena pasaba en casa, grabando un disco que saldría en un momento en el que el mundo entero debe quedarse en sus cuatro paredes tras la propagación de un virus y al estarlo nos ponemos a pensar en varios episodios del pasado, lidiamos con nuestros fantasmas, mientras el perro de la casa ladra porque quiere salir a dar un paseo y las sillas de la mesa chillan al moverlas, porque llegó la hora de sentarse a almorzar. Eso mismo pasa a lo largo de todo “Fetch Bolt The Cutters”.

¿Una viajera en el tiempo? ¿Una visionaria? ¿Oportunista? de Fiona Apple se puede decir cualquier cosa, pero lo cierto ahora es que “Fetch Bolt The Cutters” es el disco del año.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO