DAY6 en Chile: cómo hacer la diferencia

IMG_9226
Nicolás Fuentes / @soynicolais

A pesar de ser día lunes, las calles que rodean al Teatro Caupolicán comenzaron a recibir a los primeros fans desde las primeras horas de la mañana. No importaba el calor, la sed e incluso, no importaba que este día se rinda la PSU. Las ganas de estar cerca de los idols son más grandes.

Después de una larga tarde, la recompensa llegó a las 8 de la noche en punto. Con “I Smile” suben al escenario los miembros de DAY6, quienes en medio de gritos ensordecedores sonreían al público presente.

A la canción de abertura le siguieron dos éxitos antes de comenzar a interactuar con su fanaticada. “Hola Chile, ¿cómo están?” Eran las primeras palabras en español del líder del grupo, Sungjin, lo que bastó para generar una atmósfera de gritos y euforia que no daría tregua durante las más de dos horas que duró el show.

Aunque la banda está fuera del carácter típico de un grupo de K-Pop, logran generar con instrumentos como la guitarra y el bajo, el mismo entusiasmo que generan otros grupos con los pasos de baile. Saben hacer la diferencia, cautivan a sus fanáticas con el sumo control de los acordes más que con las coreografías perfectamente coordinada. Tranquilos, como dominando el escenario, se mantenían los cinco miembros, no sin mostrar impresión en sus rostros por la energía que transmitían las “My Days” chilenas.

IMG_9124

A pesar de ser un show largo -más de dos horas y casi 30 canciones- la euforia estaba a tope, tanto del grupo como de la fanaticada, logrando una conexión que reforzaba la intimidad que se vivía dentro del teatro. Globos con forma de corazón y carteles con la leyenda “Su música da color a nuestras vidas” hacían de San Diego 850 una cita romántica.

Así, con una explícita intimidad, adornada por los elogios que brindaba la banda a sus fans, tales como “Son hermosas” y “Las amo“, y sin apelar al recurso característico del K-Pop, se vivió el primer concierto de DAY6 en Chile y que, tal como aseguraron, no será el último. Entre papel picado y una bandera chilena dejaron el escenario y con ellos un mensaje al resto de shows de pop coreano en Chile: hagan la diferencia.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO