“Dark Tourist”: cuando el turismo cuestiona tu moral

Dark-Tourist-1

El principio es conocido. Un periodista de cualquier lugar del mundo -Nueva Zelanda, check-, viaja cámara en mano registrando lugares turísticos -Europa, Asia, América, África, check-, para plasmar sus experiencias como visitante -primera persona, check-. El final entonces, es lo que se vuelve interesante.

“Dark Tourist” (Netflix, 2018) es una serie documental de 8 episodios unitarios entre sí en donde el periodista neozelandés David Farrier trata de sumergirse en la mente de los “turistas oscuros” o, según sus palabras, aquellas personas que prefieren lo “loco, macabro y mórbido”. Acá no hay bellas playas del Mediterráneo para Instagram.

dark-tourist-2

La ruta incluye un narcotour por los lugares icónicos de la Colombia de Pablo Escobar, visitas a lugares que hasta hace poco no admitían turistas por sus coyunturas políticas como Myanmar o Kazajistán, campos de concentración, pasear por los lugares más radioactivos del mundo, desenterrar muertos en rituales africanos, el sacrificio de cientos de animales o simplemente someterse voluntariamente a torturas para sentir adrenalina. Sí, suena totalmente insano.

Aunque ha sido criticada por la frivolidad con la que Farrier aborda los temas y su shock disfrazando de insólitos ciertos cambios culturales -especialmente en África y Asia-, la serie es un entretenido relato lleno de incorrección en episodios que sólo van creciendo a lo largo de la temporada.

En una época en donde tratamos de actuar bien apegados a la moral, “Dark Tourist” es un desafío constante a no sentirse indignados. El mundo va más allá del teclado, aunque no siempre lo entendamos.

“El Otro Turismo: Dark Tourist”
Todos los capítulos disponibles en Netflix.


Comentarios

(Periodista - Editor Web)

Tengo 23. "Sopapiglobo, acompáñame con la guitarra".