Jojo Rabbit: la sátira nazi que no sabíamos que necesitábamos

Jojo Rabbit

Una versión en alemán de “I Wanna Hold Your Hand” de los The Beatles con imágenes de jóvenes revueltos por los discursos de Adolf Hitler es el puntapié inicial de Jojo Rabbit. Es el primer hecho que marca el estilo de esta sorprendente película. 

Pero no es una película sobre el régimen nazi, es sobre Jojo Betzler, un niño de 10 años que solamente quiere pertenecer, como todos los niños de su edad. Así es como desarrolla una obsesión con ser parte de la escolta de Hitler y protegerlo de los judíos.

Premios Oscar 2020 en LaRata.cl

A tanto llega esto que Adolf Hitler termina convirtiéndose en su mejor amigo…imaginario, interpretado de forma magistral por Taika WaititiEn su búsqueda por ser el nazi ejemplar es que entra a un campamento de iniciación para soldados, donde sufre un accidente que lo aleja completamente de su sueño y lo deja encerrado en su hogar.

Así Jojo descubre la otra realidad de su mundo, Elsa, una chica judía escondida en su casa, que se convierte en su objeto de estudio y que le termina enseñando que los judíos pueden ser amigos, y que por el contrario, no todos los nazis lo son. 

Scarlett Johansson interpreta a  Rosie Betzler, la madre de Jojo, dándole vida al personaje de una forma poco convencional, no es la madre que busca proteger a su hijo de los horrores de la guerra, es una mujer que busca que él crezca en un mundo mejor y para eso le enseña como son realmente las cosas.

La madre de Jojo no disfraza la guerra como un juego que él pueda comprender sino que se lo muestra como es, con muertes, pérdida de seres queridos, pero también le explica que el amor los puede salvar y que en medio de todo el horror debe creer en aquello, en el amor. 

Obviamente no es sólo Scarlett y Roman los que se lucen en sus papeles, nuevamente podemos ver a Sam Rockwell en un papel que terminamos amando, el de Capitán Klenzendorf, quien al igual que Jojo busca volver a tener gloria y ser reconocido por su labor luchando por Alemania.

Rebel Wilson también logra sobresalir, en su forma que nos tiene acostumbrados, da un toque de humor especial. Otro actor que destaca y que junto a Roman Griffin es un descubrimiento, es Archie Yates quien interpreta a Yorki, otro niño que sueña con ser soldado.

El director Taika Waititi nos lleva  por una montaña rusa de emociones con Jojo Rabbit, pero cada emoción es equilibrada de la manera perfecta, puedes pasar de reírte con Yorki a llorar por la historia de Elsa, o la de Rosie

La película no es una apología a la alemania nazi, es una sátira retratada desde los ojos de un niño, y es así como vemos toda la historia, el mundo de un niño de 10 años que sueña con ser soldado, que espera que su padre vuelva, que quiere ser el nazi ejemplar y que intenta de comprender el amor en todos sus sentidos. 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO