Crítica: "Fragmentos de Lucía" - Un misterio que no busca ser resuelto

fragmentosdelucia_1

Tras su explosivo debut en la pantalla grande como Susan en “Sexo Con Amor” (Boris Quercia, 2003), Javiera Díaz de Valdés se transformó en una de las jóvenes promesas chilenas de la actuación. Con el pasar de los años, su intervención en producciones nacionales consistió –pero no se limitó– en caracterizar personajes derechamente secundarios, siendo su participación en el filme “Malta Con Huevo” (Cristóbal Valderrama, 2007) y su papel en la telenovela “Chipe Libre” (2014-2015) sus roles más notorios en el último tiempo, pero no necesariamente los mejores. Sin embargo, los años pasaban y aún no existía una producción que permitiera a Díaz de Valdés demostrar sus dotes actorales en un papel protagónico… hasta que “Fragmentos de Lucía” (Jorge Yacoman, 2016) llegó a la cartelera nacional. 

En el filme, vemos a Lucía (Javiera Díaz de Valdés) viajar a Valparaíso con el fin de conocer a su madre, luego de recibir una carta de ella con seis meses de antigüedad. Una vez que llega al supuesto lugar de encuentro, no hay rastros de mamá. A pesar de lo sucedido, no se rinde y decide viajar a lo largo de la ciudad en busca de su progenitora, y de sí misma.

La historia va progresando, y el foco del filme nunca deja de ser la cruzada de la protagonista por clarificar la desaparición de su madre, y tiene sentido. La audiencia va resolviendo el misterio al mismo tiempo que Lucía, todo en base a las escuetas pistas que le brinda la gente con la que se encuentra en la ciudad. Con tal solo un par de escenas, el espectador puede notar lo acongojada que se encuentra la protagonista respecto a la situación, y eso es puro mérito de la actriz. Díaz de Valdés logra transmitir el vaivén entre una desesperación reprimida y la ligera esperanza que experimenta su personaje a lo largo del la película. Sin embargo, el filme intenta darle tanta importancia al actuar bipolar de su protagonista, que abandona el desarrollo correcto de los elementos básicos de su composición.fragmentosdelucia_2

El guión ubica a los personajes en situaciones cotidianas como charlas en bares, recorridos a través de mini-markets, y conversaciones con ciertas diferencias etarias, pero dotando a cada interacción de una ligera sensación de enajenamiento. A pesar de esto, lo que pretende ser un nexo entre la protagonista y la audiencia en base a la alienación experimentada por Lucía en sus vivencias a lo largo de Valparaíso, termina siendo una sucesión de escenas tediosas caracterizadas por un diálogo sumamente pobre. Se entiende la idea de mostrar lugares comunes y rodearlos de un misterio de carácter personal, pero esto no significa que todos los diálogos deban ser igual de entretenidos que un radioteatro hecho por mimos. Lo cotidiano no tiene por qué ser monótono.

Desde el punto de vista técnico, el largometraje tampoco es una maravilla. La película está plagada de tomas continuas que, gracias a estar realizadas con cámara en mano, terminan generando una constante incomodidad en el espectador. Existe una gran diferencia entre generar cierta empatía entre la aproblemada protagonista de un filme y el espectador de aquella historia, y generar un malestar al espectador en base a una inconsistencia técnica solo porque sí. Desconozco cuál fue la intención de Jorge Yacoman, pero dudo que su objetivo haya sido generar molestia en base a problemas de continuidad lumínica y desenfoques injustificados.

Finalmente, lo único rescatable de “Fragmentos de Lucía” termina siendo la actuación de Javiera Díaz de Valdés en el rol protagónico, la cual termina siendo opacada por todos los problemas anteriormente mencionados. El segundo largometraje de Yacoman termina siendo “un intento de”: un intento de un vínculo entre la protagonista y la audiencia, un intento de la creación de un estilo cinematográfico en base al uso de tomas desenfocadas y mal iluminadas, un intento de road movie con descubrimiento personal incluído, y un intento de una buena película al fin y al cabo. Esperemos que el director siga intentando hasta que pueda hacer un buen largometraje.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO