Birds of Prey: la chispa que necesitaba DC para encender motores

Birds of Prey

La última vez que vimos a Harley Quinn fue en Suicide Squad el 2016, y fue ella quien logró que la película lograra trascender, no por nada podemos ver cientos de disfraces de Harley hasta el día de hoy. Era obvio que la volveríamos a ver, y luego de casi 4 años vuelve, independiente y más poderosa que nunca.

Birds of Prey nos presenta a una Harley que acaba de terminar su relación con Joker, esta vez para siempre, y se da cuenta que nadie apuesta nada por ella y que todos la quieren muerta, ya no tiene la protección de Mister J. Es así como comienza su viaje en busca de la emancipación y de asumir todo su potencial.

Margot Robbie se enamoró del personaje y lo demuestra con creces, no por nada es la productoa de la película. Vemos a una Harley dinámica, entretenida, obstinada, determinada y sobre todo fuerte. En esta versión se mezcla de forma exitosa los cómics con la serie animada culminando con una villana/heroína que todos queremos ser.

Pero esto es Birds of Prey, Harley no está sola, y por el contrario se une a un grupo de mujeres igual de poderosas que ella, cada una batallando una lucha interna. Es así como la película nos muestra a Huntress, interpretada por Mary Elizabeth Winstead, que a pesar de sus pocas escenas logra encantar con su pasado tormentoso y sus problemas de ira.

Jurnee Smollet-Bell en la piel de Black Canary es perfecta, a pesar de que no se indaga mucho en su historia o sus poderes, podemos ver una faceta de una mujer que a pesar de su imagen dura busca ayudar a otras. Rosie Perez como la detective Renee Montoya, quien nos demuestra que no es necesario tener 20 años para destacar en una película de héroes.

Un descubrimiento es Ella Jay Basco robándose la película como Cassandra Cain,una joven que aspira a ser como Harley y que se transforma en el objeto de protección de todas las chicas.

Esta es la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn y fue lo mejor que pudo haber pasado en DC, independizar a un personaje exitoso y darle su propia película. Lo había hecho antes apostando por Wonder Woman con muy buenos resultados. Luego volvió a su receta de siempre con Justice League, Aquaman y Shazam, demostrando que es el camino equivocado.

La película es violenta, graciosa e intrépida. Está contada por Quinn, porque es su historia, pero involucra a todas las chicas por igual, generado un ambiente de pertenencia. Entre todas las mujeres obviamente no podemos dejar atrás a Ewan McGregor en el papel de Black Mask, un psicópata con problemas de atención que logra asustar y entretener por igual.

Era necesaria una película de acción hecha por mujeres y con mujeres protagonistas, no solamente por los tiempos que vivimos, sino porque se debía demostrar que las mujeres también pueden disfrutar de este género y sobre todo, sentirse representadas.

Mención honrosa al soundtrack que es un personaje más de la película y logra el mismo nivel de protagonismo que el resto de las aves de presa. Esperamos que DC marque un nuevo comienzo por Birds of Prey, y que siga en esta misma línea, sin duda un refresh necesario que deben aprovechar.

La película ya se encuentra en los cines del país, dura 1 hora 49 minutos y como es costumbre hace tiempo, tiene una escena post créditos, por lo que hay que quedarse hasta el final.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO