Brooklyn Nine-Nine en un mundo de sitcoms problemáticas

BROOKLYN NINE-NINE: (L-R)  Amy (Melissa Fumero), Jake (Andy Samberg) and Charles (Joe Lo Truglio) in the "The Funeral" episode of BROOKLYN NINE-NINE airing Sunday, Oct. 4 (8:30-9:00 PM ET/PT) on FOX. ©2015 Fox Broadcasting Co. CR: Eddy Chen/FOX.

La televisión es un placer culpable que todos –o la gran mayoría- tenemos. Reality shows, programas de concursos, dramas y romances y, por supuesto, sitcoms.

¿Qué es una sitcom, te preguntas? Sitcom es el término acuñado a una comedia de situación. Básicamente, son programas que duran entre 20 y 30 minutos, enfocados siempre en los mismos personajes y que recaen en la comedia ligera. Brooklyn Nine-Nine es una sitcom policial americana, estrenada en 2013 y afortunadamente aún al aire, centrada en la vida de un grupo de policías que resuelven crímenes en Nueva York. En tan sólo 21 minutos Brooklyn Nine-Nine no sólo logra ofrecer la dosis justa entre lo absurdo y lo ocurrente, sino que lo hace alejándose de los tradicionales estereotipos que abundan en la televisión y del humor ofensivo que muchas veces se pasa por alto en la comedia.

Resultado de imagen para brooklyn 99 900x600

Quizás el mejor ejemplo para explicar de lo que es una sitcom sea la eterna Friends, que se ha convertido en una real vara comparativa para medir el éxito televisivo. Sin importar cuantos años pasen, Friends no desaparece ni del cable ni del imaginario colectivo.  Pero si bien es un favorito del público, verlo a la luz del 2018 significa identificar varios puntos problemáticos que quizás no eran tan notorios 20 años atrás. Entre ellos, las bromas constantes con sutiles tonos sexistas y homofóbicos (a veces no muy sutiles) y la falta de representación entre sus personajes. Esto, sin embargo, no es un problema exclusivo de Friends. Muchas –por no decir todas- de las sitcoms más populares caen en estereotipos y humor discriminatorio, pero poco se habla de ello. Two and a Half-men es un perfecto ejemplo de humor basado en sexismo. Así también lo son The Big Bang Theory y How I Met Your Mother, por más que intenten disimularlo. Incluso Modern Family cae en ocasiones en estereotipos arbitrarios. Esto, sin mencionar el problema de la diversidad. Entre las últimas 5 sitcoms mencionadas, hay un total de 26 personajes principales. De estos 26, sólo 4 son no-caucásicos y se encuentran repartidos entre dos de ellas. Tres (Gloria, Manny y Lily) son de Modern Family y el cuarto (Raj), de The Big Bang Theory.

Resultado de imagen para brooklyn 99 900x600

La televisión es más diversa hoy y también más consciente. Quizás no tanto como nos gustaría pero algo es algo. Ya no todo está perdonado en nombre de la comedia. Encontrar una sitcom inteligente pero liviana, que cuente con un elenco diverso interpretando roles que no caigan en estereotipos raciales o de género, aún es difícil. Aquí es donde aparece Brooklyn Nine-Nine, como una brisa de aire fresco.

Los personajes presentan personalidades, razas, relaciones e intereses variados y escapan de las tradicionales tropas tan comunes en la televisión. El guión nunca se siente forzado al intentar trabajar a sus personajes, que desarrollan su complejidad capítulo a capítulo. Las relaciones románticas se dan de forma natural y realista y nunca se vuelven el pilar fundamental de la historia. Inteligente y entretenido, el humor se aleja de lo ofensivo y los prejuicios arbitrarios. Si bien Brooklyn Nine-Nine no es la única sitcom de este estilo en existir, es una de las pocas. Merece la oportunidad de tomar 21 minutos de tu tiempo si puede y definitivamente merece más notoriedad de la que tiene. Debemos buscar algo que nos haga reír y nos aliviane el día y debemos destacarlo cuando no es a base de un humor degradante y cuestionable.

Comentarios

Estudiante de Periodismo. 18 años.