Black Mirror: ¿La quinta temporada es la más débil?

black mirror

La quinta temporada de la aclamada serie ha dejado mucho que desear. Con sus tres relatos, nos acerca a realidades más bien conocidas que se alejan de la originalidad y creatividad que la caracterizan.

Temáticas como el amor y deseo en la realidad virtual, el odio contra una poderosa red social y la explotación de los artistas son tratadas en esta nueva temporada. En su elenco cuenta con actores reconocidos como Andrew Scott, Anthony Mackie, Yahya Abdul-Mateen II y la cantante Miley Cyrus.

En su nuevo estreno, la serie inglesa disponible en Netflix parece ir decayendo en calidad capítulo a capítulo. Revisamos cada uno a continuación (alerta de spoilers):

Striking Vipers

Cuenta cómo dos mejores amigos, Danny y Karl, se reencuentran luego de once años en los que han perdido el contacto. La esposa de Danny lo invita al cumpleaños de este, y Karl le regala el videojuego de lucha que jugaban años atrás: Striking Vipers. Sin embargo, la nueva versión es en realidad virtual, de forma que aquellos que lo juegan encarnan al personaje escogido, trasladándose al escenario mismo de la pelea. En su primer encuentro, Danny y Karl experimentan un extraño deseo el uno por el otro, iniciando una inesperada relación virtual amorosa.

El capítulo ahonda en las experiencias virtuales y las relaciones que surgen a partir de ellas, las cuales son cada vez más sensoriales gracias a los avances tecnológicos. Se plantea la reflexión en torno a qué tan reales son este tipo de relaciones, debido a las emociones y sensaciones que experimentan los personajes. Resulta perturbador el hecho de que el deseo se de únicamente a través de esta plataforma y entre los personajes que estos hombres encarnan: una mujer y un hombre asiáticos.

La historia se desarrolla de forma sólida, con los usuales tonos inesperados y provocadores de la serie. La ambigüedad es constante en este capítulo.

Smithereens

Chris espera día a día al exterior de la compañía de la red social Smithereen, planeando secuestrar a uno de sus trabajadores. Una vez lo hace, se encierra con él en su auto en un terreno abierto, donde arriba la policía. Su objetivo es que el joven lo comunique con el director ejecutivo de la empresa, Billy Bauer. Lo que busca es hacerle un llamado de atención al culpar a su red social de ser adictiva para las personas, al punto de que su esposa muriera en un accidente cuando Chris revisó su celular manejando y chocó.

El capítulo presenta una importante reflexión sobre nuestro presente, en el que las redes sociales son el foco de atención de gran parte de la sociedad. Retrata las consecuencias negativas de ello, como los accidentes provocados por revisar el celular. Además, presenta la figura del director ejecutivo como alguien que carece de poder pese a ser la cara visible de la red social, quedando sobrepasado por el alcance de esta y las necesidades de un consumidor que cada vez quiere más.

Mediante una historia predecible y con escenas irrelevantes, Smithereens resulta ser un capítulo promedio, transmitiendo un mensaje de alerta a través de un relato poco creativo. 

Rachel, Jack and Ashley Too

Ashley O es una reconocida cantante pop. Con canciones que contienen mensajes de empoderamiento y optimismo atrae a miles de fanáticas. Una de ellas es Rachel, quien luego del lanzamiento del robot inteligente “Ashley Too” insiste a su padre para que se lo compre. Mientras la joven se obsesiona con el robot que aparenta ser Ashley O, la artista sufre la explotación constante de parte de su tía y manager, quien termina induciéndola en un coma para tenerla bajo su control. Rachel y su hermana inician un rescate después de que el robot les indica lo que realmente sucedió con ella.

La historia retrata múltiples temáticas relacionadas con la tecnología, como la capacidad de los robots inteligentes para pensar por su cuenta y la amenaza que significa este poder. Por otro lado, la capacidad de leer los pensamientos de Ashley O al estar en coma da cuenta de la completa vulneración a su intimidad a través de aparatos modernos. Y por último, muestra cómo las relaciones podrían ser más estrechas y preferibles con un robot que con otras personas en un futuro cercano.

El capítulo es el más pobre en ejecución, con escenas poco congruentes que lo convierten en una historia prescindible. Rachel, Jack and Ashley Too es el que más se aleja de la propuesta no sólo en esta temporada, sino que en toda la serie.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO