Babasónicos en el Teatro Coliseo: bailando en el vaivén de emociones

Fotos por: Cate Muñoz
Fotos por: Cate Muñoz

Cada visita de esta emblemática banda argentina en nuestro país es un viaje lleno de sorpresas que nos dirigen directo al pasado. La amplia trayectoria de Babasónicos se nota en cada acorde y cada tono que retumba desde el primer momento en que pisan el escenario.

El Teatro Coliseo esperaba impaciente el inicio de lo que sería una velada donde las mezclas del sonido del ayer y del hoy se fusionaron de manera instantánea y correctamente. A recinto lleno y entre gritos Adrián Dárgelos, Diego Uma, Diego Tuñón, Mariano Roger y Diego Castellano tomaban rápidamente sus posiciones.

Situándonos a inicios del 2000, sonó “Desfachatados” y “Pendejo”, iniciando una fiesta que incluyó bailes exóticos y gritos desenfrenados de su público. Directo a la razón de esta visita, “Trans-algo” capturaba la atención, canción perteneciente a “Discutible”(2018), su más reciente trabajo discográfico que obtuvo muy buena recepción del público, ya que fue entonada como si fuera el más grande hit de la banda.

Si bien el propósito del show era presentar sus nuevas canciones, Babasónicos desarrolló estratégicamente un orden de canciones donde el vaivén entre el pasado y el presente se contrastó de manera evidente, pero no le molestó a nadie. Así, canciones como “Tormento” o “Soy Rock” sonaban entre las novedades del setlist como “Bestia Pequeña” o “Ingrediente” que aportan exitosamente nuevos aires.

El éxito de su disco antecesor, Romantisísmico(2013) se evidencia en el momento en que “El baile de Odín” suena fuertemente en ese público que llenó el recinto desde el primer al segundo piso. La sorpresa de la noche se llevó a cabo al finalizar la canción, improvisando una exquisita mezcla entre el tema y el cierre de “Cybernecia”, un clásico de la banda perteneciente a Dopádromo(1996), su tercer álbum de estudio.

Risa”, “¿Y qué?” o “Yegua” son canciones indispensables en cada presentación de Babasónicos, desarrollan el climax de la noche y evidencian con placer esos 28 años de carrera. Sin embargo, toda la atención se la robó su reciente hit “La pregunta”, que sonando enérgicamente entre un juego de luces armó una fiesta donde ninguno de los miembros de la banda se resistió a bailar en el escenario.

Siguiendo con el juego de la experimentación, “El colmo” y “Cretino” indicaban el cierre de la noche, permitiendo que Babasónicos abandonara el escenario por unos minutos, donde la oscuridad se hizo presente y entre gritos que imploraban su regreso aparecieron para entonar “Flora y Fauno” y posteriormente cerrar con “Putita”, su mayor hit.

Una noche que evidenció el amplio recorrido de una banda que sin problemas logra mantenerse vigente en la escena, reinventándose y explotando con su sonido cada recinto que visitan año a año en nuestro país.

Babasónicos logró superar las fallas técnicas, hacerte bailar y recordar el pasado en aproximadamente una hora y media de show, emprendiendo el intenso vaivén de sus letras sentimentales y melodías rock y pop.

Setlist

1. Desfachatados
2. Pendejo
3. Trans-algo
4. La lanza
5. Bestia Pequeña
6. Tormento
7. Ingrediente
8. Soy rock
9. Ciegos por el diezmo
10. El baile de Odín + Cybernecia
11. Cómo eran las cosas
12. Risa
13. Fan de Scorpions
14. Adiós en Pompeya
15. La pregunta
16. Teóricos
17. ¿Y qué?
18. Carismático
19. Yegua
20. El colmo
21. Cretino
22. Flora y fauno
23. Putita

Fotos por: Cate Muñoz.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO