Arctic Monkeys en Lollapalooza Chile 2019: Perspectivas colisionando

ARCTICMONKEYS

Arctic Monkeys venía a Lollapalooza Chile con un nuevo álbum bajo el brazo. “Tranquility Base Hotel & Casino” (2018) ha divido a la crítica y fans, aunque en su mayoría no ha tenido la recepción que tuvo su antecesor, “AM” (2013). Ante dicho escenario, el show provocaba una incertidumbre de que si la banda daría la talla con canciones nuevas, poco populares entre público.

Sin embargo, los oriundos de Sheffield dieron con todo a los asistentes iniciando con uno de sus mayores hits, “Do I Wanna Know?”, para de ahí seguir con una potencia que se vio interrumpida por la interpretación de “One Point Perpesctive”. Este fue el tono del concierto completo, momentos de ímpetu musical, frenados por las canciones de su último trabajo, donde el público se quedaba en su lugar y escuchaba atentamente. Eran pocos los que le seguían el coro a Alex Turner.

A pesar de este ritmo algo confuso, que se veía ralentizado por las pausas entre canciones, los iconos del indie rock demostraron una calidad musical, con un sonido atractivo, y juegos rítmicos y musicales que denotan madurez. Punto aparte es Turner, frontman de la banda. Se lució con su voz y tono. Como ya es de costumbre la interacción con el público fue poca, y sacó una que otra extravagancia o broma, pero Turner nunca se ha destacado por ser tan hablador.

Los Arctic Monkeys que vinieron a esta edición de Lollapalooza no son los mismos del 2012. Sin embargo su calidad es igual e incluso mejor. Y si bien el repertorio tenia más de lo nuevo, fue un show que no dejó gusto a poco, pero tampoco califica para ser inolvidable. Un espectáculo redondo que de todas formas cerró de buena manera este festival 2019.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO