25 años de "Canción Animal", el disco más perverso de Soda Stereo

zzzznacg2
NOTICIAS ARGENTINAS
BAIRES, FEBRERO 21: La mítica banda del rock nacional
Soda Stereo podría volver a reunirse en mayo próximo, tras diez
años de separación.
Foto NA: DIARIO POPULARzzzz

Llegaban los años 80, década en el que el synth pop y new wave llegaban a su punto más alto con Ultra Vivid Scene, The Stone Roses y The Cure a la cabeza. En ese entonces, el rock argentino vivía una de sus épocas doradas; por una parte, Spinetta y Charly García continuaban cultivando el sonido setentero, y por otra, el post punk y new wave comenzaban a arribar al país trasandino con Virus, Los Enanitos Verdes y Soda Stereo como nombres emergentes.

Charly Alberti, Gustavo Cerati y Zeta Bosio eran Soda Stereo. Tres nombres que llegaron para cambiar la historia de la música argentina con siete discos editados, 12 giras, 4 dvds y 13 videoclips hasta la fecha. En un principio, los Soda transmitían un aire a The Police, Joy Division y Talking Heads, sonido que se ve plasmado en sus primeros álbumes, “Soda Stereo” (1984), “Nada Personal” (1985), “Signos” (1986) y “Doble Vida” (1988). Con maquillajes exagerados, vestimenta ostentosa y un frontman reservado pero a la vez carismático, Soda siempre le hizo un guiño a lo europeo, tal vez por eso fueron lo que fueron.

Si en los 80 la banda de Cerati empezaba a tener éxito, la década siguiente no haría nada más que consolidarlo. “Canción Animal” (1990) se encargó de abrir la nueva década y con eso, un sonido totalmente renovado al que los argentinos habían mostrado hasta ese entonces. El disco que al principio se llamaría “Tensión e integridad” completó el giro que se venía gestando en sus trabajos anteriores. Con una clara influencia de “Artaud” (Pescado Rabioso, 1973) y lo erótico, “Canción Animal” mezcló la balada con el lado perverso del rock.

“Fue uno de los temas más instantáneos que hice con Soda Stereo”, señalaba Gustavo al hablar de “De Música Ligera”, canción que guardó para siempre la frase “Gracias totales”. Por otra parte, la lírica de Cerati reveló su lado más oscuro en “Canción animal”, “Entre caníbales” y “1990”, composiciones que, según el mismo autor, eran reflejo de sus lecturas. Lado que no solo se vio en las letras, sino también, en los registros gráficos del disco; la misma portada fue objeto de polémica al mostrar dos leones copulando, incluso siendo censurada en algunas partes con imágenes conceptuales.

soda3

Pero el sentimentalismo que caracterizó a Gustavo continuaba presente. “No hay nada mejor que casa” recitaba el líder de Soda en “Té para tres”, y tenía una justa razón: “mi padre estaba pasando por un momento muy difícil de su salud, y la situación hizo que nos juntáramos los tres, mi padre, mi madre y yo (…) necesitábamos unirnos mucho. Me pareció que el té era como el símbolo de eso, y que era una cosa que tenía que ser tocada con una acústica, así como fue creada”. Asimismo “Cae el sol”, “Un millón de años luz”, “Sueles dejarme solo”, “(En) el séptimo día” y “Hombre al agua” fueron producto de experiencias de Cerati, que sin duda, él sabía transmitir muy bien en el papel.

En 1991, “Canción animal” tuvo una gira —“Gira animal”— por todo el continente americano y partes de Europa, finalizando con un multitudinario recital en Buenos Aires, que logró congregar una cifra superior a 250.000 personas.

Grabado en los estudios Criteria, Miami y lanzado el 7 de agosto de 1990, “Canción animal” es considerado como uno de los discos más importantes y emblemáticos de la banda y la historia del rock en español. Por eso y más, ¡feliz aniversario! Y como dice la leyenda del disco: “Para mayor placer animal, escúchalo a todo volumen”.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO