Algunos de los 20 mejores álbumes del 2020 según la crítica

Fiona-Apple-900x600

Nadie lo podría haber pronosticado: más de la mitad del año encerrados. Un virus nos dejó en la casa a todo el planeta, sin conciertos en vivo, pero con mucha actividad en línea.

Y para el mundo de la música no ha sido nada fácil. Según dicen ciertos estudios, este rubro es el más afectado por la cesantía que trajo la pandemia. Sin embargo, para otros el encierro ha sido provechoso, ya que ha servido para que músicos de todo el mundo saquen lo mejor de su creatividad y entreguen grandes producciones.

Desde Fiona Apple a Run The Jewels, estos son los 20 mejores discos de lo que va del 2020 según la crítica, reunidos bajo el sitio Metacritic:

Fetch the Bolt Cutters, Fiona Apple

Ocho años tuvieron que pasar para que la neoyorquina lanzara su nuevo material. Usando elementos caseros para la construcción de sonidos y grabado principalmente en su casa, la cantante de 42 años construyó el mejor disco de su carrera y el que se presume será el mejor del año. Diversos medios lo calificaron con la nota mayor, como Pitchfork, donde recibió un 10, puntuación que no era otorgada a un álbum desde 2010.

Rough and Rowdy Ways, Bob Dylan

El último disco de Bob Landy fue elogiado por todo el mundo. Aunque son siempre destacables en su discografía, fueron las letras de este último álbum –el trigésimo noveno– las que se ganaron el corazón de los sitios especializados, quienes alagaron al viejo poeta por despertar “un caldero críptico de verdades y pistas, filosofía, mitos y magia”, según The Daily Telegraph.

Set My Heart on Fire Inmediately, Perfume Genius

No hay álbum de Perfume Genius que no cumpla con las expectativas de un artista como él. Con cuatro discos en la espalda, Set My Heart… debía confirmar la prolijidad del artista y lo hizo. En 13 canciones, Michael Aldren Hadreas entrega lo mejor de su repertorio, explorando el vaivén de la esperanza y la desolación .

Sex, Death & The Infinite Void, Creeper

Bajo un disco conceptual, el grupo británico muestra sus propios problemas internos expuestos en la historia de siete familias californianas, representantes de los pecados capitales. En lo musical, el grupo explora otras fronteras, alejándose del rock duro y los screamos de su disco debut, entrando de a poco al britpop.

Punisher, Phoebe Bridgers

El segundo disco de la también vocalista de boygenius es de lo mejor del indie del 2020. Con un sonido crudo y un manejo exquisito de los instrumentos clásicos, la cantante de 25 años supo construir un disco lleno de momentos emotivos, los que sobresalen en temas como “Garden Song” y “Kyoto”. Con este LP, Bridgers confirma ser de lo más sólido del género este año.

Græ, Moses Sumney

El segundo disco de estudio del californiano no pasó desapercibido para los expertos y en Metacritic califica con 90 puntos. Lanzado en dos partes y difícil de categorizar dentro de un solo género, el álbum reúne en 20 canciones una especie de autobiografía del cantante. Gran trabajo, construido con la ayuda de otros grandes músicos: James Blake y Thundercat.

RTJ4, Run The Jewels

Cuando más se necesitaba, el dúo estadounidense de hip hop apareció con letras incendiarias y directas, que calzaron de manera exacta dentro de las protestas en Estados Unidos por la violencia racial. En esta cuarta entrega, el grupo repasa tópicos recurrentes dentro de su música, con profundas críticas al sistema y las consecuencias de este. Para la ocasión, invitaron a otros grandes: Zack de la Rocha, 2 Chainz y Pharrell Williams.

Sawayama, Rina Sawayama

El pop de este año estuvo marcado por una característica: traer sonidos del pasado para bailar en el presente. Y la que mejor lo hizo –según la crítica– fue Rina Sawayama. El álbum debut de la japonesa-británica es una gran pieza musical, que mezcla desde el dance pop hasta el metal, creando un sonido único. Alabado y no solo por la crítica –Elton John dijo que era el álbum más fuerte hasta ahora–, el debut de la nipona la instala como promesa del pop de inmediato.

Shortly After Takeoff, BC Camplight

El quinto álbum del multinstrumentista es la continuación de sus dos anteriores producciones. Denso y oscuro, este LP narra las desventuras personales del británico, desde la muerte de su papá hasta su deportación a Estados Unidos. Nueve canciones y solo media hora de escucha bastan para conectar con su historia, la que se retrata en blanco y negro y con la soledad como pilar principal.

Women In Music, Pt. III, Haim

El trío de Los Ángeles configuró en tres años su material más prolijo a la fecha. Con dos antecesores de buena calidad, WIMPIII reúne lo mejor de su repertorio, con letras siempre críticas a la industria musical que suele encasillar a las mujeres por el solo hecho de serlo –de ahí el título–. Aunque mantiene la senda musical mostrada desde 2013, es en este disco donde destaca mayormente la mano de Danielle Haim, la hermana del medio, encargada de la producción de la pieza.

We’re New Again: A Reimagining by Makaya McCraven, Gil Scott-Heron

Aunque no es la primera re-versión que se hace de “I’m New Here” de Gil Scott-Heron, es esta la más completa. A una década exacta del lanzamiento de la pieza original, Makaya McCraven decidió hacer a su manera las 18 canciones que lo componen y darle un toque fresco, con una excelente producción, todo a cargo de un solo nombre.

Folklore, Taylor Swift

Solo 11 meses habían pasado desde el lanzamiento de Lover cuando Taylor sorprendió con el lanzamiento de un nuevo álbum, sin promoción ni singles que adelantaran la nueva era. Bajo el nombre de folklore, la intérprete se sumerge en sus mejores poemas escritos a la fecha, donde un triángulo amoroso es el ingrediente principal y la sonoridad se adentra a espacios nunca antes visitados por la cantante.

‘folklore’: Un nuevo comienzo para Taylor Swift

Song For Our Daughter, Laura Marling

Dedicado a su hija que no tiene y espera tener. Así es la última entrega de la cantante inglesa Laura Marling. Cruda y lenta al comienzo, pero con canciones muy cohesionadas, que crean un relato único y muy amable al oyente, que invitan a revisar lo más profundo de la vida de la compositora de 30 años.

Future Nostalgia, Dua Lipa

Lo retro está de moda y Dua Lipa lo sabe bien. Su aclamado debut de 2017 debía acompañarse de otra pieza de grueso calibre. Y eso es lo que entrega Future Nostalgia: un disco de texturas sonoras muy agradables al oído, bailables y que reúne lo mejor del pop de antaño en la voz de una millenial.

“Future Nostalgia” de Dua Lipa: un diamante que impone nuevas reglas

Saint Cloud, Waxahatchee

El quinto LP de Katie Crutchfield no tiene mucho en común con sus predecesores: el indie rock y el pop punk la acogieron en un principio, mientras que ahora se entrega por completo a sus raíces. Bajo un envoltorio country, la chica de Alabama canta de una introspección más profunda de lo que se cree, con una mirada optimista y valorando lo que fue en el pasado, sin negar el pasado que a veces hasta le avergüenza.

Heaven to a Tortured Mind, Yves Tumor

Aunque experimental es una etiqueta que acompaña a Yves Tumor desde el inicio de su carrera, este álbum es el que mejor lo representa. Aunque difícil de catalogar dentro de un solo género, este disco suena mucho más pop que los tres que le anteceden, pero no es suficiente para decir que es parte de este género. Lo mismo con la electrónica. Simplemente, Yves Tumor.

Alfredo, Freddie Gibbs & The Alchemist

Cuando estos dos se juntan, ¡vaya qué cosas salen! Ya se vio en 2018 cuando lanzaron Fetti junto a Curren$y y se ve también en esta decena de canciones que componen Alfredo. Según los críticos de hip-hop, este álbum es una master-class del género.

Homegrown, Neil Young

Escrito y grabado entre 1974 y 1975, este disco fue guardado bajo siete llaves durante más de 40 años para ser lanzado en 2020. En palabras de mismo autor, es un disco muy personal, que cuenta la fallida relación entre Young y Carrie Snodgress, actriz estadounidense fallecida en 2004. “Es el enlace perdido entre Harvest y Comes a Time”, dijo Neil.

A Billion Heartbeats, Mystery Jets

Desde Inglaterra, el cuarteto liderado por Blaine Harrison entrega una gran colección de canciones, pero no es lo más potente de su repertorio. Este tercer álbum, inspirado por las protestas de Londres y el desapego de los ingleses con la clase política, no suena para nada nuevo, pero sí muy afinado y coherente.

Microphones in 2020, The Microphones

Una canción. 44 minutos y 44 segundos de duración. Eso es lo que contiene el último álbum de The Microphones, lanzado 17 años después de su antecesor. Simplemente, pasen a oír.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO