Morrissey le envía carta a Mauricio Macri

Morrissey-4-900x600

Morrissey es probablemente uno de los músicos más activos en la lucha por los derechos de los animales. Quienes han asistido a sus conciertos saben que está prohibida la venta de productos de origen animal. Y su activismo no sólo se reduce a políticas vegan al interior de sus shows: recientemente, el cantante le ha enviado una carta al presidente de Argentina, Mauricio Macri, para hacerle una petición.

Stephen Patrick Morrissey no come carne desde los 11 años, y desde hace bastante tiempo tampoco consume ningún producto de origen animal. El álbum Meat is Murder (1985) de The Smiths resulta ser un himno de aquel compromiso.

Aprovechando su pronta visita a Argentina , el músico le escribió al presidente Mauricio Macri para manifestar su apoyo a la ley que prohibiría los circos con animales en el país, impulsada por la senadora Magdalena Odarda. Pese a ser presentada en el Congreso de la Nación, el proyecto de ley perdió su estado parlaentario al no ser tratado a tiempo.

La organización Proyecto Galgo Argentina (PGA) quiere pactar un encuentro entre Mozz y Macri para debatir la situación frente a frente, aunque hasta el momento es una gestión en curso.

“Arcaicos, antinaturales y crueles” fueron algunas palabras del cantante en la carta que publicó Infobae y que te invitamos a leer a continuación:

“Estimado presidente Macri,
Mientras me preparo para mi concierto en Buenos Aires, me he enterado por mis amigos de PETA Latino y la Organización Proyecto Galgo Argentina que la senadora Odarda ha presentado un proyecto de ley para prohibir los circos con animales en toda la Argentina, proyecto al que quisiera expresarle todo mi apoyo.

Los espectáculos con animales son arcaicos, antinaturales y crueles. Los animales en los circos son entrenados a golpes, latigazos, descargas eléctricas e intimidación para que realicen trucos estúpidos, comportamientos que nunca demostrarían en la naturaleza. Cuando no están actuando ni siendo entrenados, los animales permanecen toda su vida encadenados o en jaulas. Esto animales además presentan una amenaza para el público, cuando, comprensiblemente, se cansan del maltrato y del encierro, y tratan de escapar.

La sociedad está evolucionando y está rechazando los circos con animales debido a la
preocupación por el bienestar animal y la seguridad pública. El circo más grande de EE.UU., Ringling Bros., cerró definitivamente sus puertas el año pasado en medio de una baja en la venta de entradas. Inglaterra ha anunciado la prohibición de los circos con animales exóticos en 2020, uniéndose a México, Perú, Bolivia, Colombia, Austria, Italia, India, Singapur y más de una docena de países que introdujeron o implementaron dichas prohibiciones en el ámbito nacional.

Las exhibiciones con animales no educan ni divierten, solo causan sufrimiento para los
involuntarios actores. Por favor, apruebe la ley 520/2017 presentada por la senadora Odarda y únase así al movimiento creciente que deja a los animales en los circos donde pertenecen: a los libros de historia”.

 

Comentarios

Escribo sobre música, soy toc y me quejo gran parte del día. Fundadora de @eslaferia