Keith Richards, abstemio a los 75: "Ya no desayuno heroína ni alcohol"

keith richards- talk is cheap

En una entrevista exclusiva con el medio El País, el guitarrista Keith Richards rememora su desenfrenada carrera con The Rolling Stones, a 30 años de su primer álbum solista.

Como el propio músico admite, su disco “Talk Is Cheap” fue lanzado en 1988 marcado por los celos hacia Mick Jagger, vocalista de los Stones. La banda se había tomado un descanso, el cual Jagger aprovechó para formar una agrupación alternativa, lanzar dos álbumes solitarios e irse de tour por Japón.

Enfadado por el abandono, Richards finalmente se decidió a grabar las ideas originales que tenía en mente: “Cierto: Talk is Cheap fue una forma de tocarle las narices a Mick. Ventilé todo lo que tenía que ventilar. Pero ya pasó”.

A pesar de sus 75 años y de alegar que el tiempo ha empeorado su memoria, el guitarrista revive aquella época de grabación: “Recuerdo aquellas sesiones como algo muy divertido. Quería que, si me metía en un estudio, fuera una cosa natural. Y así fue”.

Músicos reconocidos como Steve Jordan, Maceo Parker y Mick Taylor participaron en el proyecto, en un proceso marcado por las drogas y los excesos. El propio Richards, en ese momento adicto a la heroína y al alcohol, se vio obligado a retirar el whisky del estudio para lograr controlar a sus invitados.

Esos mismos “demonios”, como él los llama, provocaron la ruptura temporal de los Rolling Stones. Sin embargo, una inesperada reconciliación demostró que la crisis fue era sólo pasajera: “(…) Somos un conjunto de grandes músicos que hacemos algo más grande que se llama banda. Es una química que solo existe cuando estamos juntos. Somos los Stones”, comenta.

El guitarrista recuerda aún sus inicios en el rock & roll, inspirado por el sonido de Elvis, Jerry Lee Lewis y Little Richard. Actualmente, continúa devoto a ese género, pero ya libre de ciertos demonios: “Bueno, a ver, soy Keith Richards. Tampoco voy por ahí diciendo: ‘No bebo’. (…) Lo que quiero decir es que ya no desayuno con heroína o alcohol. El experimento se ha acabado”, explica.

Mientras The Rolling Stones se preparan para una nueva gira por EE.UU y trabajan en su siguiente álbum de blues, Richards confiesa que su nueva filosofía de vida es haber aprendido a ser un buen abuelo.

Tras preguntarle si existirá el rock después de ellos, el guitarrista es modesto:  “No me corresponde a mí decirlo. Así que citaré a Bob Dylan: ‘No habrá ninguna banda como los Rolling Stones. No tienen sustitutos’. Es uno de los mayores piropos que hemos recibido. Y encima de Bob… No es tan fácil”.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO