Sensibilidad y carisma pop: Así suena "La intimidad de los peces", el EP debut de Flores

Flores

Como “un compendio de música que viene a cumplir una utopía personal”, define Natalia Flores (aka Flores) su EP La intimidad de los peces, el primer lanzamiento en solitario de la calerana. Este trabajo cuenta con el apoyo de Sello Invisible.

Flores es una activa partícipe de la escena independiente de la Región de Valparaíso desde hace algunos años y ahora se aventura en una viaje propio con un registro que muestra una faceta más personal, donde en los veintitrés minutos destila sensibilidad y carisma pop.

Previo a este lanzamiento, la artista había mostrado al mundo Mi sin sentido, en colaboración con Sargento Aldea y adelantó de alguna manera su EP con la publicación de Los ángeles viven en el campo, un track que aparece en La intimidad de los peces y que corresponde a una grabación en vivo de su participación en el festival online Alianza.

Sobre el contenido de su trabajo, la compositora ve una inspiración en Alicia (del libro/película Alicia en el País de las Maravillas) y en la expresión de las emociones. Sobre estas dos caras detalla:

“En una parte se encuentra la locura, la destrucción de la razón y sus razones. Muy representativo de Alicia y la acción liberadora de los alucinógenos. Y por el otro, sin duda las emociones, las pasiones, el dolor, la tristeza, el amor. Mi humanidad. Desatado muchas veces de manera melosa, dramática, eufórica.”

En términos musicales, es una obra a la que el sonido lo-fi le hace un favor puesto que comunica desde la propia producción una sensación de intimidad, de lugares cotidianos como emociones extraordinarias. En La intimidad de los peces se amalgama tanto la psicodelia electrónica y el uso de samples como las guitarras acústicas más honestas.

Tanto la composición, la grabación y la mezcla corrieron por cuenta de la misma Flores. La masterización estuvo a cargo de Juan Fernández, en Valparaíso. Cuenta con la participación de Felipe de Maldiney como segunda guitarra No te marches. El arte del disco corre por cuenta Jemima Pérez (portada) y Paula Cisternas (contraportada).

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO