El consumo de arte alarga la esperanza de vida según estudio británico

music

Investigadores ingleses afirman que actividades como ir a museos o conciertos musicales podrían tener un impacto positivo en la esperanza de vida. Así lo consigna el estudio de la University College London (UCL), donde detectaron una sustancial reducción de la mortalidad entre aquellos adultos mayores que asistieron a este tipo de eventos.

La investigación, que se llevó a cabo durante 14 años, tomó como población de muestra a 6.710 adultos ingleses, mayores de 50 años. El consumo de artes receptivas como ir al cine, recitales o al teatro de manera frecuente (al menos una vez cada dos meses) demostró relacionarse con una reducción en un 31% de la tasa de mortalidad en comparación con quienes no asistieron a este tipo de actividades. Incluso aquellos que asistieron sólo una o dos veces al año se vieron beneficiados en un 14%.

El estudio publicado por la revista científica The BMJ viene a confirmar los efectos positivos del consumo de arte, generando beneficios tanto a nivel mental como físico, con un impacto favorable en la longevidad de las personas. La interacción social que se deriva de estas actividades y la activación perceptiva y mental produce mejoras sustanciales en la calidad de vida.

Daisy Fancourt, profesora asociada de psicobiología y epidemiología de la UCL que participó activamente de esta investigación, explica: “Las actividades artísticas se clasifican como intervenciones de salud ‘multimodales’ porque combinan múltiples factores psicológicos, físicos, sociales y conductuales con una motivación estética intrínseca a la hora de participar”.

“Mientras que otras conductas como fumar, beber o ejercitarse predicen de mejor manera la mortalidad, estas actividades de ocio y esparcimiento que la gente no ve como relacionadas a la salud, si mejoran la salud y calidad de vida”

Parte de la asociación se puede explicar también gracias a las diferencias socio-económicas entre los encuestados, donde más dinero se condice con mayor acceso a la cultura. Sin embargo, según Fancourt, “más de la mitad de la asociación es independiente a todos los factores que identificamos que podrían explicar el vínculo”.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO