Emilia Clarke sufrió dos aneurismas luego de grabar "Game Of Thrones"

Emilia Clarke

Emilia Clarke, mayormente conocida por interpretar a Daenerys Targaryen en “Game Of Thrones“, confesó que sufrió dos aneurismas cerebrales luego de grabar la primera y tercera temporada de la serie.

El primero de estos fue en 2011 luego de terminar de grabar la primera temporada de “Game Of Thrones“. Emilia se encontraba realizando ejercicios físicos cuando empezó a sentir dolor de cabeza y nauseas. La actriz quedó inconsciente y fue trasladada al hospital de Neurología y Neurocirugía de Londres donde fue sometida a cirugía.

La actriz declaró lo siguiente:

“Una nube de inconsciencia se posó sobre mí. Como nadie sabía qué me pasaba, los médicos y las enfermeras no podían administrarme medicamentos para aliviar el dolor. Finalmente me hicieron una resonancia magnética, una exploración del cerebro. El diagnóstico fue rápido y siniestro: una hemorragia subaracnoidea, un tipo de accidente cerebrovascular potencialmente mortal, causado por una hemorragia en el espacio que rodea el cerebro. Tuve un aneurisma, una ruptura arterial”.

El segundo aneurisma se produjo en 2013 luego de grabar la tercera temporada de la exitosa de serie de HBO. Emilia Clarke consiguió un papel en Broadway.

En ese año se le diagnosticó un nuevo aneurisma, por lo que tuvo que someterse a una operación. Sin embargo, la operación no salió cómo se esperaba y sufrió una hemorragia masiva. A raíz de esto, se le practicó inmediatamente una nueva cirugía en el cerebro.

Clarke mantuvo su enfermedad en silencio, paralelamente ayudó a formar SameYou, una organización que ayuda a que la gente obtenga tratamiento en cuanto a su recuperación de daño cerebral.

Puedes leer todo el testimonio de Emilia Clarke haciendo click aquí.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO