El último escalón antes del cielo: 'Revolver' de The Beatles cumple 50 años

TheBeatles-Revolver_66

“Apaga tu mente, relájate y flota hacia abajo. Eso no está muriendo, eso no está muriendo”. 5 de agosto de 1966 y el séptimo disco de estudio de The Beatles salía a la venta en el Reino Unido, a sólo seis días de que la Selección Inglesa ganara su primer mundial de fútbol como local. A pesar de la distracción del momento, los fab four harían historia revolucionando la música y el Rock, una vez más.

Revolver es el clímax de un camino que los ingleses habían comenzado el año anterior, pero ahora la experimentación era primordial para demostrar que cualquier idea, por más loca que sea, podía ser convertida en sonidos pop.

Durante los 34 minutos que posee el larga duración, se pueden apreciar las matices del invento pop que John, George, Paul y Ringo habían creado en Rubber Soul (1965). A simple vista una continuación, una segunda parte. Sin embargo, el LSD y la marihuana hicieron que Revolver tuviera otro sonido, gracias a las cintas inversas, sitares de la India y guitarras entrecruzadas que le mostraban la psicodelia al mundo por primera vez.

La literatura psicodélica que Lennon leyó para la época influyó enormemente para crear la majestuosa Tomorrow Never Knows. Mientras que el abuso de sustancias es tema frecuente en And Your Bird Can Sing, She Said, She Said y Doctor Robert, cuyas letras son claras analogías a lo que el LSD estaba provocando en él.

De hecho, la última podría hablar de tres distintos hombres que se tenían un vínculo con los Beatles y las drogas: el dentista de Harrison, John Riley, que le presentó el LSD a él y Lennon en una fiesta; Robert Fraser, amigo que estuvo a cargo de la producción artística de Sgt. Pepper’s… y que usualmente les conseguía drogas; y Robert Zimmerman, mejor conocido como Bob Dylan, quien les dio a probar la marihuana.

revolver-thebeatlesdsd

McCartney por su lado toma la batuta definitivamente, siendo junto a George Martin el comandante de la grabaciones que habían empezado en abril de ese año. Paul aporta con tres composiciones atemporales: la obra maestra de la melancolía Here, There and Everywere, la preciosa For No One y la enigmática Eleanor Rigby, que Martin se encargó de grabar únicamente con dos cuartetos de cuerdas. Mención aparte para el experimento soul de Got to Get You into My Life.

Pero quién más brilla en todo el Revolver es Harrison, que con apenas tres composiciones en el álbum logra robarse la película, además de poner la cuota de sobriedad con letras que hablan del contexto social y el amor. La que abre el disco, Taxman, es la primera canción beatle en referirse a algo que pasaba en el momento en Inglaterra. Con un coro que aluden al Primer Ministro Harold Wilson y su opositor Edward Heath, el tema es una protesta, expresada en la sátira del guitarrista, a los abusivos impuestos que las clases más acomodadas pagaban al vivir en la isla.

I Want To Tell You es una especie de mea culpa de Harrison, quien habla sobre los problemas que tenía para expresarse al estar con algún interés platónico. A esas dos se les suma Love You To, la nueva experimentación india que se convierte en un manifiesto al amor no convencional.

Ringo Starr tampoco pasa desapercibido en Revolver, anotándose con Yellow Submarine, tema compuesto por McCartney y cantado por el baterista que lo convertiría en el mayor hit de toda su carrera frente al micrófono. No por nada, tres años después el dibujante George Dunning la usaría como inspiración principal para la película animada del mismo nombre. Starkey también puso su cuota al aportar con ideas para la ya mencionada Eleanor Rigby.

revolver-thebeatles

El otro gran punto de Revolver es su portada, diseñada por el amigo de la banda Klaus Voormann. El alemán había conocido a los Beatles en Hamburgo, cuando llevaban sus primeros días como grupo. Voorman creó un collage en base a dibujos de los fab, al que le añadió fotografías de ellos recortadas, hechas entre el 64′ y ese año. El músico y fotógrafo se llevó al año siguiente un Grammy por Mejor fotografía de arte en una portada.

Veinticuatro días después de lanzado el disco, The Beatles dio su penúltimo concierto en vivo en San Francisco -el último fue finalmente el Concierto en la azotea de 1969-  finalizando una gira por EEUU en la que no tocaron ningún tema del álbum. En noviembre de 1966, la banda comenzaría a grabar Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, despidiéndose de todo lo antes visto como grupo. Revolver quedaría marcado en la historia como el último adiós a lo que había nacido en 1962. Una despedida mezquina por parte propia, pero que ya los tenía en el último escalón antes del cielo.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO