Eduardo Carrasco, líder de Quilapayún: "Entendí que el trap era lo que había sido en su momento la nueva canción chilena"

aburrido

El próximo 6 de noviembre se estrena una de las colaboraciones nacionales que mayor interés ha provocado en este último tiempo, debido a los factores que participan y este es el junte entre Pablo Chill-e, Quilapayún e Inti-Illimani Histórico que se titula “Aburrido”. Eduardo Carrasco, director del conjunto, detalló en la cuenta del Facebook del grupo porque nace esta canción en conjunto y como se sumergió en el trap.

“Cada vez que hacía una nueva canción, se la mostraba a mi hijo. Él escuchaba con atención y al final siempre me decía lo mismo: “está buena… ¿Pero por qué no hacen ustedes un trap?”. Yo al principio no sabía qué significaba esa palabra. Por eso me puse a averigüar. Escuché a algunos artistas, como Bud Bunny, el Residente, Calle 13 y empecé a entender. Después comencé a escuchar a los traperos locales y me interesó particularmente Pablo Chil-le aunque descubrí que el trap chileno era un universo de música, poesía y mensajes”, comenzó este relato.

Posteriormente, mostraba las diferencias entre el Chile de La Nueva Cancion Chilena y el del trap, aunque señaló que ambas corrientes tenían al pueblo como el protagonista, “Entendí que esa música era como la expresión actual de lo que había sido en su momento la nueva canción chilena y sentí una profunda cercanía con el espíritu que anima ese tipo de música”.

Además, destacó que en este género la gente toma la palabra, habla de sus problemas y vivencias, y junto con eso alabó que este arte se encuentra en todas partes. Por otra parte, enfatizó que, “la poesía del trap, siendo irreverente, descarnadamente realista y solidaria con todas las miserias humanas, es mucho más desamparada que la épica revolucionaria de nuestras canciones de los sesenta y setenta. Las causas de fondo son las mismas, hay el mismo anhelo de libertad y de justicia, y la misma compasión frente al dolor, pero en el trap se suma a eso toda la complejidad de la vida urbana actual, con su belleza y su fealdad”.

Sumado a esto entregó detalles de la creación, incluso ocupó como influencia la metrica de una canción de Bad Bunny, asimismo, explicó este primer acercamiento con el Shishigang, “lo contactamos y felizmente inmediatamente vimos un gran interés de su parte. Nos pusimos manos a la obra y después de un pimponeó musical que ni siquiera duró mucho, por fin pudimos escuchar la canción. Fue sorprendente. El resultado fue mejor de lo que esperábamos. No solo habíamos entrado al género sino que habíamos sido capaces de hacerlo con inspiración y honestidad. Pablo tomó el texto y lo hizo suyo, agregándole de su cosecha por aquí y por allá”.

Al final se deja en la misiva una pregunta abierta sobre el sentir de las y los fanáticos sobre este estreno que une a distintas generaciones en un contexto en el país donde se están cursando grandes cambios.

 

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO