Anne Hathaway pide disculpas a las personas que padecen de discapacidad tras la polémica de su última película

the_witches

Pasó de ser uno de los estrenos más esperados del año a una intensa polémica en redes sociales. Las Brujas, película de Robert Zemeckis basada en la novela homónima de Roald Dahl, ha suscitado numerosas críticas por un sector de la audiencia.

Y es que las villanas de la cinta son representadas por la ausencia de dedos en los pies y la presencia de solo tres dedos en cada mano, que simulan la apariencia de garras.

Así, algunos espectadores con discapacidades en sus extremidades aseguran que esta representación muestra la discapacidad con una connotación negativa, que se asocia a la maldad de los personajes.

Por este motivo, en Twitter se lanzó la campaña #NotaWitch (no soy una bruja), con la que personas con discapacidad alrededor del mundo mostraron su descontento.

La atleta paralímpica, Claire Cashmore, fue una de las activistas que habló sobre las representaciones de la película. La nadadora de 32 años dijo que el personaje de Hathaway “me hizo sentir muy confundida/ molesta”. Aunque considera que es bueno aumentar la representación de las discapacidades en la pantalla, Cashmore espera que se las vea “de manera positiva en lugar de asociarlas con ser una bruja malvada y aterradora”.



Tras la polémica, Warner Bros emitió un comunicado disculpándose por este detalle de la película.

“Al adaptar una historia original, trabajamos con diseñadores y artistas que se inventaron una nueva interpretación de las garras parecidas a las de un gato que se describen en el libro”, señalaron. “Nunca fue nuestra intención que los espectadores sintieran que estas criaturas fantásticas y no humanas se hicieron para representarles”, añadieron en el comunicado que fue recogido por varios medios estadounidenses.

Por todo esto, la actriz protagonista –Anne Hathaway- que da vida a la Gran Bruja, se sumó a las disculpas de la compañía en una publicación de su Instagram.

En ella escribió que se enteró de que “muchas personas con diferencias en las extremidades, especialmente los niños, sienten dolor debido a la representación de la Gran Bruja en The Witches“.

La actriz continuó, “Hago todo lo posible por ser sensible a los sentimientos y experiencias de los demás, no por un miedo, sino porque no lastimar a los demás parece un nivel básico de decencia por el que todos deberíamos luchar”.

De esta forma, señaló que “como alguien que cree en la inclusión y detesta la crueldad”, debe disculparse.

Hathaway también reconoció que no hizo la conexión entre las diferencias de extremidades y la Gran Bruja cuando se le presentó el personaje por primera vez, y “si lo hubiera hecho, les aseguro que esto nunca habría sucedido”.

Para finalizar su disculpa, la actriz mandó un mensaje especial a los niños con discapacidad. “Les debo una disculpa especial a todos los que les aman con tanta fuerza como yo amo a mis propios hijos: lamento haber decepcionado a sus familias”, concluyó.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO