Actor Alan Rickman fallece a los 69 años producto de un cáncer

Alan-Rickman-Wallpapers-2

El reconocido actor británico Alan Rickman falleció esta mañana a los 69 años. Famoso por sus roles como el villano alemán Hans Gruber en Duro de matar (1989), el brujo Rasputín en la película de HBO Rasputin: Dark Servant of Destiny (1996) y el profesor Severus Snape en las ocho películas de la saga Harry Potter (2001-2011), su muerte debido a una larga batalla contra el cáncer fue confirmada esta mañana por su familia y su viuda, Rima Horton.

Rickman saltó a la fama en 1979, cuando tras varios años en los que encarnó distintos roles teatrales, actuó en la miniserie televisiva Romeo y Julieta, producida por la BBC ese mismo año. El actor ganó fama por sus roles en distintas adaptaciones teatrales de obras de William Sheakpeare, llegando a pertenecer a la Royal Academy of Dramatic Art, una de las escuelas de teatro más prestigiosas del mundo y de la que fue su vicepresidente desde el año 2003 hasta el día de hoy.

Pero en 1989 se haría conocido en el mundo hollywoodense al encarnar el papel del villano Hans Gruber en Duro de matar (Die Hard), un malvado terrorista alemán que secuestra por completo el edificio Nakatomi Plaza, donde el policía John McClane (Bruce Willis) se encuentra junto a su esposa en una fiesta navideña. Luego interpretaría al déspota Sheriff de Nottingham en Robin Hood (1991), siendo el antagonista del príncipe de los ladrones, interpretado por Kevin Costner.

En 1997 ganó un Globo de Oro y un Emmy por el papel del brujo ruso Rasputín en la película para TV Rasputin: Dark Servant of Destiny (1996). En ella hace del encantador gurú espiritual de la familia del zar Nicolás II, en los años previos a la Revolución Rusa de 1917.

Pero la consagración llegó en 2001 como el icónico profesor de Hogwarts Severus Snape en la saga Harry Potter. Rickman fue uno de los pocos actores seleccionados de manera personal por la autora J.K Rowling, siendo elogiado por su papel en las ochos películas de la saga. La última aparición del “Príncipe Mestizo” fue en la conclusión de la historia del mago de lentes, Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte II (2011), donde el profesor de Slytherin se reivindica como un héroe.

Su particular voz le hizo ganarse varios fans como adeptos. En 2008, un estudio determinó que la voz perfecta de un hombre sería la combinación entre la voz de Rickman y la del también actor británico Jeremy Irons. Curiosamente, Irons interpreta al hermano del villano Hans Gruber, Simon, en la secuela de Die Hard, Die Hard: With a Vegeance (1995).

Rickman dejó dos películas póstumas a estrenarse en 2016: el thriller británico sobre espionaje a través de drones, Eye in the Sky, donde comparte roles con Helen Mirren y Aaron Paul; y la secuela de Alice in Wonderland (2010), Alice Through the Looking Glass, donde retoma la voz de Absolem, la oruga azul

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO