Young Cister y Polimá Westcoast, el corazón de los Brokeboyz: "Tenemos un rol en la sociedad e influenciamos a bien"

polimaycister1
Fotografías por: Jacqueline Riveros (@j.riverosph)

Comenzar una carrera musical y acercarse a la cima en Chile parece todo un reto. Cada artista tiene sus propias ideas y sus propios tiempos, eso bien lo saben ambos exponentes del trap que con dos carreras que iniciaron en tiempos y maneras diferentes, hoy construyen un proyecto en conjunto con el que se enfrentan a las críticas buscando mucho más que recorrer los escenarios.

Esteban Cisterna (Young Cister), inició su carrera explorando diferentes estilos. Desde su adolescencia, el rap y el trap se convirtieron en su pasión y mezclando ritmos sin pudor recorrió escenarios de las canchas de Quilicura, puliendo su estilo, buscando un nombre en la escena. Con el paso del tiempo, su interés en los sonidos lo llevaron a crear pistas musicales, colaboró con otros artistas y hoy es considerado una de las promesas del género urbano.

Polimá Ngangu (Polimá Westcoast), comenzó de manera diferente. Si bien sintió un interés por la música desde pequeño, tras seguir la carrera de Young Cister, Gianluca o Pablo Chill-e como espectador, diversas situaciones lo vincularon a los mismos artistas formando una amistad que impulsó su carrera colaborando en canciones, captando la atención del público, hasta formar parte del cartel del Festival Lollapalooza Chile 2019 en su primer año de carrera artística.

Young Cister y Polimá Westcoast gozan de una carrera en ascenso. Su amistad los llevó a trabajar juntos en diferentes proyectos, siendo fichados por el sello Sony Music en junio bajo el proyecto “Brokeboyz”, donde publicarán “Equilibrio”, su primer disco en conjunto. Pero, ¿de qué se trata “Brokeboyz”? Ambos artistas nos responden:

Young Cister: El concepto creo que comenzó con Playboi Carti, un rapero de Estados Unidos. “Broke” aparte del corazón roto, representa la pobreza, como de que estás quebrado en el sentido de no tener dinero, además de lo sentimental y lo del corazón.

Polimá Westcoast: Esto nació por una canción que se llama “BrokeBoi”, el concepto lo hice a base de un corazón roto. Tuvo mucho éxito y marcó un antes y un después. Es una canción que me creó, me puso en el lugar que quería llegar y en base a la canción decidimos llamarnos así, agregándole la z al final a nuestro equipo que es el Ambidieztro (productor), yo y el Cister.

Amor, sueños y metas

El trap chileno hoy se encuentra en alza. Un fenómeno que llena de comentarios las redes sociales y que masifica diferentes festivales y recintos. “Polimá” y “Cister” bajo su concepto, buscan a través de sus letras y melodías llegar a su público para concientizar sobre las vivencias de la sociedad, sus experiencias personales y los sueños que hoy comparten en conjunto.

Polimá: Nosotros buscamos hablar de realidades, entregar esto que en particular es muy extraño porque siento que somos algo auténtico que no ha sucedido antes, porque explotó de 0 a 100, a mil y va a seguir más. Creo que nos vamos a hacer parte de la historia nacional y del mundo también, porque va hacer que Chile cruce una frontera con niños que hoy están persiguiendo sus sueños.

Cister: Nunca había sucedido antes, que sea tan rápido el crecimiento de un artista. No hablo solo de nosotros, sino del género urbano en general en Chile, que hayan conexiones con gente de afuera, que están invitándonos a festivales grandes… En cuanto a las letras, vamos relatando sueños, lo rápido que estamos viviendo y como pasa todo. El amor, el desamor, la familia. También nos gusta cantar sobre el entretenimiento, pasarlo bien, en “Brokeboyz” somos sentimentales, pero nos gusta disfrutar, bailar y saltar.

Al convertirse en un fenómeno en redes sociales, cuentan con una gran cantidad de seguidores. ¿Qué es lo positivo y lo negativo de estar tan expuestos en su día a día?

Polimá: El Internet es clave en nuestro crecimiento, es parte de nosotros. Nos ha ayudado mucho a masificar, eso es lo bueno. Lo malo es que te mantiene muy cercano a las personas, tan así que algunos se sienten con el derecho de decirte cosas malas a través de las redes que quizás para algunas personas no es tan importante, pero no saben el daño que están causando al dar ese mensaje, al escribirnos mal y a cualquier persona del mundo en realidad, no me refiero solo a nosotros.

Cister: Las personas no miden las consecuencias que pueden hacer hoy en las redes sociales. Creo que eso es lo malo y el Internet, como muchas cosas, es un arma de doble filo.

Al ser dos exponentes jóvenes, con propuestas nuevas se ven enfrentados a muchas críticas. ¿De qué manera las enfrentan?

Polimá: Las críticas nos ayudan mucho para tomarlas y aprender de ellas, pa’ eso las usamos. Nos hacían daño antes pero entendimos que esas cosas sirven para madurar y ser mejor y uno siempre tiene una lucha interna con querer ser mejor persona, entonces, cada crítica y opinión ayuda para ser mejor.

Cister: Hay críticas que uno las puede tomar como constructivas, obviamente, pero hay algunas que son de odio y que no es solo de nosotros, si no para cualquier artista nuevo que tiene su propuesta y la gente la encuentra extraña. Yo creo que uno tiene que hacer lo que le gusta y si es feliz, listo. No necesitas escuchar o leer opiniones negativas de gente que odia, porque es eso al final, es una energía negativa y prefiero no mezclarme con ellos y prefiero enseñarles en vez de responderles de la misma manera.

Ustedes de alguna manera se han convertido en referentes para otras generaciones, existen videos de niños que cantan trap o reggaetón y se viralizan rápidamente. ¿Qué opinan de los niños que se están involucrando en la música?

Polimá: La música es arte, es algo muy bonito, es vida y es algo muy sano también. Me encanta que los niños quieran ser parte de esto y que puedan más adelante liderar algo o llevarlo mucho más allá, porque ellos realmente en sus cabezas se lo están viviendo de una manera profesional y está bien. Yo respeto mucho al Pablo (Chill-e) por su coordinadora social (Shishigang), y por lo que está haciendo todo con los niños. Tratar de sacarlos de ahí porque es la mejor herramienta para hacerlo, es algo muy lindo, es música, es algo libre y no tiene límites, entonces me gusta mucho eso y está bien.
Cister: Tenemos un rol en la sociedad e influenciamos a bien.

Sin embargo, en esos mismos videos surgen críticas por el uso de herramientas en la voz. A ustedes también se les ha criticado por el uso del autotune. Desde su punto de vista, ¿Por qué sigue siendo un tema polémico? 

Cister: Yo creo que es porque estamos en Chile.
Polimá: Yo creo que es algo técnicamente.
Cister: La gente como que no entiende. En Estados Unidos Travis Scott canta con el autotune al mil por ciento.
Polimá: Post Malone también lo usó en el Lollapalooza acá.
Cister: La gente en ellos lo disfruta, lo acepta. La gente no entiende que nosotros no somos cantantes y creo que la mayoría de los que estamos en la escena no somos cantantes, no tenemos preparación académica. Yo no sé cantar, no sé respirar.
Polimá: No estudiamos música.

Cister: Lo hacemos porque nos gusta realmente y si ocupamos el autotune es porque también nos gusta y si a la gente no le gusta, bien por ellos. Pero también hay mucha gente que sí les gusta y me quedo con ello. Quizás en un tiempo más lo entiendan y les guste, no sé, quién sabe.

Polimá: En realidad es un sonido como más del futuro, como una esencia, es algo sintético que nos encanta y que no va a salir de ahí, hasta que lo entiendan.

Aparte de las críticas por sus propuestas musicales, también en sus redes sociales han mostrado ocasiones donde han sufrido discriminación en las calles. ¿Qué opinan sobre eso?

Polimá: Todos los “uber” y todos los policías desconfían de nosotros. Siempre nos dejan tirados y la policía nos para cada vez que puede, la PDI también.

Cister: Es como un estigma. Yo llevo un tatuaje en la cara ahora y me han parado más veces que antes (la policía). Creo que nosotros igual tenemos un rol en eso, en nuestro mensaje. Chile es un país donde hay más diferencias sociales en Latinoamérica, donde hay mucha pobreza, hay muy pocos ricos con mucho dinero y creo que a partir de esa construcción, se han construido todos los estigmas.

Yo creo que nosotros como artistas que nacimos en barrios, sabemos, “estamos víos” de como funciona todo. Queremos cambiar un poco eso, si se trata de ser persona creo yo y que todos somos iguales. Pero de alguna forma como ahora tenemos voz y tenemos presencia en mucha gente, queremos poder hablar estas cosas, porque la gente tiene que entender y empezar a hacer cambios estructurales aquí en Chile.

Respecto a Brokeboyz, acaban de lanzar el single “Mosh” y se viene el lanzamiento de su primer disco. ¿En qué se diferencia “Equilibrio” del material de sus carreras personales?

Polimá: Ambos en nuestros distintos espacios que teníamos queríamos hacer música que no sea solo trap, que sea música sin límite. Ese era como nuestro concepto, nos abríamos a hacer lo que fuera. En el disco, el Ambidieztro nos ayudó mucho a experimentar en distintos ritmos como de trap, funk, reggaetón, de todo. Intentamos meter de todo en lo que nos sintiéramos más cómodos, siempre y cuando, respetando todos los géneros musicales y lo logramos. Este disco crea mucha expectativa y es como nuestra vida en canciones.

Cister: A parte de nuestras emociones, es un equilibrio musical también creo yo, de poder hacer de todo un poco y poner en la balanza distintos ritmos en los que experimentamos y hay de todo en verdad. Hay trap, que es nuestra zona de confort, pero también hay funk, pop, reggaetón, dancehall. De todo un poco. La música es un flashazo que se nos ocurre y lo hacemos.

El 11 de agosto se van a presentar en el “Chile Trap Fest” junto a otros exponentes de la escena en el Teatro Caupolicán. ¿Que tienen preparado para el show?

Polimá: Vamos a hacer un show distinto a lo que estábamos haciendo, porque ya lo repetimos muchas veces y queremos innovar. Van a salir canciones nuevas en ese momento, como “Sin ti” que es un estreno para el 9 de agosto, y “Mosh”, entonces vamos a preparar un show nuevo. Estamos tratando de conseguir una escenografía, montar algo y hacer algo más entretenido y más cercano a la gente. Tenemos muchas ganas de cantar en vivo y disfrutarlo, disfrutamos mucho cuando estamos en el escenario.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO