Willy del Pozo y su libro inspirado en Los Prisioneros: “Hermosos Ruidos” que traspasan las fronteras

WillydelPozo

Desde junio, el escritor peruano ha presentado su segundo tributo narrativo, un proyecto que recopila cuentos de diferentes autores que inspirados en bandas de rock latinoamericanas, en este caso una exponente del rock chileno, dan rienda suelta a la imaginación.

Hermosos Ruidos, 27 relatos de Sudamerican Rockers”(Ediciones Altazor, 2018), es un libro que busca homenajear a Los Prisioneros, recalcando la trayectoria y la influencia que la banda generó y continúa generado hasta la actualidad, mezclando diferentes aspectos del arte y traspasando las fronteras.

El libro nace desde la necesidad de armar un puente entre la literatura y la pasión por la música, retratar en unas cuantas hojas toda la experiencia de la juventud, sueños e intereses del escritor Wilfredo del Pozo, quien firma sus libros como Willy del Pozo, que en forma de homenaje rinde tributo a una banda que en Perú nunca pasó desapercibida.

Los Prisioneros fue una de las bandas más representativas del rock Latinoamericano”, escribió del Pozo en la introducción del libro, explicando que la elección de esta antología al igual que su antecesor “Gracias Totales, 27 relatos para resistir el temblor”(Ediciones Altazor, 2017) no han sido coincidencia, puesto que ambos proyectos musicales marcaron un antes y un después en la escena y en el arte en sí, porque tal como sus nombres lo indican, sus publicaciones reúnen el trabajo de 27 artistas peruanos, chilenos y argentinos que comparten su magia en cuentos e ilustraciones inspiradas en todo aquello que brindaron Jorge González, Miguel Tapia y Claudio Narea, a lo largo de su discografía.

Conversamos con su autor, quien detalló su interés por la banda y la historia detrás de este proyecto:

¿Cómo surge la idea de recopilar información y reunirse con otros escritores para este proyecto de antología?
Antes que la literatura, entró la música. Yo era un fanático de ir a los pocos conciertos que se hacían en el Perú, no es como ahora que ya las puertas están abiertas para todas las bandas. En los años 80, con el tema del terrorismo era muy difícil que bandas importantes llegaran a nuestro país, todos los pequeños conciertos de bandas locales eran a los que yo asistía y siempre estaba metido…

La música siempre estuvo presente en toda mi vida y cuando empecé a escribir, también. En mis crónicas y cuentos siempre ha estado presente el tema, entonces tarde o temprano tenía que surgir y aparecer este tipo de propuestas de juntar un tributo literario para rendir un homenaje a estas bandas y publicarlo en un formato que se maneja en un sello editorial y ahí fue que surgió la idea de escribir los cuentos.

¿Por qué ambos libros contienen 27 relatos, es una coincidencia o viene de algo más profundo?
Ambos siguen el patrón de “el club de los 27”, el número mágico de la música, porque a los 27 muchos artistas como Kurt Cobain, Jim Morrison, Janis Joplin murieron, entonces llama la atención y por eso armamos estos proyectos que muestran en una parte veintitrés cuentos y cuatro en formato de historieta.

¿Por qué escribir sobre “Los Prisioneros” y no otro grupo?
Creo que es importante, sobre todo para aquellos que han seguido y han degustado de la banda en lo largo de su carrera musical, ver esto como otra forma de reflejar su historia, otra manera más original y ficcional de lo que ha sido la presencia de Los Prisioneros, no solamente en Chile, sino a nivel Latinoamericano.

Había que elegir que bandas tributar dentro de todo lo que a mí me movía. Siempre estuvo el gusto particular y mi gusto es más el rock duro, entonces elegí “Iron Maiden”, “Metallica“, etc y después en un conversatorio la gente me dijo “está bien este tipo de tributos, pero para iniciar parte por algo más de la casa, algo que hable nuestro idioma y luego vemos”. Barajamos varias bandas argentinas, peruanas, españolas y chilenas. En primera instancia quedaron tres: Héroes del Silencio, Los Prisioneros y Soda Stereo. En teoría la idea era que aparecieran los tres de un solo golpe, pero como el año pasado llegó a Lima el tributo a Soda Stereo con Cirque du Soleil, dije “aprovechemos la coyuntura y que ese salga primero”, y fue un éxito. Lo mismo con Los Prisioneros. El libro se presentó en Perú en la “Feria del Libro de San Borja”, en Lima y ahí lo hicimos por todo lo alto, porque coincidió con la presencia de la banda chilena “Los Sudakas”, una banda que tributa a Los Prisioneros y que incluso usan la misma instrumentalización que usó en su momento González y compañía, entonces la gente iba y se tomaba fotos con los instrumentos, fue una sorpresa muy simpática.

hermososruidoslibro

¿Cuál es la recepción que ha generado este libro en el público peruano?
En el Perú, lo que se excusa del rock con la literatura… yo lo estoy viendo positivo, al público le interesa bastante.  El sacar este tipo de literatura no solamente busca al lector común y corriente, sino, buscas jalarte al fanático. Al hincha, ese que sigue los conciertos y muchas de estas personas, a lo mejor no está en su mente la lectura de un libro si no se tratase de estas bandas. Entonces, saber que se trata de libros de ellos o que hacen referencia a sus canciones, las letras o  a una fantasía que podría existir, se convierte en algo de su interés y no necesariamente uno lector, puede ser un interés de objeto como “Yo lo tengo, porque tengo que tener toda la colección de Los Prisioneros, ya sea en discos, en polos (poleras), en posters” y ahí lo tengo como un objeto de decoración de mi oficina, de mi casa, etc. Hay otro público distinto al lector convencional y eso lo vez porque pasa el tiempo y esta gente que son como te digo, fanáticos, ni siquiera abren el libro a veces, se queda así.

Claramente se usan como objeto de colección porque elegiste dos bandas que son importantes y conocidas en Latinoamérica.
Y tuvieron ambos un final. O sea, porque encuentras en los dos libros la discografía completa. No falta ninguna de las discografías básicas. Obviamente hay algunos conciertos o algunos discos piratas que salen y no están, pero si, hemos cumplido con la discografía completa, puesto que al escribir las bandas ya estaban desintegradas con la muerte de Gustavo y en caso de González, con su enfermedad.

Y mucho antes de eso. ¿Lograste conocer la percepción de los integrantes de la banda?
La reacción no la sé, no tengo contacto directo con ellos pero si los sigo a través de los sonidos y en la presentación del libro en Valparaíso, uno de los periodistas tuvo la suerte de entrevistar a Claudio y Miguel y a través del supe que sí, que les gustó. ¿Cómo no les va a gustar que gente de Perú, de un país que no es el suyo, les haga esta suerte de tributo? Incluso en la presentación me comentaban que es increíble que de una banda de rock como Los Prisioneros no haya salido este tributo desde Chile, que haya tenido que ser desde Perú la idea y publicarlo por todo lo alto, con una edición bastante simpática y atractiva visualmente.

Presentación del libro "Hermosos Ruidos" en FILSA18. Willy del Pozo junto a los chilenos Nestor Fica y Luis Lopez-Aliaga. Fuente: Ediciones Altazor.

Presentación del libro “Hermosos Ruidos” en FILSA18. Willy del Pozo junto a los chilenos Nestor Fica y Luis Lopez-Aliaga.
Fuente: Ediciones Altazor.

Hermosos Ruidos” cuenta con la participación de cinco autores chilenos, Nestor Fica, Marcela Ponce, Sascha Hannig, Luis López-Aliaga y Marcelo Novoa, la argentina Paula Brecciaroli y veintiún peruanos, entre ellos Rodi Pisstol, Lutxo Rodriguez, Leslie Guevara y los ilustradores David Galliquio, Carlos Lavida y Ricardo Lazo. Llegó a nuestro país gracias a la última edición de la Feria Internacional del Libro de Santiago y próximamente se encontrará disponible en diferentes librerías del país.

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO