Técnicas Manuales: "Luchamos diariamente contra la timidez"

Tecnicas-Manuales

Siete de la tarde del lunes, y la plaza Aníbal Pinto de Valparaíso se abriga en un cielo de colores pasteles. Los mismos tonos que adornan el disco debut de Técnicas Manuales, ‘Las Torpederas’. Jota Ampuero (voz y guitarra), Ingmar Schröeder (guitarra) y Juan Carlos (bajo) esperan en el poseidón para la entrevista. Es su día libre de trabajo, antes de afinar los últimos detalles de su show de lanzamiento, a realizarse este viernes en la Sala Rubén Darío de la Universidad de Valparaíso. El mismo lugar que los juntó con Celibatos, No Bailo y Solución Violeta hace algunas semanas.

¿Cómo surge Técnicas Manuales, y a qué se debe el nombre?

Jota Ampuero: Técnicas Manuales nació en agosto de 2015 junto con Ingmar. Prácticamente las canciones que tocábamos en ese tiempo ya no existen. Era muy acústico y rústico. Ensayo y error. El nombre viene por un ramo del colegio que era “Técnicas Manuales” que luego se cambió a lo que se conoce hoy por “Tecnología”

Ingmar Schroeder: Estuvimos trabajando con un colega en las percusiones, y él tiró la idea del nombre, que al final fue decidido en conjunto.

JA: Yo dije Técnico Manual, pero al final él nos dio la idea del plural. Era un ramo que trataba sobre puras manualidades con cartulina, palitos de helado. Ahí en ese ramo se hacían como los regalos para el día de la mamá o la navidad. Y para mí, los objetos que se hacían, hechos por niños, eran bastante tiernos. Si bien no eran lindos estéticamente, había mucho cariño detrás. Como yo no vengo del mundo de la música, me sentía muy relacionado a ese espíritu.

 

La banda ha estado bastante activa y ha tocado en muchos lugares de la región. Así también han mostrado sus canciones en Santiago y Rancagua, por lo que varios de sus temas ya son bastante conocidos. Antes del lanzamiento de su primer disco, liberaron tres singles: Las Torpederas, Ella me Llamó y Día a Día. Al respecto, Ingmar declaró que “no queríamos matar todas las ideas de una. Uno cuando graba una versión la termina colocando en un cajón de sepulcro. Estiramos el chicle, pero sin perder el sabor.” “Por eso la elección de los singles es bien conversada y premeditada. Es una estrategia de difusión“, agregó Jota.

 

Llama mucho la atención tanto las ilustraciones como la estética

JA: Las ilustraciones hablan sobre situaciones cotidianas en donde participaron personas. Si tú ves las tres, te das cuenta que por ahí pasó alguien. No se muestran las figuras humanas porque las letras trataban mucho sobre objetos. Y los colores, bueno tengo una fascinación con el rosado, y ahora me di cuenta que está muy de moda. Pensaba en que podía caer en la moda, pero filo porque seguimos con la idea desde el comienzo, porque como las letras al ser como melosas, de amor y hay una cosa naive, evoca esos tonos pasteles de sensibilidad.

Tocan mucho la temática de la inseguridad y la timidez en temas como Tan Especial y Se me Hace, ¿A qué se debe eso?

JA: Las letras son bastante autobiográficas, y somos bien inseguros (risas). Y luchamos contra la timidez, diariamente. Yo por lo menos.

IS: Yo lucho para ser tímido (risas). Y eso es muy loco, porque el Jota es muy tímido, y yo soy super extrovertido. De ese choque de los dos, nos permite sacar algo bacán. Nativamente, el Jota viene con el tema en pelota y nos ponemos a armarla como si fuese un lego.

JA: Yo le pongo las letras y el Ingmar suma la guitarra que es más floreada.

En estos temas podemos notar un variopinto de sonidos. ¿Son muchas las influencias en ustedes?

IS: Más que las influencias, es como vemos el tema en un principio. Un tema debe ser más sandunguero; otro, prendido de principio a fin. De ahí, por ejemplo, el tema prendido debe tener una volá post-punk.  Ahí es donde va moldeando los gustos de uno a este beat que es más transversal.

JA: La orden musical la da el mismo tema. Cada uno va con sus gustos. Yo soy más ochentero, más argentino pa mis gustos. Al Ingmar le gusta más el estilo anglo.

Foto: huelladigital.cl

Ustedes no son originarios de Valparaíso. Aún así tienen a Las Torpederas, una playa de Valpo, como título y portada del disco, ¿Han alcanzado una especie de identificación con la ciudad?

JA: Nosotros hacemos canciones, y no álbumes. Por lo mismo cuando entramos en el estudio a grabar, eran hartos los temas que teníamos, y nos fuimos dando cuenta que unas no pegaban con otras. Intentamos pulir y englobar todo, dejando el disco en 8 canciones. Estas son redondas en sí mismas, y reúnen lo amoroso, las relaciones humanas y la cosa más introspectiva. Y como “Las Torpederas” como nombre resulta muy atractivo, es como un impacto directo. Es una playa demasiado popular, y fuera del imaginario porteño convencional y turístico. Pensamos que podía ser un buen empujoncito al disco darle con ese título.

IS: De los lugares en que queríamos estar, ya sea un espacio material, o en lo que estamos tocando, queríamos estar en la comodidad de eso. Lugares que me provocan comodidad, más allá de la ciudad, son Las Torpederas, las escalas de Valpo, o el tranque de la Luz en Curauma. Y sobre esos lugares son los que me gustaría escribir canciones. Es pasmar el hecho de que estamos tocando la música que nos gusta, y también que estén en el lugar que nosotros nos guste.

JA: La canción (Las Torpederas) primero la escribí, la canté y luego le puse el nombre. No es algo premeditado ni menos pretencioso. En sus inicios era medio punk, pero corría el riesgo de que fuese una mala canción.

¿Qué podremos esperar para el show de lanzamiento del viernes?

JA: Pueden esperar a 5 weones muy nerviosos arriba del escenario intentando hacerlo lo mejor posible. Habrán invitados como Diego Lorenzini, Niña Tormenta y Simón (Niños del Cerro). Para el viernes será un poco distinto a lo que mostramos en el disco, aunque coquetearemos en el sonido “oficial”, la presencia de la batería será un poquito más pesado. La banda ha mutado mucho y eso ayuda a que tenga distintos formatos.

IS: Estas últimas dos semanas hemos estado con el bichito de la ansiedad, esperando que pase ya. Y también hemos agarrado pal webeo el tema, buscándole el lado chistoso para desestresarse, ya sea con videos promocionales y cosas por el estilo.

JA: Todo con el apoyo de sello Recolector. Han apañado caleta en todo sentido, porque el trato ha sido super humano. Uno suele imaginarse a los sellos en un edificio grande con oficinas y mucha gente trabajando, pero no, en Recolector son dos personas muy bacanes en este caso.

El disco estará en físico disponible a la venta desde ese mismo viernes. Vamos a tender merchandising también como posters y chapitas.

Se han estado relacionado mucho con varias bandas del circuito porteño, ¿Cómo nace ese apañe?

IS: Surge casi por inercia, con las ganas de tener como un bromance musical.

JA: Cuando partimos hace tres años nos sentíamos re solos, no conocíamos a nadie con quien poder tocar. Todo era muy rockero. Y no es por tener mala al rock, para nada, pero nosotros estábamos haciendo un sonido mucho más meloso y pop. Aparecieron estas propuestas, nos sentimos super apañados y somos re fanáticos de ellos, es una sensación muy bacán.

IS: Nos fuimos generando lazos de buena onda que hicieron sano el lugar en que queríamos estar.

JA: Y eso se suma a que la banda creció. Está Juan Carlos Rojas, Esteban San Pedro y un quinto integrante (Daniel) que nos acompañará el viernes. Llevamos casi un año juntos.

Juan Carlos Rojas: Llevamos tocando en este formato desde diciembre de 2016.

JA: Cuando entramos a grabar sentimos que aún no nos acoplábamos como banda, por eso que grabamos el disco solo con Ingmar y Pablo.

IS: Estamos ocupando máquinas, pero tampoco queremos desligarnos del trabajo humano.

¿Qué les parece la variedad de estilos que hay en la región?

JA: Es super rico que haya tanta variedad. Es como nutritivo para todos. Además de Solución, Celibatos y No Bailo, está Mora Lucay, Pía Zapata, Javiera y lavanda. Todas las bandas son muy distintas, y me siento muy afortunado de que se haga música tan variada.

IS: La gente se está dignando a planificar las cosas con mayor altura de miras. Hay un trabajo detrás.

JA: Los cabros trabajan super bien, apuntan a un profesionalismo. Y eso nos ayuda a todos porque vamos subiendo la apuesta en cuanto a sonido.

¿Se condice con los espacios?

JA: No. O sea, hay varios lugares donde tocar. Están los teatros que son muy bacanes como el del Parque Cultural, el DUOC, el IPA, o la Sala Rubén Darío. Ese tipo de lugares está bien bueno. Por otro lado, está el circuito de bares, y ahí es donde está más guateado. Hay otros que no tienen escenario, pero está la intención de hacer tocatas como El Internado, y te tratan super bien, y ha sido una muy buena experiencia tocar. En Quilpué está el Trotamundos, que es un lugar muy bacán. Hay uno chico y otro grande, en ambos te tratan bien, el espacio es super digno que al final es lo que uno busca.

 

 

Al cierre de la entrevista, tanto Ingmar como Jota recomendaron fervientemente escuchar a las bandas y músicos de la quinta región. Desde los ya nombrados Solución Violeta y Mora Lucay, hasta otras propuestas que comienzan a llamar la atención del puerto como Chico Bestia y Galpón Austral. “Escuchen la música que está cerca de ustedes, porque hay muchas cosas buenas. No hay que mirar tanto para afuera, y eso me encanta”, sentenció Ampuero. Por otro lado, Ingmar añadió que “no tenís que mirar pa afuera si quieres escuchar un estilo, o quieres escuchar algo distinto o raro.”

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO