Plug Plug: "Llegamos al post y math rock desde la polirritmia de nuestra música peruana"

plug-plug-portada
Foto por Roberth Salinas

La primera vez que escuché a Plug Plug fue cuando ya habían entrado en ese estado de intermitencia que ocasionó el cambio de residencia de Garzo al extranjero, y contaban ya con 4 producciones publicadas hasta ese momento.

Para mi suerte, no tuve que esperar mucho para poder ver a Plug Plug por primera vez en vivo. Días después de mi descubrimiento, se anunciaría el Anti-Rudo Fest organizado por Anti-Rudo Records. Aquel flyer era encabezado por Plug Plug e iba a ser su única tocada en aquel año (luego se anunció una fecha adicional).

Llegó el día, la gente arribaba desde muy temprano al mítico Salón Imperial de Cailloma para conseguir sus entradas o hacer previos en Quilca. Sea cual fuere el caso, nunca faltó público haciendo el aguante a cada una de las 8 bandas que se presentaron esa noche. “Siempre hemos tenido la lógica que nuestro público son nuestros amigos” comenta Kamilo.

El momento esperado llegó, Plug Plug salió al escenario, afinaron y dieron inicio a probablemente uno de sus mejores conciertos. La banda lo dió todo y el público respondió también dándolo todo en cada canción, en las letras, y también en las no letras. “La gente se acostumbra a cantar con ‘woooo’ las partes instrumentales  y es de putamare, es súper divertido” nos cuentan.

Foto por Roberth Salinas

Plug Plug suele acabar su setlist con “Cállate y baila“, esa noche no fue la excepción. El tema es perfecto para un fin de fiesta ya que contiene influencia de festejos en su composición, pero eso es algo que veremos a profundidad líneas más adelante. Plug Plug no tiene influencias definidas ya que—como lo han recalcado en diversas entrevistas—ellos son el resultado de todo lo que ha llegado a sus oídos. No son parte de nada, son parte de todo. 

Para ese entonces la trayectoria de Plug Plug sumaba 9 años; sin embargo, si sumamos los años que llevan tocando cada uno de los miembros encontramos una notable diferencia. Entonces ¿quiénes son los Plug Plug?

El power trío fue fundando por Garzo Morphosis (que ya había tocado en bandas como Metamorphosis, Radiación Selenita y experimentó con la electrónica bajo un proyecto solista), Kamilo Riveros (reconocido por su trabajo con El Aire y Puramer-k) y Sandro Labenita (miembro de Histeria Colectiva y actual baterista de Tourista). En 2018, se da el único cambio de la banda, Sandro se retira e ingresa Antonio Olivera, ex baterista de La Forma.

Para hablar de los inicios de Plug Plug debemos mencionar a Radiación Selenita. Kamilo nos cuenta que el plan original era seguir con este último proyecto “Sandro se iba a unir a Radiación, tuvieron otro bajista antes que yo entrara. De ahí entre yo y salió el nombre (Plug Plug)“.

Foto por Roberth Salinas

Plug Plug inició en 2007, en una etapa que muchos especialistas de la música destacan la efervescencia de diversas propuestas sinceras e innovadoras que buscaban alejarse del punk melódico que reinaba por esos años.

Garzo recuerda que Bolsa fue a estudiar fotografía a Argentina, Omar y él se plantearon la idea de conseguir un nuevo baterista, pero “al final quedó en nada”. Es por esos momentos—y cosas del destino—Garzo conoce a Sandro gracias a Renzo, con quien ya había tocado en Metamorphosis. Luego Garzo “le pasa la voz” a Kamilo. Es así que se da la primera formación de Plug Plug, una formación primigenia con 4 integrantes; sin embargo, no duró mucho.

La apretada agenda de Renzo le dificultó seguir el ritmo de ensayos a los que podían disponer los demás integrantes. “En un principio iba a haber dos guitarras, pero al final no se pudo. No por el sonido porque siempre es un gustazo tocar con Renzo, sino porque tenía muchos compromisos y nosotros ensayabamos casi todos los días. Así es como queda la formación de Plug Plug” complementa Garzo.

Kamilo recuerda con mucho cariño esa primera etapa plugiana, pero reconoce que “tiene sus cosas prácticas ser un power trío“. ¿Se imaginan cómo sonaría actualmente Plug Plug con 4 integrantes?

TRINITRON

Ya establecidos como un potente e impredecible power trio, Plug Plug decide grabar su primer larga duración. Sin embargo, antes que esto se diese deciden grabar un demo ”donde Sandro había tocado en una batería electrónica con Walter Peche”. Garzo desconoce que haya ocurrido con esos demos, pero Kamilo recuerda claramente que “fueron 15 copias y salieron con entrada en un concierto en el Bernabé”. ¿Actualmente en manos de quién estará una de esas copias? No lo sabemos. ¿Queremos obtener una? Claro que sí.

El primer larga duración de Plug Plug no se grabó en un estudio profesional per se, fue grabado “al frente de una cocina, en un garaje” y por Joao Orosco. Garzo añade que no se utilizó metrónomo y lo feliz que es al no usarlo. También resalta que en Radiación Selenita “estaban bien contentos de estar conectados sin necesidad de metrónomo y el resultado fue recontra orgánico”. Fue tanta su alegría que el único disco de Radiación Selenita, que fue editado luego de su separación, se llamó “NOMETRONOMO”.

Otro dato a resaltar es el hecho que Garzo se golpeó los dedos con la puerta del taxi antes de entrar a grabar sus partes en este disco. Al final, poco importa el cómo fue grabado, sino el resultado. El primer LP de Plug Plug recibió el nombre de “Trinitron” y se caracterizó por el género al que Sandro, Kamilo y Garzo confluyeron al aprender a tocar juntos: el post-hardcore.

Lima necesita una revolución /and we have to do something now/ ¿qué dices tú?”, es toda la letra de “Revolución”, tema que da inicio al “Trinitron”. Una letra corta, sincera y directa que nos invita a cuestionar nuestra realidad política-social, que a su vez es un llamado a la acción. Y es que eso es lo que caracteriza a Plug Plug desde este primer disco: darle una riqueza inimaginable al sonido, pero sin dejar de lado la visceralidad y profundidad que reflejan las letras sin importar lo breves que sean.

A veces la música te enseña más. Citando a otros vecinos ilustres de la unidad vecinal 3: ‘Lo que no aprendí en lecciones, lo aprendí en canciones“. Te abre posibilidades de acción y de concepción. Te enseña posibilidades de vivir, eso es lo más importante que podemos hacer” comenta Kamilo.

Siguiendo esta misma línea crítica, no podemos dejar de lado a  “Radiostation”, tema que narra la necesidad de tener una propia radio. “Recé a todos los santos / Le escribí a Papá Noel / I need my own radiostation”. Necesidad que nace por el nulo apoyo que éstas mostraban a los proyectos independientes durante esos años, situación que no ha variado mucho hasta la actualidad.

Kamilo, quien se desenvuelve en la gestión cultural, comenta que en las radios peruanas “hay una dinámica parecida a lo que pasa con las papas”. Así como Perú importa papas desde Bélgica, lo mismo ocurre con la música. Lo que suena en medios de difusión tradicionales es en su mayoría de origen extranjero. “Al punto que Promperú hizo una campaña nacional con Carlos Vives. No puede ser que los productores locales estemos en desventaja en el mercado local” nos cuenta Kamilo.

Foto por Roberth Salinas

A su vez, Plug Plug remarca que los músicos tienen “que dar la mejor música posible en la mejor calidad posible de grabación”. Esto debido a que durante el recorrido que hacen las ondas radiales desde su lugar de emisión hasta el dispositivo receptor se da una disminución de la calidad de la grabación.

Aunque lo técnico es importante, no se debe dejar de lado el alma, corazón y vida—sí, como la canción—en cada tema. Eso es algo que tiene muy en claro el power trío. En palabras de Kamilo, Plug Plug y cada tema es producto de su alma y el sentir de sus hermanos. Esto, sumado al hecho que vivían aún en el mismo territorio, dió como fruto 3 discos en 3 años. La creación de canciones era tan productiva, según nos cuentan, que cuando presentaron el Trinitron, en una tocada junto a Piloto Copiloto, Filtro y El mundo de Pegval, tocaron también todo el Equinomoda a excepción de 3 canciones.

EQUINOMODA PARA LAS AVES QUE DEJARON EL NIDO

Algo que me llamó la atención del “Equinomoda para las aves que dejaron el nido” antes de escucharlo fue el nombre tan extraño y metafórico, es por eso que esta sección la inicié con la pregunta ¿por qué se llama Equinomoda para las aves que dejaron el nido? ¿Qué significa?

Kamilo me responde alegremente que siempre que le consultan por qué tienen nombres tan raros, el contesta que a ellos no les parecen raros. Por su parte Garzo me cuenta de manera entusiasta que le gusta mucho el título del álbum: “Equinomoda para las aves que dejaron el nido ¡parece que ese nombre te lo dijera Gandalf!”.

El nombre viene de la unión de dos metáforas: La Equinomoda y Las Aves que dejaron el nido. Vamos por partes. ¿a qué se refieren con Equinomoda?

Conviviamos con un montón de bandas eclécticas como el equino” me comenta Kamilo. Ocurría que en esos años el indie estaba de moda en el mundo y eso era lo que estaban haciendo las bandas de aquí. Es por eso que en un concierto uno podía encontrar una banda de noise tocando junto a Las Amigas de Nadie, los Adictos al Bidet, etc. “Era la Equinomoda, el factor moda era el momento”.

Foto por Roberth Salinas

Aclarado esto, solo faltaría conocer cuál es la figura detrás de Las Aves que dejaron el nido. La otra mitad del título de este álbum es una referencia al momento por el que pasaba Garzo durante esos años. “En esa época yo estaba comenzando todo de nuevo: divorciado y viviendo en un departamento prestado” comenta Garzo.

Equinomoda para las aves que dejaron el nido” es para algunos el disco más redondo de la banda. Muestra un gran avance en el nivel de la composición de las melodías, a comparación del sonido garage-punk en el Trinitron. Por otro lado, el eje temático de las letras se centra—a excepción de “She”—en el futuro caótico del hombre. Solo basta con prestarle atención a “Autodestrucción”:  “No me dejas otra opción / que destruirme / no me puedo levantar / con tanto peso”. El mismo caso se puede apreciar en “Año nuevo” “Extraterrestres vs Humanos” “Tambores” y “Conchasumare”.

Garzo cuenta que esto es así porque ya eran más conscientes de las cosas. “Te das cuenta lo difícil que es valerte por ti mismo. Todo es contactos, no hay una meritocracia. Eso es lo que está en tu cabeza y eso es lo que comunicas, lo que no te deja dormir”.

Por su parte Kamilo relata que “han habido chambas donde decían “Uy, brother, ¿querías postular? Me hubieras avisado”.  ¿Será de estas experiencias que nace “Tambores”? Echemos un vistazo a la letra de la canción: “Estoy vencido antes de comenzar / y convencido que no voy a ganar” / no es pesimismo, es estadística / los que más tienen siempre ganan / y yo no tengo nada”. ¿Qué opinas tú?

Hablando de “Tambores”, Garzo y Kamilo comentan que “es una canción bien paja por como lo canta la gente”. Existe todo un rito cuando se anuncia algún concierto de Plug Plug, es un suceso que se repite pocas veces al año. Es normal que el público—o amigos como prefiere llamar la banda—se entregue, cante la canción, quite el micro y cante con la banda. Eso, al igual que con muchas otras canciones, ocurre con “Tambores”. “Es el momento en que la canción es más grande que nosotros” comentan gustosamente.

No podía ser una entrevista en plena pandemia sin tocar el tema de la cuarentena y cómo los ha afectado en sus vidas diarias. No quería meter este tema de una manera forzada, así que decidí relacionarla a una de sus canciones más pedidas desde aquel primer show al que pude asistir: “Conchasumare”.

“’Conchasumare esto es una emergencia / no tengo planes para el futuro’, pero es que hay que construirlo, ese es el asunto. La gente se muestra cómo es ‘Entonces ahora ustedes son mis amigos / Eso espero’ porque la cosa se va a poner dura y de verdad ahora se ven las caras” comenta Kamilo.

Garzo, que radica en Estados Unidos desde 2010, relata que “esta huevada lo estaba rayando” y que incluso su humor estaba cambiando; sin embargo, recalca que ha sido como una desintoxicación. Aclara la importancia de cuidarse a uno mismo ya que así puede proteger a los demás: “Yo no puedo darme el lujo de infectarme por ningún puto motivo, yo sé que de repente me sano, pero debo pensar en los que están a mi alrededor”.

Conchasumare” es una canción muy especial no solo por cerrar el Equinomoda. En vivo dura aproximadamente 5 minutos, pero si prestamos atención a la versión del disco esta tiene una duración de 24 minutos ¿por qué? Pues resulta que hay una canción oculta, una colaboración entre Garzo y su pequeño hijo, Gohan.

Esa canción me tocó hacerla cuando chambeaba en la radio. Lo llevé a Gohan con sus tamborcitos y panderetas. Aproveche y grabé bastantes cositas ahí. Grabé guitarras encima y se volvió una locura, quería sacar eso. El Equinomoda estaba tan bestia, estábamos tan contentos que dijimos ‘¿Y si le ponemos una canción oculta?’. Creo que empieza en el minuto 13 porque teníamos 12 canciones. Hubo una matemática por ahí jajaj. Me ha provocado escucharla” complementa Garzo.

Este tema no cuenta con el característico estilo del power trío ya que es un guiño al antiguo proyecto electrónico—que revivió no hace mucho— de Garzo, Garzomorphosis. Podríamos decir que el Equinomoda es el único álbum de Plug Plug que cuenta con un intro (“Tunning song” o “canción para afinar tu guitarra”) y outro (el tema oculto en “Conchasumare”).

Como mencione líneas arriba, la única canción que irrumpía con la temática del disco era “She”. Sin embargo, podríamos tomar la inclusión de “She” en el “Equinomoda para las aves que dejaron el nido” como una premonición a lo que sería la época de amor de las vacas locas o, como Plug Plug decidió llamarlo, el Moo Mua Moo Cow Crazy Love.

MOO MUA MOO COW CRAZY LOVE

El Moo Mua Moo Cow Crazy Love marca un antes y después en la historia plug-plugiana. Es el último disco que graban Sandro, Kamilo y Garzo en el mismo país ya que el guitarrista y vocalista decide emigrar a Estados Unidos. Mudarnos siempre nos hace reflexionar sobre el cómo nos relacionamos con nosotros mismos y lo que nos rodea. Es por eso que este es el eje temático en esta producción.

El concepto de este disco gira en torno a la introspección que nos genera salir de nuestra zona de confort. Desde expresar todo lo que sentimos por nuestra pareja en “Moo Mua Moo”, pasando por la autocrítica en “I´m not my best friend”, reconciliarnos con uno mismo en “Dentro de mi cabeza”, mandar a la mierda a nuestros jefes en “Vacaciones urgentes”, la importancia de los amigos en “Cállate y baila” y acabar despidiéndonos de todos con “Bye Bye Lima City Rockers”, pero sin olvidar de dónde venimos con “Yo también me llamo Perú con P de Plug Plug”. El Moo Mua Moo Cow Crazy Love lleva en sus letras el ciclo narrativo de el viaje del héroe, ciclo que se cierra con cada regreso de Garzo a tierras limeñas.

Respecto al sonido, es en este disco donde se hace evidente algo que, según me cuenta Garzo, estuvo presente desde el “Trinitron”: los ritmos peruanos. Kamilo me comenta que en All my love “la llevadita del golpe es toril ayacuchano” y que es lo poco que sabe de guitarra andina ya que lo aprendió durante una clase con Camilo Pajuelo durante un taller que estuvo dirigido por el reconocido guitarrista peruano Manuelcha Prado.

Foto por Roberth Salinas

En este momento Kamilo recuerda una experiencia que tuvo cuando entrevistaba a Bareto durante los años en la que se encontraban grabando “Cumbia”: “Joaquín Mariátegui (ex guitarrista de Bareto) me dijo que él se acercaba a su peruanidad a través de la guitarra eléctrica del brujo Fachin que era el guitarrista de Juaneco y su combo. El aporte del Perú a la cumbia es electrificar la guitarra”.

Kamilo reconoce que le gusta trabajar este aspecto con Antonio debido a sus referentes similares. Aquí cabe resaltar que Antonio es profesor de “Arte para crecer”, una asociación que busca acercar la música a los niños, y Kamilo es hijo de la reconocida etnomusicóloga Chalena Vásquez. Ambos recibieron influencias peruanas desde pequeños.

Al principio nació como una vaina juguetona e inocente y de repente fue como ‘un momento, ¿estamos haciendo math?’ Pero estamos haciendo math porque yo estaba pensando en 6/8 porque estoy cumpliendo estas cosas que me enseñó mi mamá. Llegamos al post y math rock desde la poliritmia de nuestra música peruana, no estamos llegando desde un algoritmo o de una variable matemática. Estamos llegando a través de los pulsos de las improvisaciones y de las cosas así sabrosas de la música peruana. Incluso no siempre son propuestas pensado en eso sino es todo lo que nos influye. Garzo puede proponer cosas que son más peruanas de lo que parecen” relata Kamilo.

Por su parte Antonio afirma sin lugar a dudas que eso (la polirritmia) “es lo que más enriquece como baterista de Plug Plug”. Me confiesa que le aburre tocar en 4/4 ya que tuvo como primer instrumento el cajón y como primera influencia ritmos afroperuanos, los cuales no están en 4/4. Es algo instintivo en él hacer ritmos con bases compuestas.

Foto por Roberth Salinas

El momento en el que llega una canción que tiene una sección que son 4 compases diferentes dentro de una misma sección digo ‘Fuck yeah, esto es lo más divertido'” complementa de manera entusiasmada Antonio.

Muchos resaltan la complejidad en las canciones de la banda, lo que no todos conocen es de dónde salen estas composiciones. Según me comentan, el proceso de composición de un tema se origina de las bases que compone Garzo, bases que nacen a partir de la experimentación y autodidactismo de Garzo con la guitarra.

Garzo es una persona que ha decidido no aprender teoría musical porque eso le cortaría las alas y estoy de acuerdo con él. Yo toco con él hace 13 años y no le hablo en términos de teoría justamente para poder mantener las alas abiertas” comenta Kamilo.

A partir de las bases de guitarra se compone el bajo y la percusión. Kamilo añade que la única manera en la que a uno le fluye entender esos ritmos compuestos es desde nuestra peruanidad. “Eso es bonito y también hay una posición política, ética y estética. Garzo está tocando esto que está en 3 y yo lo voy a tocar como un festejo. Cállate y baila es un festejo con una fuga de funk punk melódico shoegaze” complementa Kamilo.

Si has asistido a un concierto de Plug Plug es muy probable que te hayas ganado con alguna intervención de Kamilo durante los intermedios. Estos discursos no son uniformes a lo largo del tiempo ya que están estrechamente relacionados con el contexto político-social del país.

Como Garzo tiene hartos pedales, en los intermedios hay que afinar. Entonces comenzamos a desarrollar un discurso que al principio eran chistes, pero si han muerto dos personas por negligencia, Casino Royale toma otro sentido porque estás trabajando para vivir y te mueres por las condiciones laborales. No es decirle a la gente qué pensar, pero sí decirle que se trate bien, que no ejerzan violencia contra las mujeres. Entonces creamos esta situación de microcosmos de que si estás en un concierto de Plug Plug y eres un patán, estás fuera del lugar y probablemente sí yo me doy cuenta voy a mandar a la seguridad a botarte” relata Kamilo.

Foto por Roberth Salinas

Es de esta manera que Plug Plug desea crear un ambiente seguro para todos: empezar el cambio por uno mismo para luego poder cambiar la sociedad. El trío me cuenta que este concepto llamado micro revoluciones se encuentra muy ligado al hardcore (un género que conocen muy bien). Sería acertado decir entonces que la música es uno de los elementos que forman a la persona.

Garzo me responde planteando una pregunta que invita a reflexionar sobre la vida y la aleatoriedad de las cosas: “Sí la suerte existiera, ¿tú crees que sería suerte la música que llega a tus oídos? ¿Te imaginas haber crecido con otra gente? Sería una persona totalmente distinta”.

PLUG PLUG (THE TAPE)

Este EP homónimo fue liberado en 2014 y sería la última producción que vería a la formación original de Plug Plug. A diferencia de lanzamientos anteriores, este álbum fue producido a distancia ya que Garzo se encontraba radicando en Estados Unidos. Aunque contenga solo 5 canciones influenciadas principalmente por el punk, el power trío lo considera “un disco corto porque en realidad tiene una unidad conceptual redonda”.

El concepto de las canciones surge, según Kamilo comenta en el documental “Quizás Mañana” debido a la necesidad de “tener letras que se puedan cantar para siempre hasta que el Perú cambie y sea mejor”. Es por eso que el disco inicia con “I want to live in holiday(x4) / pero es imposible” y termina con “Toma el control / se está acabando el tiempo / vivir así no es una opción”.

A comparación del “Trinitron”, “Equinomoda…” y “Moo Mua Moo..”, este EP se editó en físico en formato cassette. El plan original era editarlo en formato vinilo e iba a formar parte de un split con “The Satellite” o “Kinder”(no recuerdan con exactitud, pero creen que era Kinder ya que luego sacaron un vinilo).

Kamilo me cuenta que el arte estuvo a cargo de Rob Wilson y que incluso se hicieron polos con este diseño: “Sandro sacó una camada de polos que me robaron cuando estaban construyendo en Chorrillos. De esos polos solo quedó uno, que se lo regalé a Nicolás Duarte de Cuchillazo porque no tenía ropa para cambiarse el día que tocó en el Jammin(el escenario era oscuro y Nicolás tenía ropa negra), ese fue mi primer concierto como manager de Cuchillazo”.

Como mencioné al inicio de esta sección, esta es la última producción que cuenta con la participación de la formación original debido a que Sandro se retiraría de la banda a inicios del 2017 luego de celebrar “el megatónico celebracionístico de una década plugiana”. La banda presentaría a su nuevo integrante como mejor saben hacerlo, en una tocada en el Hensley de Barranco. Las expectativas eran altas y fueron resueltas al revelarse que el nuevo baterista sería un viejo conocido: Antonio Olivera, ex baterista de La Forma y Puramer-k. Con una renovada formación, Plug Plug iniciaría el proceso de su quinto álbum: Humanicomio Terráqueo.

HUMANICOMIO TERRÁQUEO

Humanicomio Terráqueo es el primer disco de Plug Plug con Antonio Olivera en los tambores. Algunos se preguntarán por qué específicamente él ingresó como nuevo baterista y no otra persona. Pues resulta que Antonio conoce a Plug Plug desde incluso antes que se formará. Antonio ha tocado con Kamilo en Pura Mer-k y con Garzo ha compartido escenario con La forma infinidad de veces. Kamilo confirma el dato contándome que “justo estaba revisando este grupo “Historia de los conciertos en el Perú” y veía que la mayoría de conciertos de Pura Mer-k han sido con Metamorphosis”. Añade que como eran las “banda raras” los ponían seguido en los horarios. Entonces las pruebas de sonido empalmaban o mientras Puramer-k subía a escenario, Metamorphosis bajaba o viceversa.

Algo que tienen en común los proyectos anteriores de los muchachos (Metamorphosis, Puramer-k y La forma) con Plug Plug es que son bandas intermitentes que se reúnen y ofrecen shows muy pocas veces al año. Garzo me confiesa que “Plug Plug puede dejar de tocar, pero no parar de hacer”: “Seguimos en actividad, pero no actividad de escenario, sino actividad cerebral”.

Kamilo afirma que es por esa razón que “no es tan raro componer o hacer cosas a distancia con Plug Plug forzados por la cuarentena, porque ya lo hacíamos antes, incluso las bases del sexto disco ya están propuestas”.

Pero ¿qué ocurre cuando una banda deja de tener actividad? Pasa muy seguido que cuando una banda se acaba o deja de tocar, empieza a ser revalorada y redescubierta por un nuevo público. Kamilo responde a esto hablándome de la metáfora del zombie: “No creo que haya un mejor de estado para una banda de rock que ser un zombie. Económicamente, en vez de generar demanda se llama el monopolio del mercadero itinerante que es lo que funciona en las giras”.

Foto por Roberth Salinas

Por su parte Antonio, que conoce de cerca este fenómeno del zombie, me comenta que cuando se anuncia un concierto muy esperado es como LA ocasión. “Un ejemplo es La Forma, hicimos solo un concierto, incluso hicimos un vídeo donde decíamos “Sí no vas, te jodiste” porque no va a haber otra opción, es una historia que ya se cerró. Ese(Vivo x el rock 2019) fue el último concierto de La Forma” confirma Antonio.

Pasando el tema de los zombies conversamos sobre este nuevo disco, hablamos de cómo a pesar de contar con un nuevo integrante el equilibrio entre los 3 instrumentos sigue intacto. Garzo comenta que en este disco hay unas partes que hace con la guitarra que “están abiertas para que haya una línea de bajo que lleve el ritmo. Un ejemplo es “Dejar de ser” y en “Cero de acero”. Notas que el bajo llega y cumple otra función”.

Antonio señala que “eso es un poco lo que hace Primus”, la banda que más lo ha influenciado a la hora de componer. Es en este momento que Kamilo descubre algo que siempre ha estado presente desde la formación de Plug Plug.

Me acabo de dar cuenta que Antonio ha tenido una influencia indirecta en Plug Plug porque quién a mí me nuestra Primus es Antonio. Yo había escuchado Primus de chibolo en los 90, pero no tenía material de Primus hasta que Antonio me lo pasó. El Sailing the seas of cheese me prestó un tiempo Antonio. Mi referente para construir en Plug, incluso antes que Antonio entre a la banda, ya era bastante de Primus porque es una aproximación donde al ser un power trío el bajo debe cumplir otra función. ¡Era bastante lógico que Antonio se incorporará a la banda!” comenta entusiasmado ante este hallazgo Kamilo.

Foto por Charlotte Beja

El hecho de que haya una influencia en común en esta nueva formación plugiana pudo haber hecho que Humanicomio Terráqueo se sienta como un regreso a las raíces de la banda. Garzo dice que “todo lo que ha salido en Humanicomio Terráqueo es como un nuevo comienzo y vamos a ver hacia donde apunta“.

Por otro lado, Antonio, quien tuvo que pasar por el proceso de sacar las canciones anteriores y aprender el aporte de Sandro en las baterías, relata su punto de vista sobre el método de composición:

Cuando empezamos a crear Humanicomio Terráqueo trato de mantener esta línea(de la percusión) para no alejarme del común denominador de las baterías de la banda, pero también empiezo a meter mi estilo. Mi objetivo como baterista para lo que venga no es necesariamente seguir esa línea, con un respeto a las baterías de canciones anteriores, sino mantener lo que yo entiendo como Plug Plug en la batería, pero siendo 100% yo”.

Garzo y Kamilo al escuchar a Antonio confiesan estar entusiasmados por saber qué es lo vendrá en los próximos temas que crearán.

Hemos dejado en claro que podemos seguir sonando con las mismas cualidades que siempre hemos tenido como banda y por las cuales nos hemos ganado algún lugar en el cariño de la gente. Satisfacemos eso, dejamos un sello, pero eso no significa que luego no podamos crear una cosa completamente nueva” sentencia Kamilo.

Huananicomio Terráqueo resume la historia plugiana, una historia que no solo ha permitido ser plasmada en 5 producciones, sino en las relaciones que formaron. El power trio resalta de este gran lista de seres cercanos a La Mula de Antirudo Records, que reeditó casi toda su discografía, a Jano de El Anexxxo, que apoya con los polos y a El Lobo de Pasaje 18, que le ha hecho dos videoclips a la banda.

Garzo al recordar a los grandes amigos que ha hecho gracias a Plug Plug me vuelve a formular una pregunta:“Así como la música que llega a tus oídos, ¿las personas que llegan a tu vida también es suerte? ¿cómo será, no?”

Te invitamos a escuchar “Humanicomio Terráqueo” de Plug Plug a continuación:

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO