Glo Herrera y su travesía como artista emergente

gloherrera6

En algún momento pensó que estaba destinada al fracaso. Hoy, Gloria Herrera (26) se encuentra en pleno debut en la escena musical chilena con 1.092 oyentes mensuales en Spotify y un poco más de cinco mil seguidores en Instagram.

También se encuentra en lo que parece ser su habitación, sentada frente a una cámara y una pared blanca tras ella. Viste de negro, argollas doradas grandes, y una larga trenza. Hace no mucho, en el verano, se encontraba trabajando en el Bar Loreto. Tras el estallido social su camino artístico se vio obstaculizado, pero no la detuvo. No siempre fue así, su timidez muchas veces resultó en estrés y llanto. Finalmente logró sacar a luz su voz. Ha sido un largo viaje para Glo Herrera.

Sobre cómo se originó todo solo recuerda haber tenido 10 años y pedir reiteradas veces una guitarra, hasta que sus padres se la obsequiaron. Desde entonces nunca dejó de tocar. Mientras participaba en el taller de música de su colegio, su profesor notó su voz y la animó a cantar.

En su adolescencia comenzó a trabajar canciones pertenecientes a la bossa nova, género que había escuchado desde pequeña en su hogar, y que es el favorito de su madre y su tía. “Yo pensé: o la odio de grande o la amo, y la amé. Me cautivó. Significó mucho en mi proceso de tocar en guitarra. Fue un gran paso porque solo tocaba a mi banda favorita (The Cranberries), abrió para mí la manera de hacer canciones. Me rayé en su momento”.

Pese a que se enfocó en componer, paralelamente estudió secretariado, hizo su práctica profesional y empezó un -breve- periodo laboral en un Mall: renunció e ingresó a la universidad para estudiar música, en 2013, aunque solo estuvo un año. “Sentí que eran solo cosas técnicas, yo quería tocar y no hacía eso. Me aburrí y lo dejé. Ahí comencé a tocar más, pero sabía de nada. Era bien hippie todo, no tenía a alguien que me ayudara”.

Esperaba que llegara una persona que la descubriera, confiesa. “Yo sabía que era buena y que no estaba jugando, pero no sabía mucho entonces era difícil avanzar. Eso me frustraba y con mi timidez era peor”. Lo que sí sabe es que ser a prueba de balas es un requerimiento en el área musical. “Ahora veo que estaba muy lejos de lo que realmente es dedicarse a ser artista. Es mucha pega, y si hubiese seguido así, estaría estancada”.

EP “Glo Herrera”

Su travesía en la música comenzó con “Glo Herrera” lanzado en 2017. El disco, de producción rápida y extremadamente casera, fue grabado sólo en una noche con elementos simples: su voz, una guitarra y un amigo registrándolo todo desde su propia casa. A la distancia, dice, que esa primera aventura no refleja exactamente lo que ella quería ser como artista.

A mediados del año pasado decidió que lanzaría un primer single que llevaba trabajando un tiempo, y de pronto, una suerte de ángel llegó. Javiera Weldt (diseñadora industrial y productora de arte) se acercó a la barra y Gloria se atrevió: le contó sus ideas y le pidió que fuese su manager. “Ella me apoya en todo, se expresa bien, nada le da vergüenza, nada se le olvida. Es bacán”.

Así mismo, la joven cantante chilena emergente habla con emoción de quienes ella llama su equipo. “He podido conocer y tener confianza con quienes trabajo, ellos me dan libertad y he ido aprendiendo”.

“No dañarnos”, es la canción con la que sonó por primera vez en sociedad. Ese día su carrera musical rendía la prueba oficial y el tráfico no la dejaba avanzar. Cuando finalmente llegó a “Sofá”, un Centro Cultural en calle Santa Isabel, el público ya se estaba acomodando en sus asientos. Mientras estaba estancada y, entre semáforos, se preparó y maquilló dentro del auto. Fue su primera señal de éxito.

“No es suficiente”: trabajando con Bronko Yotte

Una nueva oportunidad se presentó a principios de marzo cuando fue invitada a presentarse en el centro cultural Matucana 100. Armó una banda y Seba Morales (diseñador independiente) la ayudó con la iluminación. Todo iba bien hasta que el país se vio complicado ante la contingencia sanitaria. “Cancelamos la producción del videoclip, podemos hacerlo después. Lo más importante es cantar”.

En aquella ocasión también se hizo presente el profesor y músico, Bronko Yotte. Él se acercó a la barra, y le dijo lo mucho que le había gustado el EP. Consideraron trabajar juntos y ella recordó la canción. Había pasado un año desde su creación y Gloria no encontraba la manera de terminarla hasta que lo vio en vivo. Se atrevió, se la mostró y él aceptó.

Juntos, recientemente estrenaron “No es Suficiente”, en donde se cuestiona el poder del amor, con una base de soul, y tintes de rap correspondientes a Yotte. A pesar de que la colaboración debió ser a distancia, funcionó. “Era otro tipo de rap, y eso me gustó mucho… Siento que tenemos muchas cosas en común con el Bronko, no sabría definir exactamente qué, pero hubo confianza y sentí que podía pedirle estar en la canción”.

Escucha la colaboración aquí:

Comentarios

CONTENIDO RELACIONADO